eldiario.es

9

Las ayudas de emergencia social de Santa Brígida, en el aire por el rechazo de la oposición a un cambio presupuestario

La propuesta del equipo de gobierno en minoría decae y obliga al cierre del teatro municipal

- PUBLICIDAD -
Pleno del Ayuntamiento de Santa Brígida.

Pleno del Ayuntamiento de Santa Brígida.

El rechazo de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Brígida (Partido Popular, Cambio por Sataute, Unidos por Gran Canaria, Coalición Centro Democrático y una edil no adscrita) a una modificación presupuestaria por importe de 616.689 euros ha dejado en el aire, entre otras partidas, las ayudas de emergencia social que la corporación local destina a sufragar alimentos y las facturas de luz y agua de las familias más vulnerables del municipio, así como los planes de empleo.

La propuesta presentada por el grupo de gobierno en minoría, formado por ANDO Sataute, el PSOE y Nueva Canarias, fue tumbada y sólo recabó el apoyo de Ciudadanos y un concejal no adscrito. Ocho votos a favor y nueve en contra. La oposición ha sustentado su posición en un informe del interventor en el que expresaba su disconformidad con que se destinaran partidas sobrantes o remanentes para hacer frente a este tipo de necesidades. Sin embargo, según el gobierno municipal, el alto funcionario expresó estas disconformidades sin reparos a la modificación, por lo que decidieron continuar con su tramitación en el pleno.

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, este rechazo obliga al cierre del teatro municipal, ya que en la modificación presupuestaria se contemplaban partidas para actividades culturales y convenios cofinanciados con el Cabildo como el circuito de música o el de artes escénicas, y con otras entidades como el festival de Jazz Heineken, Fábrica Fest, Enhumórate, Festival de Títeres o Festival Vintaje.

El resultado de esta votación también afecta a la dotación de materiales, la reparación de vehículos policiales y de Protección Civil, la impermeabilización de la cubierta del edificio del Ayuntamiento, la compra de material para asfaltar, la reparación de los parques infantiles, la compra de material para el cementerio, la reparación y mantenimiento de colegios, las subvenciones a las asociaciones para las fiestas, la reposición de equipamientos deportivos o el pago del canon de residuos.

La modificación presupuestaria preveía además fondos para la conservación de los locales sociales y las actividades en los barrios, el Plan de Salud Local, actuaciones sobre plagas y animales callejeros, así como la recuperación de áreas que fueron desmanteladas durante el mandato de Lucas Bravo de Laguna, entre 2007 y 2011, como Igualdad, Solidaridad y Sanidad, entre ellas el equipo de atención a la Violencia de Género.

El Ayuntamiento recuerda que en pleno del pasado miércoles propuso tres modificaciones presupuestarias “necesarias” para poder destinar partidas sobrantes o remanentes entre las distintas partidas presupuestarias, “máxime cuando el presupuesto municipal está prorrogado desde 2014 a causa de la situación judicial que sufre el Ayuntamiento desde que hace más de una década se iniciaran los pleitos judiciales por la obra inacabada del centro comercial”.

Una de esas modificaciones, la de cuantía más elevada (616.689,48 euros), que pretendía “trasladar la partida de amortizaciones de préstamos existente en el presupuesto de 2014 pero que ya no adeuda el municipio al no tener ningún crédito pendiente de pago”, contó con la disconformidad del interventor.

El alcalde de la villa, José Armengol, recalcó en el pleno que se trataba de una disconformidad sin reparo, mientras que el concejal de Ciudadanos, Juan José Pons, comentó que había votado a favor porque los mismos argumentos esgrimidos en las tres modificaciones habían dado lugar a que dos fueran conformes y una disconforme por parte de la Intervención Municipal, lo que consideró que no era coherente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha