eldiario.es

9

Clavijo sostiene que presionar a la Fiscalía para que emita un informe sobre el caso Grúas es usar su “legítima defensa”

El presidente del Gobierno de Canarias considera que el aforamiento le ha perjudicado porque le ha impedido “abrir la boca” durante “casi dos años”

- PUBLICIDAD -
El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, durante un pleno del Parlamento regional.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, durante un pleno del Parlamento regional. EFE/Cristóbal García

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, sostiene que presionar al Ministerio Fiscal para que emitiera el informe sobre el caso Grúas es usar su “legítima defensa” y en ningún momento ha cuestionado “las decisiones judiciales”.

“Yo lo que he hecho es ejercer mi derecho legítimo a la defensa: presentar un escrito en el juzgado donde se pone de manifiesto una serie de circunstancias absolutamente anómalas y calificarlas. Tanto es así que todavía no tengo el informe sobre el fondo del asunto de la Fiscalía, casi tres meses después” ha explicado Clavijo durante sus respuestas en relación a dos preguntas realizadas por Román Rodríguez (Nueva Canarias) y Dolores Corujo (PSOE) en el Parlamento de Canarias.

Clavijo se refiere a dos escritos que presentó ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias “donde pongo de manifiesto unos retrasos totalmente inexplicables de la Fiscalía” y, además, pide el sobreseimiento del caso Grúas. “Y eso no es poner en tela de juicio el papel de la judicatura, no lo ha hecho el consejero (José Miguel Barragán) ni el presidente, sino un ciudadano y el secretario general de un partido político”. 

Tanto Rodríguez como Corujo han recriminado a Clavijo que acusara a la Fiscalía de retrasar de manera maliciosa o intencionada su informe en relación al caso Grúas. La portavoz socialista ha ido un paso más allá pidiendo la dimisión del consejero de Justicia, José Miguel Barragán, tras las acusaciones de que detrás de esa lentitud -“la justicia es lenta para todos”, ha reitera Corujo- haya estado “la mano negra del Gobierno de España”. Por ello, considera injusto que Clavijo critique la actuación de la justicia cuando le afecta personalmente, pues ya “bastante privilegio” ha tenido con el aforamiento del que gozaba antes de la publicación en el BOE del nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias.

“No considero que el aforamiento haya sido un privilegio, todo lo contrario. En este proceso lo que ha hecho es perjudicarme, porque llevamos casi dos años en los que no he podido ni abrir la boca por responsabilidad en mis funciones. Y he abierto la boca cuando el Estatuto definitivamente se ha aprobado, cuando no hay ningún tipo de duda. Ahora es cuando, precisamente en mi legítima defensa, tengo que poner de manifiesto unas circunstancias que consideramos que no son las adecuadas y que han dilatado inexplicablemente este proceso”, ha afirmado Clavijo.

Desde Nueva Canarias, Rodríguez achacó a Clavijo la utilización de “su posición institucional para favorecer un proceso judicial de orden personal y particular”, algo que el presidente del Ejecutivo regional justifica porque “no podemos separar, porque no sé hacerlo, mi condición de presidente con la de ciudadano normal y corriente que está siendo objeto de una denuncia política con un objetivo claro, que es el de desprestigiar mi imagen y bajar las expectativas electorales de mi partido político”.

La portavoz socialista también ha ironizado sobre "la pareja de justicieros" que hacen Clavijo y Barragán, quienes salen "en comandita", como si fuesen Batman y Robin o el Quijote y Sancho Panza, "golpeando a los gigantes" y acusando a la Fiscalía de un retraso intencionado, lo que refleja, en su opinión, "una prisa indecente".

A juicio de Clavijo, esta comparación, aunque pueda parecerle "jocosa" a la diputada del PSOE, "es desagradable y de mal gusto" y "no viene al caso". Además, ha señalado que
 "en esta sesión de control se está controlando al Gobierno de Canarias, no a las actuaciones derivadas de mi actuación como alcalde en La Laguna". Por otro lado, considera que, de no haber sido presidente del Ejecutivo regional durante esta legislatura, "es evidente" que ni Nueva Canarias ni Podemos habrían "presentado la denuncia" por las posibles irregularidades en la gestión del servicio municipal de grúas de la ciudad tinerfeña durante su etapa como concejal y alcalde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha