eldiario.es

Menú

Emalsa anuncia que cambiará 2.688 membranas de desalación antes de julio

ASEGURA QUE EL AGUA ''NO HA SUFRIDO NINGÚN EMPEORAMIENTO''

- PUBLICIDAD -

La empresa gestora del ciclo integral del agua en Las Palmas de Gran Canaria, Emalsa, anunció hoy que cambiará un total de 2.688 membranas de desalación antes de julio tras detectarse un exceso de boro en el agua de consumo humano en la capital. No obstante, señala que la calidad del agua distribuida "no ha sufrido ningún empeoramiento".

"Todo lo contrario, los resultados analíticos indican una mejora en los índices de calidad, como se evidencia en la progresiva disminución de las quejas de los clientes de Emalsa relacionadas con la calidad del agua", según señala la empresa en un comunicado, en el que, en todo caso, se "suma" a la movilización de la sociedad en defensa del agua de calidad de la ciudad tras el anuncio oficial de la existencia de un exceso de boro en el agua de abasto.

Asegura que comprende las críticas que ha recibido aunque señala que la empresa "ha cumplido estrictamente la legislación, que obliga a notificar a los órganos supervisores". "En absoluto se cuestiona la Ley", señala la compañía, que recalca que se "limita a cumplirla de manera estricta como no puede ser de otra forma".

Desde este mes

De este modo, Emalsa anuncia que ha encargado a "los fabricantes de alta solvencia científica y técnica la adquisición de nuevas membranas de desalación de alto rechazo al boro". Dichas operaciones de renovación de membranas se llevarán a cabo "en aquellos bastidores que requieran actuaciones de mejora de su eficiencia tecnológica" y se ha iniciado "este mismo mes de abril".

En este sentido, vaticina que a finales de abril se implantarán 324 nuevas membranas; a partir de la segunda quincena de mayo tiene previsto la llegada a la capital de 720 membranas adicionales, que serán instaladas; además, antes del Día de Canarias, serán inspeccionadas para su posterior colocación 660 membranas.

Durante los primeros días de junio, Emalsa iniciará la fase de implantación de 240 membranas. Antes que concluya el referido mes, se instalarán las últimas 744 unidades.

Respecto a por qué no se hacen estas acciones antes, Emalsa afirma que "como todo producto que se demanda, primero hay que pedirlo. Ese 50 por ciento del trabajo ya está hecho", de tal modo que "ahora la empresa está pendiente de su llegada, que requiere, por ejemplo, del transporte hasta Las Palmas de Gran Canaria".

Recurrir al estocaje

Asimismo, señala que en algunos casos hay proveedores que almacenan membranas para "situaciones de crisis". De hecho, manifiesta que "de ese estocaje se va a abastecer Emalsa".

Emalsa afirma que desde 2006 está ejecutando una estrategia de adecuación de la tecnología de tratamiento con la instalación de membranas de alto rechazo al boro. "Gracias a ello y desde entonces, la concentración de boro en el agua distribuida ha ido disminuyendo, situándose hoy en día, todavía, ligeramente por encima del límite establecido por la nueva legislación sanitaria", añade.

La restricción establecida se mantendrá hasta que se subsane la alteración y la Administración Sanitaria Autonómica proceda al levantamiento de la misma.

Igualmente, Emalsa recuerda que ha habilitado desde este lunes una línea de coste cero, un teléfono de información gratuita, que es el 900 812 636. Se trata de una medida para asistir a los ciudadanos de Arenales, Guanarteme, La Minilla, Santa Catalina, Las Canteras, La Isleta, Puerto de La Luz, Tafira, Montañeta, Los Hoyos, Marzagán, Vegueta, San Cristóbal, El Batán, San Roque, Triana y Miller, a los que se restringe el uso del agua de consumo humano a la limpieza y la higiene personal. Igualmente, informa en www.emalsa.es.

Contactos en marcha

Directivos de Emalsa, siguiendo la agenda de Jesús Blanco, director general desde el pasado mes de noviembre, han mantenido contactos preliminares y conversaciones con líderes sociales y organizaciones ciudadanas "en su interés por ser una empresa de aguas rigurosa y explicar de manera nítida cuál es la situación de la concentración de boro en el agua distribuida", añade la nota.

Asimismo, Emalsa insiste en que está culminando el plan de trabajo que permitirá tener solventada está situación en un plazo inferior a 90 días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha