eldiario.es

Menú

''No hace falta licencia para obras entre instituciones''

DIMAS MARTÍN DECLARA POR EL CASO DE LOS BAÑOS

El líder histórico del PIL asegura que las obras en Los Dolores no dañaron la colada volcánica y se ajustaron a lo que dijeron los técnicos.

- PUBLICIDAD -

El líder histórico del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) y ex presidente del Cabildo de Lanzarote, Dimas Martín, declaró este jueves como imputado ante el Juzgado de lo penal número 1 de Arrecife durante la primera jornada del conocido como juicio de los baños de Los Dolores.

Junto a Dimas Martín, declararon Sergio Machín y José Manuel Fiestas.

Junto a Dimas Martín, declararon Sergio Machín y José Manuel Fiestas.

Martín, que ya acumula cuatro condenas, se enfrenta a una petición de dos años de prisión por la construcción de esos baños en 2003, cuando era presidente del Cabildo, por un delito de daños contra el Patrimonio Histórico y diez años de inhabilitación para cargo público por prevaricación. La Fiscalía también pide un año y nueve meses de prisión y siete años de inhabilitación para el entonces consejero de obras públicas, Sergio Machín, y para el otro acusado, José Manuel Fiestas, ingeniero jefe de la oficina técnica.

La Fiscalía considera que se destruyó parcialmente un bien de interés cultural (la colada de lava volcánica junto a la ermita de Los Dolores en Mancha Blanca) para construir esos baños y que "no se recabó la pertinente, preceptiva y vinculante aprobación de la Comisión Insular de Patrimonio" ni se obtuvo la calificación territorial exigida por ser suelo rústico de protección territorial.

El juicio comenzó con una hora y media de retraso por indisposición del juez titular y finalmente celebró la vista la titular del Juzgado de lo penal número 2 de Arrecife, María Jesús Hernández Elvira. Martín cumple una condena de ocho años en la actualidad por el caso del complejo agroindustrial de Teguise aunque estos días disfruta de un de permiso y acudió al Palacio de Justicia junto a tres de sus hijos y algunos compañeros de partido y simpatizantes.

Martín señaló que tras acceder a la presidencia, a finales de junio de 2003, recibió la visita del alcalde de Tinajo, Jesús Machín (CC) y el párroco del pueblo que le solicitaron que resolviera el problema que se generaba en la tradicional romería del mes de septiembre, donde se reúnen cerca de 30.000 personas y no había baños públicos.

Según el ex presidente del Cabildo, las obras de los baños se ajustaron a lo que informaron tanto los servicios jurídicos como los técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo. Dimas Martín señaló, a preguntas del Ministerio Fiscal, que para las obras no se hizo ningún desmonte de lava volcánica y que su actuación se limitó a seguir el procedimiento que le indicaron los técnicos, en los que confía, y que posteriormente no tuvo conocimiento "en ningún momento del desarrollo de la obra".

El líder del PIL fue cuestionado por el fiscal Javier Ródenas por la razón por la que firmó una resolución el 14 de julio de 2003 en la que autorizaba la restauración del frente de lava y la posterior ejecución de los baños, y otra el 24 de julio por la que autorizaba la construcción de los baños "sin respetar lo que usted mismo autorizó", según el fiscal. Martín reiteró que se limitó a firmar lo que le presentaron los técnicos.

Dos obras

Reconoció, tras mostrársele el recorte de prensa, que hizo una visita a Mancha Blanca el 23 de julio a las obras, pero señaló, en varias ocasiones, que hay una confusión con dos obras, argumentando que la visita se producía a unas obras de drenaje, raspado y acondicionamiento de la ermita, "que se hacen todos los años y no llevan expediente".

Aseguró que en ningún momento llegó a sus manos un informe del Inspector de Patrimonio, Manuel Perdomo, en el que se decía que se estaba desmontando la colada volcánica, así como que tampoco había recibido la visita de los agentes del Seprona de la Guardia Civil, que según el fiscal, intentaron contactar con él en tres ocasiones.

Sin licencia

Según el ex presidente del Cabildo, nunca se había reunido antes de su llegada a la presidencia la Comisión Insular de Patrimonio, que era la que tenía que autorizar las obras. "Perera y Perdomo (los técnicos del área) eran los que decidían sobre el patrimonio de Lanzarote", dijo. Asimismo aseguró que no hacía falta licencia municipal porque "se ha dicho siempre que para obras entre instituciones no hace falta licencia". "En Lanzarote -alegó- hay más de cien obras hechas entre Cabildo y ayuntamientos sin licencia".

Martín se mostró bastante nervioso en muchas de sus respuestas y mostró una memoria frágil. Dijo no recordar si el pacto que cerró para gobernar en 2003 fue con PP y CC, si asumió el área de política territorial o si tenía asumidas las competencias en Patrimonio Histórico. También aseguró que, en el momento de los hechos, no sabía que existiera una Ley de Patrimonio Histórico ni que la ermita de Los Dolores fuera Bien de Interés Cultural (se declaró pocos días antes de su toma de posesión como presidente).

Machín y fiestas

Por su parte, el ex consejero de obras públicas, Sergio Machín (CC) aseguró que no tuvo relación con el expediente de la obra aunque sí asistió a una reunión en la que se barajaron varias posibilidades sobre dicha obra. El ingeniero jefe, José Manuel Fiestas, también señaló que no tuvo nada que ver con la dirección de la obra pero reconoció que comenzaron los trabajos "uno o dos días antes" de que estuvieran autorizados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha