eldiario.es

9

Cantera de dirigentes

Del PUCC, luego MIRAC y más tarde UNI han surgido una serie de dirigentes políticos, desde Román Rodríguez a Claudina Morales o Francisco Déniz, que más tarde han desarrollado su actividad política en NC, PSOE, CC, Podemos

El conglomerado PUCC-MIRAC-UNI daba una gran relevancia al desarrollo de los movimientos sociales en todos los ámbitos

El primer periódico del PUCC fue 'El Comunista', al que siguió 'La Voz del Pueblo Canario'. Más tarde, en la segunda mitad de los ochenta, UNI editó Canarias Nación

- PUBLICIDAD -
Claudina Morales, Francisco Déniz y Román Rodríguez, antiguos integrantes de MIRAC-PUCC-UNI.

Claudina Morales, Francisco Déniz y Román Rodríguez, antiguos integrantes de MIRAC-PUCC-UNI.

Un pequeño partido de la izquierda que nació y tuvo un breve recorrido como OPI, luego fue PUCC y más tarde MIRAC, dejando finalmente de existir como UNI. Una organización nacida en pleno franquismo a la izquierda del PCE que, posteriormente, abandonó el leninismo y acabó en el espacio del nacionalismo de izquierdas. Un colectivo de hombres y mujeres presentes en numerosos movimientos sociales –feminista, ecologista, pacifista, etc.- que, más tarde, nutrió de dirigentes a distintas formaciones políticas, especialmente PSOE, Nueva Canarias y CC. Pero del que también proceden un diputado y varios consejeros y concejales de Podemos en las Islas. Otros de sus miembros dedicaron sus proyectos vitales a otros menesteres en el mundo de la educación, la cultura, la sanidad, el derecho o el periodismo. Pero aquí nos centraremos, fundamentalmente, en la política partidaria y en las instituciones. A la cantera de dirigentes en estas cuatro décadas de democracia que llega incluso a los nuevos partidos emergentes.

El entramado PUCC-MIRAC-UNI (1975-1993) combinó una gran actividad movilizadora, una alta presencia en los diferentes movimientos sociales, un escaso éxito en sus pocas incursiones electorales, salvo el caso de la UPC, y, asimismo, un nivel alto de reflexión sobre Canarias desde la izquierda y el nacionalismo.

Entonces, la mayoría de los partidos, a derecha e izquierda, se alimentaban política e ideológicamente de sus centrales en Madrid y pensaban y elaboraban poco sobre Canarias.

Las dos grandes excepciones eran el PUCC y el PCC (p), más tarde PRC, de Gonzalo Angulo. Este último desde posiciones políticas claramente independentistas.

Una de las curiosas características de PUCC-MIRAC-UNI es el hecho de haberse convertido en cantera de dirigentes políticos del Archipiélago. De casi todas las opciones, pero especialmente nutriendo al PSOE y Nueva Canarias; y, en menor medida, a CC. Incluso un dirigente insular del PP estuvo algunos años formando parte activa la organización de izquierdas.

Aunque en la etapa más reciente, varias décadas después de producirse su disolución, la cantera del PUCC-MIRAC está muy presente sobre todo entre los círculos de Podemos. En la organización morada al menos una treintena larga de cargos institucionales y orgánicos en las Islas se formaron políticamente en sus filas.

Arcadio y Alcaraz

En el PSOE terminaron Arcadio Díaz Tejera, concejal en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y luego senador en varias legislaturas; previamente había ocupado cargos institucionales en representación de la UPC. Y, en Tenerife, sucedió lo mismo con Carlos Muñoz, que había sido elegido concejal de UPC en La Laguna en las primeras elecciones democráticas del año 1979.

Al PSOE llegó José Alcaraz. Antes había liderado la lista del PTIC en las elecciones generales de 1979, integrándose posteriormente en el PUCC. Años más tarde, Alcaraz sería varias legislaturas diputado en el Parlamento canario y senador en las filas socialistas.

Optaron, asimismo, por el partido socialista Francisco Tovar Santos (uno de los líderes más carismáticos de la organización izquierdista), que fuera en su momento concejal en el ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife; Domingo Domínguez Luis, edil en el Ayuntamiento de La Orotava, fallecido en el año 2000; y Luz Caballero, consejera de Cultura del Cabildo Insular de Gran Canaria (2007-2011).

Sin olvidar a Felipe Rubio, militante del PUCC, que ha sido responsable de Sanidad del PSOE en Las Palmas.

O el palmero Andrés Torres, hombre muy vinculado al atletismo, que fue consejero socialista del Cabildo de Tenerife, y más tarde concejal de Unión Progresista de Fuencaliente (UPF) e incluso formó parte hace unos años de Nueva Canarias.

Un joven Arcadio Díaz Tejera junto a Nanino.

Un joven Arcadio Díaz Tejera junto a Nanino.

Melchor Núñez

Torres mantenía una estrecha relación política con uno de los dirigentes históricos del PUCC-MIRAC-UNI, Melchor Núñez, que terminaría siendo líder socialista en el Cabildo Insular de Tenerife en la segunda mitad de los años noventa y que, posteriormente, estuvo en las filas del CCN; formación con la que llegó a ser viceconsejero de Políticas Sociales e Inmigración del Gobierno de Canarias en los dos primeros años del último Gobierno de Paulino Rivero.

En el caso de Nueva Canarias, el ex presidente canario Román Rodríguez, actual portavoz del grupo de NC en el Parlamento de Canarias y presidente de la formación nacionalista de izquierdas, y Pedro Quevedo, ex portavoz del Ejecutivo canario y actual diputado en el Congreso y concejal en Las Palmas de Gran Canaria, coincidieron en UNI.

Igual que el ex alcalde de La Aldea, José Miguel Rodríguez, o Felisa Díaz, quinta en la lista al Parlamento por Gran Canaria en las últimas elecciones autonómicas.

La que fuera presidenta de CC, así como alcaldesa de La Oliva, senadora por Fuerteventura y diputada en el Parlamento canario, Claudina Morales, formó parte de UNI a finales de los años ochenta del pasado siglo.

Por CC, o al menos por su lista de concejales electos en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife (2011), tuvo un fugaz paso María Ángeles Arbona, una de las más significativas representantes del movimiento feminista en las Islas y dirigente del PUCC.

Incluso un líder insular del PP

Ni siquiera el PP se libra de tener a un expucc en sus filas. El que fuera consejero y portavoz del Cabildo Insular de La Palma, director general de Política Agroalimentaria del Gobierno de Canarias (1997-1999) e incluso presidente de los conservadores en la isla bonita, Manuel Pérez Rocha, también formó parte del izquierdista partido en su etapa estudiantil en La Laguna.

E incluso contribuyó a la creación de una especie de célula o frente campesino, en la que jugó un papel fundamental Pedro Molina. Y en la que también estuvieron Francisco Jiménez o Juan Carlos Díaz Chico.

Por supuesto que su caso no es comparable al de un ilustre de la izquierda radical española de la transición, José Vicente Villaescusa, secretario general de la OIC (Organización de izquierda Comunista). Pocos años después de la unificación entre esa formación y el Movimiento Comunista (MC) abandonó el nuevo partido por considerarlo excesivamente moderado.

Villaescusa reapareció en la política dando un salto de enormes dimensiones. De MC-OIC, y tras una breve escala en el PSOE, se afilió al PP, del que fue diputado en las Cortes valencianas en la legislatura autonómica 1995-1999. En ese período, Eduardo Zaplana lo nombró director general de la radiotelevisión valenciana, cargo que ejerció entre 1996 y 2004. Ahora es animador juvenil en el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona.

Otro caso de similares características en Canarias es el de Romero Pi, líder trotskista en los 70-80, que adquirió relevancia como responsable del plagio en el programa electoral de Juan Fernando López Aguilar en las autonómicas de 2007.

Ahora, como mostró su invitación al ministro de Industria, Energía y Turismo a sus clases en la Universidad de La Laguna en plena campaña electoral de las generales del pasado 20 de diciembre de 2015, coquetea con el PP soriano; y no es que se haya marchado a vivir a Castilla y León.

Podemos 

Igualmente, como señalábamos, en Podemos hay una amplia representación de personas que pertenecieron al PUCC, al MIRAC o a UNI. Entre ellos Francisco Déniz Ramírez, diputado por Tenerife en el Parlamento de Canarias, que comenzó su activismo político en las luchas estudiantiles en el grancanario Instituto Alonso Quesada.

En los cabildos insulares también, caso de Paqui Rivero, consejera de la oposición en el de Tenerife, o de María Nebot, integrante del grupo de gobierno como consejera de Igualdad en el de Gran Canaria.

El gobierno tripartito del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cuenta con dos ex del PUCC entre los concejales de Las Palmas de Gran Canaria Puede, Sergio Millares y Javier Doreste (Podemos). Ambos estuvieron en su momento en Izquierda Unida.

En las listas de la organización morada aparecen otros nombres que integraron en su momento el PUCC. Entre ellos, Andrés Walo León, que formó parte de la plancha por Las Palmas que encabezó Victoria Rosell en los recientes comicios generales de diciembre; y que, anecdóticamente, ya estaba en la del Frente Democrático de Izquierdas en las elecciones generales de 1977, treintaiocho años antes.

Asimismo, José María Fernández Palacios, número 7 de la lista al Cabildo de Tenerife en los comicios del 24 de mayo. La responsable del área de Igualdad de Podemos en La Laguna, Francisca Seguí, también jugó un papel relevante en la desaparecida organización izquierdista; es de las pocas, por cierto, que lo incluye en su biografía política.

Francisco Déniz, diputado de Podemos megáfono en mano en su etapa estudiantil en el Alonso Quesada.

Francisco Déniz, diputado de Podemos megáfono en mano en su etapa estudiantil en el Alonso Quesada.

Pepe 'el uru'

En estos recientes comicios generales del 20D tres de los candidatos al Senado por la formación morada procedían de ese mundo: José de León Hernández (Pepe el Uruguayo, Gran Canaria), Marta Jiménez Jaén (Tenerife) y Juan Antonio Leston Padrón (suplente al Senado por la isla de La Gomera), aunque este último también aparece como aspirante a dirigente interno en el municipio de Tacoronte (Tenerife).

En Alternativa Si Se Puede hay varios ex miembros de UNI o MIRAC, compatibilizándolo o no con su presencia en Podemos. Entre ellos los profesores de Sociología y Filosofía de la Universidad de La Laguna Jorge Rodríguez Guerra y Roberto Rodríguez Guerra.

Y otros relevantes dirigentes o militantes de base también dieron sus primeros pasos en la política en aquel histórico partido y, tras su paso por distintos movimientos sociales, han regresado de nuevo a la actividad política partidaria en las filas moradas.

Ruperto Matas, quien fuera director del Hospital del Pino y, posteriormente, del Hospital Doctor Negrín, y alto cargo en la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias a comienzos de este siglo, es otro militante histórico que pasó por CC, PSOE, CCN e incluso Podemos.

Y con menor proyección político-electoral-institucional, algún integrante de Unidad del Pueblo militó en las filas de UNI. Caso de José Miguel (Pepito) Araña, suplente en la plancha electoral que encabezara Vicente Quintana en las últimas autonómicas.

Los que ya no están

“Quedará de nosotros…
al menos flores, al menos cantos…
Quedará de nosotros
algo más que el gesto o la palabra:
Este deseo candente de libertad,
esta intoxicación,
¡se contagia!”

Gioconda Belli

En este daguerrotipo sobre el PUCC-MIRAC-UNI quiero incluir un pequeño espacio evocatorio para los que ya no están. Entre las personas que pertenecieron a esa organización ya fallecidas, además del asesinado Antonio González Ramos, se encuentran Agustín Padilla, Domingo Domínguez Luis, Ezequiel Pérez Plasencia, Juan García Herrera (Juan Suatene), Antonia (Ñita) Acosta Verona, Fernando Rosales, Ana Báez, Adelia (Delia) Quintana Alonso, Alejandro Rodríguez Junco, Ernesto Quintana o Carmela Máñez.

Movimientos sociales 

Y, en consecuencia, desde sus filas se impulsaron constantemente y sus militantes formaron parte activa de muchos de ellos.

Es el caso del movimiento feminista, especialmente a través de la ODM y de la Coordinadora Feminista, con activistas como Chari Armas, Mari Ángeles Arbona, Maca Macarrón, Montse González Lugo, Francisca Seguí, Mari Bolaños, María Jesús Nebot, Paqui Rivero o María Eugenia Monzón.

Igual sucede con el ecologismo. Carlos Barrera (el Romano), en sus inicios, en el colectivo Azuaje. Pepe el Uruguayo, Luis Guerra, Miguel Ángel Robayna o Sergio Millares –ya en otras filas, se marchó del PUCC tras la celebración de su primer Congreso- en Salvar Veneguera.

Por su parte, Toño Sánchez juega un papel muy significativo en la Coordinadora Popular en Defensa de El Rincón. En esa plataforma, Toño Hernández, otro ex miembro del PUCC, fue el responsable de defender la iniciativa legislativa popular (ILP) para salvar a El Rincón ante el Parlamento canario; lo mismo que sucedería, posteriormente, con Luis Guerra en la ILP de protección de Veneguera. Veinte años después, Alicia Reyes, que estuvo en el MIRAC, haría lo propio con la ILP que proponía una Ley Canaria de Educación.

Pedro Molina, defensor del sector agroganadero, luchador en la defensa del suelo rústico en La Laguna y del deporte tradicional del arrastre de ganado, militó en el MIRAC-PUCC y fue concejal de UPC en el Ayuntamiento de La Laguna tras las primeras elecciones locales democráticas (1979).

Los comités anti-OTAN, constituidos para exigir a Felipe González la celebración del prometido referéndum y el rechazo a la pertenencia a la alianza atlántica contaron, asimismo, con varios dirigentes de la entonces UNI como portavoces. Es el caso de Fermín Delgado, en Tenerife, y de Nicolás Díaz, en Gran Canaria.

Publicaciones

Disenso, extinta revista canaria de análisis y opinión.

Disenso, extinta revista canaria de análisis y opinión.

El primer periódico del PUCC fue El Comunista, al que siguió La Voz del Pueblo Canario. Más tarde, en la segunda mitad de los ochenta, UNI editó Canarias Nación. En la primera mitad de esa década, el número 1 de la revista teórica del PUCC, Banot, en un intento de pensar creativamente la política de unidad popular en Canarias (en el contexto del debate sobre los modelos de UPC: coalición electoral entre partidos versus comités de base/estructura autónoma), incluye una reflexión de Ernesto Laclau (Hacia una teoría del populismo). Treinta años antes de que gracias al éxito electoral de Podemos, sectores de las izquierdas, canarias y españolas, antes refractarios a las mismas, consideraran respetable mencionar la categoría teórica (el oportunista populismo) y al autor (el burgués Laclau).

A comienzos de los noventa, UNI encarga a Enrique Bethencourt un proyecto de revista. Contacta con Tony Murphy y ambos coinciden en que ni es el momento ni es el modelo que comparten y que Canarias y su izquierda necesita. Y, al margen de UNI, presentan finalmente y sacan adelante una publicación teórica, de reflexión política, abierta y sin ningún control partidario; basada en una estructura asociativa de casi un centenar de personas de las universidades canarias, de la cultura y de diferentes organizaciones sociales y políticas que, con sus cuotas, la financiaban. Nace entonces Disenso, revista canaria de análisis y opinión, en la que jugaron un papel muy importante Julián Ayala, Paco Saavedra o Juan José González Gavira, así como Koldo Uranga, autor del diseño original de la revista, y Carlos Álvarez.

En sus trece años de existencia, en la misma se publicaron escritos de numerosos autores. Entre otros, Pepe Alonso, Matías González, Rafael Inglott, Javier Ortiz, José Luis L. Aranguren, Javier Muguerza, Agnes Heller, José Manuel Naredo, Eduardo Galeano, Pablo Ródenas, Jorge Reichman, Alfredo Bryce Echenique, Carlos Álvarez, Juan Claudio Acinas, Julián Ayala, Enrique Bethencourt, Tony R. Murphy, Dolores Campos Herrero, Aniano Hernández Guerra, Celia Amorós, Roberto y Jorge Rodríguez Guerra, Ángel Sánchez, Fernando Sagaseta o María de los Ángeles Arbona.

Disenso se encuentra digitalizada en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Y puede consultarse también en los archivos de la Biblioteca de la Universidad de La Laguna.

Sindical

En otro terreno, el sindical, aparecen reconocidos líderes como Ignacio Rodríguez, impulsor y secretario general de la FCSU a finales de los setenta y que ha dedicado su larga trayectoria militante como dirigente de Intersindical Canaria. Y junto a él más de una docena de irreductibles dirigentes sindicales del Valle de La Orotava.

También Pablo Jerez, Luci Rodríguez y Juan Mendez..., todos ellos de distintas ramas en el seno de Intersindical, o Pepe Navarro (STEC-IC), provienen del PUCC. Así como el muy querido docente Juan García Herrera (Juan Suatene), del STEC y más tarde de EA Canarias, fallecido en 2014.

Otros hombres y mujeres que formaron parte, más o menos tiempo, en la base o en puestos de dirección de ese mundo sociopolítico, terminaron fuera de la actividad partidaria, en el mundo de la universidad, la cultura, el derecho, la sanidad, la empresa o el periodismo.

Entre ellos, Fernando Estévez, Tony Murphy, Julián Ayala, Francisco Fajardo, Juan Claudio Acinas, Enrique Bethencourt, Francisco Saavedra, María Eugenia Monzón, Gonzalo Rodríguez, Matías González, Ángeles Sosa, Víctor Caro, Mari Bolaños, Rosa Arévalo, Victoria Crespo, Candela Morales, Alberto Brito, Nieves Pérez, Néstor Torrens, Miguel Aznáres, Teresa Vega, Salvador Díaz o Modesto Ortega.

 

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha