eldiario.es

Menú

Canarias se movilizará para exigir una subida general de los salarios

Los sindicatos demandan una mayor estabilidad laboral, incrementar la incorporación de jóvenes y mujeres a un mercado de trabajo "con garantías" , acabar con la brecha salarial y conciliar con la vida familiar. 

- PUBLICIDAD -
El proceso de fusión entre FECOHT y COMFIA ha derivado en un auténtico cisma en CCOO-Canarias.

Manifestación CCOO y UGT

UGT y CCOO secundarán el 22 de mayo en Canarias las movilizaciones programadas ante las sedes de las patronales de todo el país para exigir una subida general de los salarios del 3,1 % y, en el caso de las islas, que los convenios fijen un sueldo mínimo de 1.000 euros.

Así lo han anunciado este jueves en conferencia de prensa los secretarios generales de los dos sindicatos en Canarias, Gustavo Santana (UGT) e Inocencio González (CCOO), quienes han especificado que las dos organizaciones también demandan una mayor estabilidad laboral, incrementar la incorporación de jóvenes y mujeres a un mercado de trabajo "con garantías", acabar con la brecha salarial y conciliar con la vida familiar.

Gustavo Santana ha subrayado que en estos momentos prevalecen los acuerdos entre las empresas y sus trabajadores sobre la negociación colectiva, algo que, a su juicio, no beneficia al empleado, porque cuanto menor es el ámbito de aplicación de un convenio, menos logros consiguen.

Con el lema Decimos No, movilízate, 22 Mayo, UGT y CCOO se preguntan por qué mientras crecen los beneficios empresariales, no suben los salarios, continúa la brecha salarial entre hombres y mujeres, existe mayor precariedad laboral y disminuye el poder adquisitivo de las pensiones.

Por ese motivo, las dos organizaciones sindicales llaman a la movilización a las 11.00 horas del el 22 de mayo frente a las confederaciones empresariales de las dos provincias, en Gran Canaria y Tenerife, y también delante de la puerta de la patronal de Fuerteventura, por el bloqueo que en el conjunto de España está sufriendo la negociación del convenio colectivo, que contempla más asuntos que una subida salarial.  

Santana ha defendido que, después de varios años con crecimiento económico por encima del 3%, especialmente en Canarias, "no hay excusas" para que los sueldos sigan congelados y ha denunciado, asimismo, que en la negociación de un convenio colectivo nacional la patronal no pone sobre la mesa "una propuesta creíble".

Tras apuntar que la estrategia de la patronal contempla incluso contratos en prácticas para mayores de 45 años, el dirigente de UGT ha denunciado que los empresarios "viven muy bien" con la última reforma laboral y que, por ese motivo, "retrasan el proceso de negociación" y, con plantillas mermadas, aumentan sus "beneficios".

Según Santana, en Canarias sería "muy bueno" que el aumento salarial girase en torno al 3% porque, con ello, se recuperaría el "factor consumo", con todo lo positivo que supondría para la economía global de las islas.

Por su parte, Inocencio González ha incidido en la comodidad de unas patronales que "han hecho caja" con la reforma laboral, los "altos índices" de desempleo y un crecimiento económico basado en la "intensificación" de la carga de trabajo y de la precariedad de las condiciones del empleado.

En su opinión, no hay "corresponsabilidad" en esta crisis económica, ya que los trabajadores se les han

González ha apuntado que desde 2008 los empresarios han acumulado 37.000 millones de euros en ganancias, que han repartido beneficios por valor de 15.600 millones de euros y, por el contrario, sus inversiones en las mejoras de las condiciones de trabajo han sido de menos 10.000 millones.

Además, el dirigente de CCOO ha incidido en que en el año 2008, al inicio de la crisis, el 78% de las empresas españolas tenía beneficios y que, a día de hoy, ese porcentaje se ha aumentado en dos puntos.

Inocencio González ha dicho que la reforma Laboral ha destruido 500.000 contratos indefinidos y los ha convertido en precarios y con jornadas parciales, además de intensificar la jornada de la mano de obra, derivando en peores condiciones y en mayor siniestrabilidad.

Tanto UGT como CCOO temen que esta situación se falta de negociación se prolongue en el tiempo, pero que ante un empobrecimiento crónico y una pérdida acumulada adquisitiva en esta crisis del 16% la respuesta de los sindicatos no puede ser solo la denuncia, por lo que a finales del mes de septiembre, de no haber un cambio, podría convocarse una huelga general.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha