eldiario.es

9

Detectado un foco de chinches y pulgas en los calabozos de la Jefatura de Policía en Canarias

Dos celdas de la ‘Supercomisaría’ de Las Palmas ya han sido cerradas y se fumigará toda la galería, destruyendo colchonetas y mantas tras su limpieza

Un juez de guardia ordenó investigar el origen de los insectos al comprobar cómo un detenido se rascaba constantemente durante su declaración

- PUBLICIDAD -
Supercomisaría de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

Supercomisaría de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria. (ALEJANDRO RAMOS)

Los calabozos de la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en Canarias tendrán que ser fumigados de manera urgente. Hay chinches y pulgas en al menos dos de sus celdas, que han tenido que ser precintadas hasta la limpieza total de la galería en los sótanos de la conocida como ‘Supercomisaría’ de Las Palmas.

El foco de insectos ha sido detectado en los bajos de la Jefatura tras una minuciosa pesquisa ordenada, en origen, por un juez de guardia de Las Palmas, al comprobar que dos detenidos, uno de ellos de manera insistente, se rascaban su cuerpo a lo largo de una declaración en su despacho de la Ciudad de la Justicia de la capital.

Uno de los detenidos presentaba hasta una decena de picadura de insectos, y sobre la marcha el juez de Instrucción número 4, en funciones de guardia, ordenó que se comprobara el estado de los calabozos en los juzgados.

De esa primera inspección llevada a cabo el pasado viernes, día de la declaración, no se pudo determinar que el foco de bichos procediera de los calabozos judiciales. Sin embargo, al comprobar la Policía todo el recorrido que hicieron los afectados, se localizó el origen de las pulgas y chinches en sus respectivas celdas en Jefatura.

Fuentes policiales consultadas por Canarias Ahora explican que aunque ya estén las dos celdas cerradas, ahora debe fumigarse toda la planta, con el precintado de la totalidad de los calabozos. Así sucede cuando la Policía Nacional lleva a cabo las fumigaciones ordinarias y preventivas cada año: se traslada a los detenidos a otras comisarias de la isla y durante 24 horas queda cerrada la planta de detenciones.

Ahora, el procedimiento a aplicar, según esas mismas fuentes policiales, será algo más complicado. Primero porque no es una fumigación planificada en el tiempo, sino sobrevenida por la detección de ese foco infecto hace una semana. Y después porque durante el tiempo de fumigación –que esas mismas fuentes no saben si es el habitual de 24 horas- habrá que redistribuir a los detenidos a otras comisarias.

Además, todos los enseres que utilizan los detenidos en esos calabozos, como son las colchonetas y mantas que se les entrega en cada celda, deberá ser destruido y repuesto, solo después de haber sido también fumigados para que no generen otro foco de pulgas y chinches en el vertedero correspondiente.

A lo largo de la tarde de este jueves, este periódico ha intentado contactar con el gabinete de prensa de la Jefatura Superior de Policía en Canarias, sin éxito alguno.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha