eldiario.es

Menú

Dos magistrados recusados por Garzón juzgarán a Zerolo

JUECES DE IDEOLOGÍA CONSERVADORA

El presidente Juan Saavedra y el ponente del caso de Las Teresitas, Juan Monterde, están considerados cercanos a la derecha e incluso al Opus Dei

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS), Juan Saavedra, y el juez Julián Sánchez Meglar, que juzgarán al senador de Coalición Canaria (CC) Miguel Zerolo por el caso de Las Teresitas, fueron en su momento recusados por el exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltazar Garzón por la trama de las escuchas ilegales.

En estos momentos la Fiscalía tiene ya en sus manos el copioso expediente en el que se relatan de forma pormenorizada todos los avatares de la compraventa de la playa y, a partir de aquí, se decidirá si se archiva el caso o continúa su tramitación en el Supremo. Como ponente ha sido designado Francisco Monterde quien, al igual que Saavedra, es considerado magistrados de ideología conservadora e incluso en el caso del primero cercano al Opus Dei. De hecho, fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP y magistrado del Supremo por el sector conservador del Poder Judicial.

El diario El País apuntaba recientemente que durante la investigación del caso Gürtel en el Supremo "no se tuvieron noticias del estado de la instrucción durante largos períodos de tiempo y el secreto se llegó a prorrogar en siete ocasiones".

Saavedra también tramita en estos momentos la causa del exministro socialista José Blanco, que se ofreció voluntariamente a declarar por un supuesto delito de cohecho y tráfico de influencias. El presidente de la Sala está considerado uno de los juristas de mayor influencia en España según un ranking elaborado recientemente por el periódico El Mundo.

Del actual presidente de la sala segunda del Supremo se ha indicado que, aunque procede sectores centristas de la judicatura y parecía ideológicamente neutro, "hoy es exponente de la derecha judicial clásica. El magistrado Saavedra, con clara vocación de burócrata, ha sido crucial en la admisión de las querellas presentadas contra Garzón al decidir como presidente la formación de las salas que debían ver las querellas, entre ellas las presentadas por Manos Limpias y Falange Española".

En cuanto al ponente, Monterde, se le identifica como "ideológicamente conservador y con trayectoria profesional discreta. Es hombre cercano al Opus Dei". El tercer componente de la Sala es Julián Sánchez Meglar, quien fue también recursado en el caso de Garzón. Una vez que la Fiscalía elabore su informe y en caso de que no se decida archivar la causa se incorporarán nuevos magistrados a esta Sala.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha