eldiario.es

Menú

La Fiscalía denuncia obras portuarias en Santa Cruz

PARA LA AMPLIACIÓN DEL MUELLE DE EL BUFADERO

Sí se Puede ya denunció los trabajos por considerar que "se habían ignorado" los riesgos para la población de María Jiménez.

- PUBLICIDAD -

La Fiscalía de Medio Ambiente ha denunciado a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife por un presunto delito contra la ordenación del territorio por las obras de ampliación del muelle de El Bufadero, a la altura del barranco del mismo nombre, en el litoral de Santa Cruz de Tenerife. La denuncia fue presentada el pasado 14 de abril en el Juzgado Instrucción número 1 de la capital tinerfeña.

Según expone en un comunicado Sí se Puede, la denuncia de la Fiscalía es consecuencia de otra remitida por el comité local de esta formación en Santa Cruz al citado órgano judicial. En ella, el abogado y candidato de esta organización política a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila, fundamentó todas las irregularidades supuestamente cometidas durante la fase de redacción proyecto de la obra, en la que "se ignoraron conscientemente los riesgos relativos a la seguridad de las personas" en caso de crecida del barranco de El Bufadero, que desemboca en la zona del muelle.

En concreto, Sí se puede denunció a la Autoridad Portuaria y al Consejo Insular de Aguas de Tenerife puesto que, a su juicio, este último organismo debió haberse pronunciado sobre la viabilidad técnica del proyecto, fundamentalmente en lo que se refiere a las repercusiones que los elementos previstos para la retención de acarreos y materiales podrían ocasionar en el barrio de María Jiménez en momentos de lluvias intensas.

Para esta formación, estos acarreos, al no ser evacuados de forma natural, quedarían depositados en los tramos finales del cauce, a la altura de la zona residencial de María Jiménez, lo que "causaría un grave riesgo de inundación en caso de una crecida importante", afirman.

De hecho, aseveran que eso fue precisamente lo que ocurrió el pasado 1 de febrero de 2010, con la obra ya concluida. Aquel día se produjeron fuertes precipitaciones, aunque muy por debajo de las máximas registradas en esta zona, y el barranco de El Bufadero se desbordó, lo que ocasionó graves pérdidas materiales, inundaciones en garajes y, además, un "notable peligro para los residentes".

A pesar de estas circunstancias, que "tenían necesariamente que ser conocidas por el Consejo Insular de Aguas", Sí se Puede añade que en los documentos del expediente administrativo "se ocultaron, de manera consciente, las repercusiones que tales obras tendrían en el proceso natural de desagüe del barranco", indica Arcila en la denuncia.

El candidato añade que en documentos anexos al proyecto técnico se analizan estas repercusiones pero, "sorprendentemente, sólo en lo que puedan afectar a la obra portuaria proyectada, obviando deliberadamente las afecciones que la citada obra ocasionaría aguas arriba" o, lo que es, a su juicio, más grave, propone soluciones para evitar la afección de los acarreos en la obra portuaria "en perjuicio de la seguridad de la zona residencial cercana".

La cuenca de El Bufadero se caracteriza por una potente acción erosiva y un caudal muy importante, de hasta 237 metros cúbicos por segundo, tal y como se ha demostrado en diversos sucesos meteorológicos adversos, por lo que se considera una zona de alto riesgo. El caudal del río Tajo en meses de lluvia es de 350 metros cúbicos por segundo, lo que da una idea de la importancia de las avenidas en el barranco de El Bufadero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha