eldiario.es

Menú

Paulino Rivero prevé una situación de debilidad de Canarias tras las próximas elecciones generales

El expresidente canario cree que los próximos gobiernos estarán conformados por pactos entre dos partidos, no siendo necesarios las formaciones nacionalistas

- PUBLICIDAD -
El expresidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero (CC)

El expresidente del Gobierno de Canarias Paulino Rivero (CC) EFE/Elvira Urquijo A.

El expresidente de Canarias Paulino Rivero ha vaticinado este lunes que el Archipiélago estará en "situación de debilidad" en el contexto de la política española tras las próximas elecciones generales porque "la capacidad de influencia de los partidos territoriales va a ser menor o nula".

Rivero ha recordado que la mayoría de las encuestas pronostican un nuevo escenario en el que cuatro partidos de ámbito estatal tendrán un mínimo del 18% de los votos, lo que va a exigir a dos de ellos ponerse de acuerdo para formar Gobierno, poniendo fin al modelo vigente casi desde la Transición.

El expresidente ha enfatizado que tanto UCD, como después el PSOE como ahora el PP han buscado apoyo para sus ejecutivos en partidos de ámbito territorial, cuando no han tenido mayoría absoluta, lo que ha beneficiado al nacionalismo vasco, al catalán y también al canario.

Y cambiar ese esquema puede resultar "preocupante" para Canarias, sobre todo si su sociedad no interioriza su realidad diferente y no logra dos cosas: que los partidos nacionalistas se "canaricen" aún más, y piensen más en el conjunto del Archipiélago que en islas concretas, y que los partidos estatales se doten de estructuras en las Islas que asuman como propias las singularidades de esta comunidad.

Rivero ha ofrecido este lunes en el foro que organiza el diario Canarias 7 la conferencia Repensar Canarias: Mirando al futuro, en la que ha valorado los avances que se han logrado en los últimos años en las Cortes Generales, como el aumento de las subvenciones al transporte para los isleños o los cambios del Régimen Económico y Fiscal, pero ha sostenido que han sido fruto de "la necesidad de los votos" de diputados nacionalistas.

Puesto que mejoras como esas u otras que se han producido también, por ejemplo, en materia de ayudas al transporte, han sido aprobadas con presidentes del Gobierno del PP o del PSOE pero siempre en etapas en que no han tenido mayoría absoluta y han tenido que recurrir a acuerdos con nacionalistas canarios a cambio de su apoyo para que salieran adelante los proyectos del Ejecutivo, ha dicho.

Y, como prueba de ello, ha aludido al hecho de que el reciente incremento de la ayuda a los billetes aéreos entre islas hasta el 75% de su coste ha sido aprobado bajo la presidencia del popular Mariano Rajoy, pero porque accedió a esa subida al serle impuesta como condición para votar a favor de su proyecto de presupuesto estatal de 2017 por "el diputado 176", el último que le faltaba, que resultó ser Pedro Quevedo, de Nueva Canarias.

Paulino Rivero ha citado ese caso como ejemplo de que cuando el Archipiélago tiene una demanda, "si no hay alguien que lo coloque allí, no logramos que un partido estatal la apoye, de ninguna manera", ya que solo "lo hacen por necesidad".

El expresidente ha aludido a las mejoras para las Islas conseguidas en el Congreso durante la legislatura actual repartiendo méritos entre Pedro Quevedo, de NC, y Ana Oramas, de CC, a los que se ha referido como "los diputados 175 y 176", para enfatizar el valor decisivo que sus votos han tenido para el PP para sacar adelante los presupuestos.

El expresidente regional ha equiparado la valía de ambos, de hecho, al alabar otros avances como la separación de los beneficios del REF del sistema de financiación autonómica sin entrar a adjudicarlos, en concreto, a uno u otra, sino valorando genéricamente lo conseguido, según ha subrayado, por "dos diputados canarios, solo dos, en una posición estratégica".

Desde esas afirmaciones ha insistido, además, en su planteamiento de que, cuando se pide algo desde las Islas, "todas las cosas son razonables si hay necesidad de los votos. Si no son necesarios, no".

Algo que quedó patente en la legislatura 2011-2015, en la que, cuando Mariano Rajoy fue presidente con mayoría absoluta del PP, "el Gobierno le dio la espalda a Canarias", que pasó "el peor momento de su historia" en lo referente a su relación con el Estado, según Rivero.

El expresidente ha reiterado que en el Archipiélago "se avecina una etapa de abandono del Estado".

Por ello, ha instado a que "los dos diputados canarios hagan valer su magnífica posición" para pactar mejoras pendientes para las Islas a cambio de su apoyo a los presupuestos que le quedan por aprobar al actual Ejecutivo de Rajoy, al tiempo que ha abogado por potenciar la "canarización" de toda la sociedad y de las fuerzas políticas, sean nacionalistas o no, para promover que defiendan los intereses de sus paisanos.

Porque, si bien en otras comunidades con fuerzas nacionalistas, como Cataluña o País Vasco, "el conjunto de la sociedad tiene muy clara la defensa de sus intereses" al margen de su ideología o de que milite en partidos estatales, "en Canarias eso no lo tenemos asumido", lo cual conlleva "una situación de debilidad", ha sentenciado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha