eldiario.es

Menú

Condenado a 15 años por violar de forma continuada a su hija

DEBERÁ INDEMNIZARLA CON 15.000 EUROS Y NO PODRÁ ACERCARSE A ELLA DURANTE VEINTE AÑOS

- PUBLICIDAD -

Un boliviano de 34 años ha sido condenado a quince años de prisión por violar de forma continuada a su hija de 12 años en su propio domicilio familiar de Las Palmas de Gran Canaria, según la sentencia hecha pública este jueves.

Además de la pena de cárcel por el delito, el tribunal ha sentenciado también al acusado al pago de una indemnización de 15.000 euros a su hija violada, a la que prohíbe acercarse durante 20 años y le inhabilita durante seis años para el ejercicio de los derechos de la patria potestad.

La sentencia considera probado que Wilber P. C., que se encontraba en España en situación ilegal, cometió un delito continuado de violación al someter a su hija a varios ataques sexuales entre los meses de agosto a diciembre de 2007.

Para violar a la menor, que acababa de cumplir 12 años, el acusado aprovechaba la ausencia del domicilio familiar de su esposa y madre de la menor, y de otros dos hermanos de la violada, hijos sólo de la progenitora.

Los primeros contactos sexuales tuvieron lugar en el mes de agosto de ese año, cuando Wilber despojó a su hija de la ropa y la tocó los pechos y geniales, lo que repitió al mes siguiente, llegando a introducir uno de sus dedos en la vagina de la menor, "con la trivial excusa de que le iba a hacer una revisión", relata la sentencia.

Aunque entonces ya intentó consumar la violación, el padre de la niña no lo consiguió.

Fue el 26 de diciembre de 2007, a las nueve de la mañana, cuando Wilber acudió a la cama de su hija, que seguía acostada, la despojó de un chándal y su ropa interior, y la violó "a pesar de la negativa y resistencia ofrecida por la menor, quien lloraba y trataba de cerrar sus piernas, a la vez que le decía a su padre que parará".

Dos horas después, el padre volvió a violar a su hija.

Wilber P.C. había sido condenado en 2008 por el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer Número Dos de Las Palmas de Gran Canaria como autor de un delito de maltrato en el ámbito familiar a la pena de seis meses de cárcel.

La Audiencia de Las Palmas establece en la sentencia que la pena de prisión por la violación será sustituida, una vez cumplidas las tres cuartas partes de la condena o acceda al tercer grado penitenciario, por la de expulsión del territorio español, con prohibición de regresar a España por un periodo de 10 años.

En su fallo, el tribunal absuelve al condenado de otro delito de abuso sexual por el que era también acusado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha