eldiario.es

9

El Ayuntamiento retira las piedras que dañaron el paseo de El Confital

Un camión grúa y varios operarios se emplearon durante este miércoles en retirar las rocas, que sumaban más de cinco toneladas

El concejal Eduardo Ramírez defiende que no pudieron actuar antes porque la zona está protegida por su singularidad natural y etnográfica

- PUBLICIDAD -
Retirada de las piedras en El Confital. (AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA)

Retirada de las piedras en El Confital. (AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA)

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha completado este miércoles la retirada las piedras de grandes dimensiones que el pasado 21 de julio se desprendieron de la montaña y rodaron hasta dañar el paseo de El Confital.

Un camión grúa y varios operarios se emplearon durante la mañana en retirar las piedras, que sumaban más de cinco toneladas, y que no habían podido retirarse antes al encontrarse en un paraje natural de especial valor arqueológico y etnográfico.

La concejal de Fomento y Servicios Públicos, Inmaculada Medina, y el de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, supervisaron las tareas de recogida de las piedras y aclararon los motivos del retraso de esta operación. “Teníamos que esperar por la autorización del Cabildo de Gran Canaria, que es quien tiene la responsabilidad para actuar en esta zona, que es paraje natural”, afirmó Medina. “Sin esos condicionantes, nosotros hubiéramos actuado de inmediato el mismo día del derrumbe, troceando las piedras y enviándolas a la escombrera, pero eso era imposible porque El Confital es parte de un Bien de Interés Cultural”, añadió la concejal.

Ramírez certificó la imposibilidad de actuar antes, ya que toda la zona está protegida por su singularidad natural y etnográfica. “En El Confital está el yacimiento prehispánico más importante de la ciudad, y parte de ese yacimiento se ha ido cayendo en la ladera que da a la playa con el paso del tiempo y la erosión, por lo que no podemos dejar las piedras en cualquier lado ante el riesgo de tapar otros yacimientos”, señaló “Hemos tenido que ser muy cuidadosos, y esperar a que los informes de los arqueólogos del Cabildo nos dijeran qué hacer y dónde depositar las piedras, porque no podemos dejarlas en cualquier lado”, agregó.

Medina explicó que el Ayuntamiento capitalino ha tenido que desembolsar 6.000 euros para contratar el camión grúa que  retiró las piedras de gran tonelaje que han dejado la pasarela totalmente despejada. “Nosotros, desde Ciudad de Mar y Vías y Obras, hemos retirado las piedras para adecentar este paseo, para arreglar la pasarela, pero ahora queda el trabajo principal, que le corresponde al Cabildo, que es empezar a quitar todas esas piedras que aún quedan en lo alto de la montaña y que están en malas condiciones, o cuarteadas, para que no se vuelvan a producir nuevos derrumbes”, añadió la concejala de Fomento y Servicios Públicos.

Medina y Ramírez pidieron los ciudadanos que acuden a El Confital que respeten las señalizaciones, y que se mantengan fuera de la zona acotada ya que el riesgo de desprendimientos sigue vigente. “Estamos en un espacio con una orografía y estructura muy peculiar, y aún existe el riesgo de más derrumbes porque puede haber rocas cuarteadas que pueden seguir deslizándose por la ladera, de ahí la importancia de que se respeten las medidas de seguridad y el vallado por la seguridad de los propios ciudadanos y evitar males mayores”, aseguró Medina. La concejal pidió a la ciudadanía que tenga en cuenta el riesgo que aún supone atravesar la parte de El Confital afectada por el derrumbe. “No puede ser, como pasa ahora mismo, que la gente venga a pasear o a hacer deporte tranquilamente y atraviesen la zona acotada. Pedimos a los ciudadanos que actúen con responsabilidad en este caso. Es mejor prevenir ahora, que lamentar después”, concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha