eldiario.es

Menú

Soria evita debatir sobre su reprobación en la Cámara

EL PSC LO ACUSA DE ''HUIR'', MIENTRAS ÉL DICE QUE LA MOCIÓN NO SE AJUSTA AL REGLAMENTO

- PUBLICIDAD -

El vicepresidente del Gobierno canario, José Manuel Soria (PP), se negó este jueves a debatir en el pleno de la Cámara la moción para su reprobación anunciada por el grupo Socialista. El portavoz del PSC en el Parlamento de Canarias, Santiago Pérez, acusó a Soria "huir" del debate.

Por su parte, el también consejero de Economía y Hacienda calificó de "espectáculo bochornoso e innecesario" la moción de reprobación, pero adujo que ha demostrado que no se ajusta al reglamento del Parlamento de Canarias.

En lugar de debatir sobre su comportamiento político y su imputación penal, Soria se ha dedicado a decirle a la Mesa del Parlamento cómo tiene que aplicar el reglamento de la Cámara para que rechace la admisión a trámite de su recusación, dijo Pérez a los periodistas.

Soria argumentó que la reprobación no se ajusta al reglamento porque se ha planteado a través de una moción, que necesariamente tiene que estar relacionada con la interpelación previa, la cual no estaba vinculada con su desempeño político sino con la política del Gobierno canario con los cabildos.

Santiago Pérez dijo en cambio que la moción es la única fórmula parlamentaria que ha autorizado la Mesa de la Cámara para que el PSOE pueda reprobar al vicepresidente del Gobierno canario.

El portavoz socialista recordó que la Mesa del Parlamento ya impidió a su grupo la posibilidad de reprobarlo mediante una proposición no de ley e indicó a su grupo que la vía reglamentaria era una moción.

El portavoz socialista acusó a Soria de huir del debate y refugiarse en "un truco reglamentario", además de intentar forzar a la Mesa del Parlamento a que no admita su reprobación.

"Si esta estratagema que Soria ha cantado prosperara, resultaría que en el Parlamento de Canarias no habría ninguna vía para reprobar" a un miembro del Gobierno, dijo Pérez.

Para el portavoz socialista, Soria "se ha puesto fuera del sistema cada vez más y en esa situación no puede ejercer funciones directivas en un Estado de Derecho".

"Ha estado varios meses retándonos y ahora que tiene la oportunidad de defenderse ha huido", dijo Pérez.

Confió en la congruencia de la Mesa del Parlamento y que esta admita que el camino de la reprobación es la moción.

Ha sido un espectáculo "bochornoso e ineccesario", según Soria

Por su lado, el vicepresidente regional calificó de "espectáculo bochornoso e innecesario" la moción de reprobación anunciada este jueves contra él por el PSOE, pero adujo que ha demostrado que no se ajusta al reglamento del Parlamento de Canarias.

En declaraciones a los periodistas, Soria (PP) insistió, como hizo en el pleno, en que una moción tiene que estar relacionada con el contenido de la interpelación previa planteada, y la interpelación del PSOE se refería a la financiación de los cabildos, no a su reprobación.

El portavoz socialista, Santiago Pérez, "va de intelectual por la vida y plantea una reprobación que no está relacionada con la interpelación", dijo Soria, quien en el salón de plenos incluso vio "una sonrisa amplia y generosa" en los letrados de la Cámara.

"Si la Mesa del Parlamento decide otra cosa" y admite a trámite la moción para su reprobación "es su decisión", dijo Soria, quien no quiso pronunciarse sobre la declaración judicial que prestará este viernes como imputado por cohecho en el caso Salmón.

"Lo que sí diré en el lugar adecuado y momento adecuado es la opinión que tengo de los mandos policiales que están ordenando hacer informes inveraces y sin fundamento sobre mi persona para hacer el juego a un medio de comunicación próximo al PSOE cuyo director es el denunciante y que es un delincuente", ya que ha sido condenado por calumnias por los tribunales, dijo en referencia a CANARIAS AHORA y a su director, Carlos Sosa.

El denunciante del caso salmón fue condenado en 2006 a una multa de 21.000 euros por un delito de calumnias. La condena respondió a lo publicado acerca de la compra de la vieja fábrica de tabacos de La Favorita por 12 millones de euros cuando se ofertaba en el mercado por cinco. [ Lea los pormenores del caso de La Favorita en el blog Exceptio Veritatis, de Carlos Sosa]

El vicepresidente canario señaló que el intento de reprobarlo demuestra la desorientación del PSOE, que "no sabe lo que quiere ni adónde va", que "está arrinconando a los mejores y se ha convertido en un reducto extremista radical y fundamentalista".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha