eldiario.es

9

El presidente en funciones de RTVC revisará en 48 horas 1.500 folios de ofertas para adjudicar este miércoles el concurso de informativos de televisión

El pasado día 22 expiró el mandato de Santiago Negrín, que actúa en funciones y aún así adjudicará 144 millones de euros sin más decisión que la suya propia

El juez que suspendió cautelarmente el primer concurso (declarado desierto) por “órgano de contratación manifiestamente incompetente” todavía no se ha pronunciado sobre este segundo

- PUBLICIDAD -
El presidente de la Televisión Canaria, Santiago Negrín, durante la sesión de Control de Radiotelevisión Canaria celebrada en el Parlamento de Canarias. EFE/Ramón de la Rocha

Santiago Negrín. EFE/Ramón de la Rocha

El presidente en funciones de Radio Televisión Canaria (RTVC), Santiago Negrín, tendrá pocas horas para el asueto hasta las nueve de la mañana del miércoles 25 de abril. Desde este lunes hasta entonces tiene de plazo para analizar los aproximadamente 1.500 folios en los que se contiene la memoria de contenidos de las tres ofertas que se han presentado al concurso de informativos de Televisión Canaria, dotado con 144 millones de euros. Sin mesa de contratación que lo respalde y sin peritos externos que lo asesoren, la hercúlea tarea recae exclusivamente sobre sus hombros al haber elegido para esa licitación la fórmula del concurso negociado sin publicidad al que ha invitado solamente a las tres productoras que se presentaron al concurso abierto que él mismo se vio obligado a declarar desierto ante la ambigüedad de las bases que él aprobó en solitario.

Este lunes, 24 horas después de que expirara su mandato como presidente de RTVC, Negrín abrió en presencia de una letrada contratada por el ente y de los representantes de las compañías concursantes el sobre número dos, es decir, el de la memoria de contenidos propuesta por cada una de las  ofertas presentadas: Nuntium TV, Liquid Media y Videoreport Canarias (actual concesionaria). Se trata de la parte del concurso que queda al criterio más discrecional del órgano contratante (Negrín) porque, básicamente, se trata de valorar con diez puntos cómo contribuye a la cercanía y a la cohesión del territorio canario el enfoque con el que las licitadoras producirían programas como Buenos Días Canarias y los Telenoticias 1 y 2.

La puntuación que Negrín otorgue a este sobre 2 se conocerá este mismo miércoles a las nueve de la mañana, instantes antes de que el órgano de contratación (el mismo Negrín) abra el sobre 3, es decir, las ofertas económicas que han presentado los licitadores, y cómo las van a aplicar a la inversión material y tecnológica; el número de trabajadores que mantendrán, la organización de las corresponsalías, etcétera. Para valorar las ofertas económicas se aplicará una fórmula pública cuyo resultado es más objetivo que el del sobre 2, cuya puntuación está en las exclusivas manos de Negrín. Eso sí, el presidente de RTVC, constituido en órgano de contratación, tendrá que motivar cada una de las puntuaciones, a lo que estarán muy atentos los licitadores.

Una vez conocida esa puntuación y las ofertas económicas, este mismo miércoles se conocerá qué productora será la adjudicataria de este millonario concurso. Eso dará por concluida una de las fases del proceso en el que se ha embarcado el presidente de RTVC como órgano unipersonal de contratación. Porque a partir de ese momento tiene cinco días naturales para convocar al consejo rector de RTVC, constituido con junta general de la empresa Televisión Pública de Canarias, S.A., a la que habrá de solicitar un informe preceptivo pero no vinculante sobre la adjudicación. Es más que previsible que la posición de la junta general y del consejo rector continúe siendo la misma que la formulada en 2017, que viene a coincidir con la del juez titular del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Santa Cruz de Tenerife, quien tiene muy claro que cualquier contrato de más de un millón de euros y duración plurianual debe ser aprobado por el consejo rector y no por su presidente en exclusiva. Así lo fijó el magistrado en un auto de medidas cautelaras con el que llegó tarde para suspender el concurso abierto de los servicios informativos, el que Negrín declaró desierto después de que la mesa de contratación denunciara la mala calidad del pliego de condiciones.

Ese mismo magistrado está pendiente de decidir cómo actuar con este último concurso, el negociado sin publicidad que Negrín pretende dejar adjudicado este miércoles. El pasado jueves expiró el plazo para que RTVC contestara a la petición de Videoreport Canarias de suspender cautelarmente esa licitación. Todavía no ha habido pronunciamiento de su señoría, pero si aplicara el mismo criterio que aplicó con el concurso abierto, suspenderá también este otro por ser igualmente convocado por un órgano “manifiestamente incompetente”, según sus propios calificativos. Eso desataría una tormenta empresarial, política y judicial de imprevisibles consecuencias.

Santiago Negrín está en funciones desde el pasado día 22, cuando expiró el mandato que le otorgó el Parlamento de Canarias cuando fue elegido presidente de RTVC. Estar en funciones en un cargo ejecutivo como el que él ocupa supone decidir exclusivamente sobre las gestiones de funcionamiento cotidiano. En esas condiciones va a adjudicar este concurso de 144 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha