eldiario.es

9

El Parlamento pide al Gobierno canario que se aproveche la comida sobrante de comedores escolares

Siempre que cuente con garantías sanitarias para distribuirlo entre familias necesitadas.

La iniciativa planteada fue registrada en mayo de 2013 por el diputado nacionalista Nicolás Gutiérrez.

- PUBLICIDAD -
El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, durante su comparecencia . EFE/Ramón de la Rocha

El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, durante su comparecencia . EFE/Ramón de la Rocha

El Parlamento de Canarias ha instado este martes al Gobierno autonómico a que se establezca un sistema que permita aprovechar la comida no utilizada en los comedores escolares siempre que cuente con garantías sanitarias para distribuirlo entre familias necesitadas.

En la proposición no de ley, que fue planteada por el grupo nacionalista y apoyada por unanimidad, se emplaza al ejecutivo a que estudie "de forma urgente" una alternativa para aprovechar la comida, si bien la cámara ha tardado once meses en llegar a debatir la propuesta desde que fue registrada.

El Parlamento propone que la comida no utilizada pueda emplearse por parte de las familias del centro escolar que lo necesiten o bien que pueda ser distribuida a través de los servicios municipales o de organizaciones no gubernamentales.

La iniciativa planteada fue registrada en mayo de 2013 por el diputado nacionalista Nicolás Gutiérrez, a instancias de la Asociación de Madres y Padres La Tarabilla, del CEO Puerto Cabras, en Puerto del Rosario.

La preocupación por los problemas de alimentación de alumnos y familias en el colegio era compartida por profesores y personal del centro, por lo que se les ocurrió revisar la gestión de las comidas de los comedores escolares.

"Diariamente nos encontramos con que crecen los casos de alumnos mal alimentados por falta de recursos familiares y, sin embargo, vemos cómo se tiran a la basura muchas comidas que no han sido aprovechadas en el comedor escolar", escribieron los padres y madres al diputado nacionalista en una carta.

Consideraban que mucha de esa comida podía envasarse y aprovecharse para la cena de los alumnos, en lugar de tirarla a la basura.

Esta propuesta "tiene un fundamento solidario de mucho calado social", dijo Nicolás Gutiérrez, pero señaló que la normativa que regula los comedores escolares prohíbe que la comida pueda ser distribuida o consumida fuera de esas dependencias por razones sanitarias.

El diputado, con el apoyo de todos los grupos, propuso que las consejerías de Educación y de Sanidad, estudien de forma urgente cambiar esa normativa.

La diputada de Nueva Canarias Carmen Hernández apoyó la propuesta, si bien puso de manifiesto que su mero planteamiento es un reconocimiento del fracaso de las políticas sociales del Gobierno de Canarias, al que instó a intensificar los planes de empleo social y a extender la Prestación Canaria de Inserción para atajar la pobreza.

Maribel Oñate, del grupo Popular, también mostró su respaldo a la propuesta, aunque consideró que se debe actuar con sensibilidad y discreción para no estigmatizar a los niños que se lleven a casa la comida.

Emilio Mayoral, del PSOE, apoyó "con reservas" la propuesta, y subrayó que la Consejería de Educación se ha esforzado en extender el uso de los comedores escolares y en facilitar desayunos en los colegios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha