La portada de mañana
Acceder
El sueldo de los profesores de Religión que paga el Estado bate su récord
Dos años de la causa que empezó con “rumorología” y terminó buscando niñeras
OPINIÓN | 'Echar leña al fuego', por Marco Schwarzt

Arigato, Fuji: punto y seguido a 55 años de historia del primer restaurante japonés de España

Javier Suárez

0

3 de julio del 2022, fecha que va a pasar a los anales de la historia de la gastronomía grancanaria y nacional con una sensación agridulce porque el que fue primer restaurante japonés de nuestro país, Fuji, abierto en 1967 por el señor Sato, cierra las puertas en su ubicación actual. 

55 años después, Miguel Martínez y su equipo han vivido este domingo una jornada que quedará enmarcada en su memoria y en la de los comensales, casi familia, que les han acompañado. Al habla telefónica con Miguel nos cuenta que “ha sido muy emocionante. Son días difíciles de explicar porque se juntan las ilusiones con la nueva apertura que esperamos tener en agosto y la tristeza por decirle adiós a esta casa que lleva abierta 55 años y en la que yo entré hace 30.”

Ya llegará el momento de escribir en profundidad sobre lo que el Fuji ha aportado para la ciudad y como resumen voy a hacer mías las palabras que un gran amigo, Fernando González, que estuvo este domingo en ese servicio especial, me hizo llegar: “Es un día triste para mí, han sido muchos años visitándoles y siempre saliendo feliz de su local. El único consuelo es que pronto estarán en una nueva ubicación con los medios apropiados para poder crecer tanto en sala como en cocina en estos tiempos más competitivos. Eso sí, el Fuji de siempre siempre será para mí esa segunda casa donde muchos domingos he sido inmensamente feliz”. Haciendo memoria por mi parte, me doy cuenta que mi última comida en Fuji fue también en una noche que quedará para el recuerdo en compañía de la familia Darias, otros auténticos devotos de esta casa.

Ahora solo queda brindar y agradecer al señor Sato como impulsor del restaurante original y a Miguel Martínez, su propietario, cocinero y alma mater desde hace ya muchos años, todas las jornadas llenas de sabor, trabajo, esfuerzo, dedicación y respeto que han conseguido posicionar al Fuji como uno de esos templos del sabor nipón tradicional, alejado de fuegos artificiales y donde la verdad se reflejaba en cada plato. 

Que tras unos tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo decidan arriesgar y dar un paso hacia adelante para evolucionar es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos todos aquellos amantes de la gastronomía en general y de la cocina japonesa en particular. En lo que le decimos Kon’nichiwa (hola) al nuevo Fuji, despidamos con un sentido Arigato al Fuji de siempre, ese que será recordado como el primer restaurante japonés de España.

Si les apetece pueden seguirnos en Instagram, Twitter y Facebook bajo los nicks de @javiers_gastro y @porfogones.

3 de julio del 2022, fecha que va a pasar a los anales de la historia de la gastronomía grancanaria y nacional con una sensación agridulce porque el que fue primer restaurante japonés de nuestro país, Fuji, abierto en 1967 por el señor Sato, cierra las puertas en su ubicación actual. 

55 años después, Miguel Martínez y su equipo han vivido este domingo una jornada que quedará enmarcada en su memoria y en la de los comensales, casi familia, que les han acompañado. Al habla telefónica con Miguel nos cuenta que “ha sido muy emocionante. Son días difíciles de explicar porque se juntan las ilusiones con la nueva apertura que esperamos tener en agosto y la tristeza por decirle adiós a esta casa que lleva abierta 55 años y en la que yo entré hace 30.”

Ya llegará el momento de escribir en profundidad sobre lo que el Fuji ha aportado para la ciudad y como resumen voy a hacer mías las palabras que un gran amigo, Fernando González, que estuvo este domingo en ese servicio especial, me hizo llegar: “Es un día triste para mí, han sido muchos años visitándoles y siempre saliendo feliz de su local. El único consuelo es que pronto estarán en una nueva ubicación con los medios apropiados para poder crecer tanto en sala como en cocina en estos tiempos más competitivos. Eso sí, el Fuji de siempre siempre será para mí esa segunda casa donde muchos domingos he sido inmensamente feliz”. Haciendo memoria por mi parte, me doy cuenta que mi última comida en Fuji fue también en una noche que quedará para el recuerdo en compañía de la familia Darias, otros auténticos devotos de esta casa.

Ahora solo queda brindar y agradecer al señor Sato como impulsor del restaurante original y a Miguel Martínez, su propietario, cocinero y alma mater desde hace ya muchos años, todas las jornadas llenas de sabor, trabajo, esfuerzo, dedicación y respeto que han conseguido posicionar al Fuji como uno de esos templos del sabor nipón tradicional, alejado de fuegos artificiales y donde la verdad se reflejaba en cada plato. 

Que tras unos tiempos tan convulsos como los que estamos viviendo decidan arriesgar y dar un paso hacia adelante para evolucionar es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos todos aquellos amantes de la gastronomía en general y de la cocina japonesa en particular. En lo que le decimos Kon’nichiwa (hola) al nuevo Fuji, despidamos con un sentido Arigato al Fuji de siempre, ese que será recordado como el primer restaurante japonés de España.

Si les apetece pueden seguirnos en Instagram, Twitter y Facebook bajo los nicks de @javiers_gastro y @porfogones.

3 de julio del 2022, fecha que va a pasar a los anales de la historia de la gastronomía grancanaria y nacional con una sensación agridulce porque el que fue primer restaurante japonés de nuestro país, Fuji, abierto en 1967 por el señor Sato, cierra las puertas en su ubicación actual.