eldiario.es

Menú

El Gobierno canario ''crea alarma y confusión'' con la Sanidad pública

AL PRETENDER COBRAR SERVICIOS MÉDICOS A LOS PARADOS

- PUBLICIDAD -

La Delegación del Gobierno en Canarias, el Partido Socialista Canario y Nueva Canarias salieron al paso de la pretensión del Gobierno de Canarias de cobrar los servicios médicos a los parados que no tengan en regla su tarjeta sanitaria. La amenaza del Ejecutivo de CC y PP supone "crear una alarma social", a juicio del Estado y los dos partidos políticos que han criticado el anuncio del portavoz del Gobierno.

La Delegación del Gobierno en Canarias advirtió de que no ha habido ninguna merma ni recorte en el derecho a la sanidad pública por parte de los desempleados que hayan agotado su prestación, y ha criticado "la alarma y la confusión" creada por el Ejecutivo canario en este asunto.

Vicente Oliva, delegado del Gobierno en Canarias en funciones, dijo en declaraciones a Efe que este órgano de la Administración central se ha visto "doblemente sorprendido" por la afirmación del Ejecutivo regional de que la Seguridad Social no colabora en una campaña de las consejerías de Empleo y Sanidad en este ámbito.

En concreto, el portavoz del Ejecutivo regional, Martín Marrero, dijo el miércoles tras la reunión del Consejo de Gobierno que la Seguridad Social no colabora en una campaña para recordar a los parados a los que se les acabe el subsidio que deben tramitar la tarjeta de asistencia sanitaria para personas sin recursos.

En primer lugar, afirmó Vicente Oliva, al Instituto Nacional de la Seguridad Social no le consta ningún tipo de escrito o de solicitud del Gobierno canario en este sentido pero además, señaló, el fondo de la cuestión es que no ha habido modificación alguna en la normativa de 1989 que amplía los derechos sanitarios a las personas sin recursos.

Este derecho se mantiene "sin duda ninguna" para todo el que pierde su empleo y carezca de recursos económicos, que ha proseguido "sin solución de continuidad y sin interrupción", apuntó Oliva.

El delegado del Gobierno en Canarias en funciones atribuyó a "confusión o mala comunicación" por parte del Gobierno canario la forma en que ha hablado de este asunto, ya que "otra cosa distinta" es que el Servicio Canario de la Salud quiera facilitar una nueva cartilla sanitaria para quienes han agotado la prestación por desempleo.

Reiteró Vicente Oliva que no se ha modificado el trámite habitual para la asistencia sanitaria, que es el de que se incorpore el beneficiario a la cartilla de un familiar o que los centros de salud y ambulatorios remitan un listado al Instituto Nacional de la Seguridad Social con los datos de las personas sin recursos, que se aceptan "automáticamente" para la prestación.

El portavoz parlamentario del grupo Socialista en materia sanitaria, Juan Carlos Alemán, recordó que la asistencia sanitaria es gratuita y universal en España, y acusó al Gobierno canario de crear alarma social injustificada al decir que dejarán de percibirla quienes no cobren la prestación social por desempleo.

Juan Carlos Alemán, en declaraciones a la Agencia Efe, manifestó que para recibir "todo tipo" de asistencia sanitaria cuando se deja de percibir la prestación social por desempleo sólo es preciso cambiar de documento.

Por eso, Alemán acusó al portavoz del Gobierno canario, Martín Marrero, de usar a los parados canarios como "carne de cañón y escudos humanos" en la "permanente confrontación que el Ejecutivo regional tiene con el español".

Porque, añadió el diputado socialista, las declaraciones del portavoz del Gobierno canario "además de contradictorias crean una alarma social injustificada".

Explicó Juan Carlos Alemán que al dejar de percibir la prestación por desempleo sólo se trata de hacer un "simple" trámite administrativo que, insistió, en ningún momento pone en peligro el fondo de la cuestión, que es la asistencia sanitaria.

Juan Carlos Alemán reiteró que todos los ciudadanos canarios tienen derecho a la asistencia sanitaria sea cual sea su situación laboral y recordó que el portavoz del Gobierno canario dijo que sólo se pude negar a una persona que tenga otro tipo de cobertura sanitaria.

Por ello, el portavoz socialista opino que el portavoz del Gobierno canario actuó de "forma maliciosa para tratar de crear alarma social diciendo algo así como que Zapatero quitará la asistencia sanitaria", cuando, agregó Alemán, no es así.

Juan Carlos Alemán insistió en que el portavoz del Gobierno canario ha sido un "irresponsable", por lo que pidió que sus declaraciones sean corregidas.

El portavoz socialista declaró que todos los ciudadanos de la Unión Europea tienen derecho a la asistencia sanitaria en España de forma gratuita y con carácter universal, "cuanto más un canario" en Canarias.

Las declaraciones del portavoz del Gobierno canario, añadió Juan Carlos Alemán, son fruto "de una incapacidad total de comunicación o producto de una mala fe muy irresponsable".

Comentó Juan Carlos Alemán que si se sigue el razonamiento del portavoz del Gobierno canario ese planteamiento habría que hacerlo extensivo a todos los servicios públicos, lo cual significaría que en los centros públicos de enseñanza se cobraría a los hijos de quienes no perciben prestaciones sociales después del paro.

Por su parte, Nueva Canarias (NC) acusóal Gobierno Autónomo de alarmar "de forma irresponsable y temeraria" a "los más débiles" al advertir a los parados de que podrían llegar a tener que pagar la sanidad pública, "generando un falso problema por sus peleas con el Gobierno central".

"NC condena las advertencias del Gobierno canario a los parados que se hayan quedado sin prestación por desempleo y que no arreglen su tarjeta sanitaria en un periodo de 90 días de que tendrán que pagar las facturas de su atención sanitaria", ya que "se trata de un trámite burocrático que puede resolverse entre administraciones", se afirma en un comunicado de la organización nacionalista.

Un partido que opina que la referida es una cuestión subsanable "sin necesidad de generar más problemas a quien peor están sufriendo los efectos de la crisis económica", y concluye que "el Gobierno de Canarias está generando un falso problema por sus peleas con el Gobierno central".

Desde la organización nacionalista se subraya que "la actitud del Gobierno de Canarias pone en evidencia su estatura moral, ya que debe existir algún conflicto con el Instituto Nacional de la Seguridad Social y, en vez de sentarse a resolverlo, prefiere trasladar las consecuencias a los más débiles".

Frente a esa forma de actuar, el presidente de NC, Román Rodríguez, les recuerda "con rotundidad" a los destinatarios del mensaje del Ejecutivo Autónomo que "todos los españoles, independientemente de su situación laboral, social o económica, tienen derecho a recibir asistencia sanitaria pública y gratuita, porque así está establecido".

Por ello, tras enumerar las distintas normas legales que establecen ese derecho, Román Rodríguez señala que "invita a los ciudadanos a que, en el caso de que les llegue alguna factura del Servicio Canario de Salud, se la remitan al presidente del Gobierno de Canarias".

Ejecutivo que recalca ha actuado "olvidándose de que los ciudadanos deben recibir atención sanitaria no en función de que trabajen o no, sino porque es su derecho como españoles o residentes en el Estado".

"Lo que ocurre es que no hay voluntad política de este Ejecutivo para resolver los problemas de los ciudadanos", considera NC, que sentencia que, "por el contrario, lo que hay es oportunismo e incompetencia, ya que, una vez más, se genera una polémica social gratuita porque este Gobierno primero actúa y después piensa".

Una forma de conducirse ante la cual el partido liderado por Román Rodríguez avanza que "se pregunta cuánto tardará el portavoz del Ejecutivo, su presidente o alguno de sus consejeros, no en reconocer su torpeza y rectificar ante la ciudadanía, sino en decir que se han malinterpretado sus declaraciones intencionadamente y que nunca dijeron lo que han dicho".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha