eldiario.es

9
Menú

“Políticas interesadas utilizan las migraciones como cabeza de turco para tapar las debilidades de un sistema que hace aguas”

Estrella Galán, directora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, considera que discursos como el que mantiene el presidente del Partido Popular respecto a la inmigración son "altamente irresponsables"

- PUBLICIDAD -
CEAR pide que se cumpla con los refugiados porque el plazo no prescribe

Estrella Galán. EFE

La directora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Estrella Galán, considera que cada vez más la inmigración, tanto en España como en Europa, se está enmarcando en mitos con connotaciones negativas producidos principalmente por “políticas interesadas”, sobre todo de grupos “xenófobos y de ultraderecha”, que utilizan este fenómeno “estructural” como “cabeza de turco” o “cortina de humo” con el fin de “tapar las debilidades de un sistema que hace aguas”.

Para desmontar esos mitos, Estrella Galán ha acudido a Las Palmas de Gran Canaria para impartir una conferencia en el Cabildo junto al catedrático de Filosofía del Derecho Javier de Lucas en el Cabildo.

¿Cuáles son los mitos de las migraciones?

Lo primero que tenemos que destacar es que últimamente esos mitos desgraciadamente son mitos en negativo. Están utilizándose por políticas interesadas, principalmente por parte de grupos xenófobos y de la ultraderecha, que quieren usar las migraciones como cabeza de turco para, a modo de cortina de humo, tapar las debilidades de todo un sistema que hace aguas en el ámbito europeo y también nacional. El sistema político está desacertando enormemente en cómo abordar en general las políticas sociales de esta Europa cada vez más deshumanizada.

¿Qué opina del discurso de Pablo Casado en el que afirma que “no hay sitio para todos”?

Desde nuestro punto de vista es una irresponsabilidad. Sinceramente, nos sorprende este viraje que el Partido Popular está dando en su discurso. Sabemos que siempre ha habido una posición más o menos abierta a las políticas migratorias. De ahí, a generar o a cargar todo lo que tiene que ver con las migraciones de elementos negativos, es muy irresponsable. Primero, porque lo que se pone en juego es la convivencia de un país como España, que ha demostrado una alta generosidad y una alta apertura en la acogida de personas migrantes y refugiadas. Y tratar de utilizar este discurso para ampliar su espectro de votantes sinceramente nos parece muy desacertado y altamente irresponsable.

Según datos de Interior, la llegada de personas migrantes vía marítima ha superado la cifra de 40.000, inédita desde que se recopilan datos. ¿España tiene capacidad de acogida suficiente?

La capacidad de acogida tiene que ver con la capacidad de querer tener capacidad. Al final tiene que ver con la voluntad política para abordar esta realidad. Es una realidad que si la analizamos en contraste con los datos objetivos de población en España, pues no es un dato altamente alarmante. Sobre todo cuando sabemos que un gran número de las personas que llegan no se quedan en nuestro país, sino que continúan el viaje. Por tanto, es importante abordar este incremento de llegadas con responsabilidad, pero también con una mirada proactiva, no esperar a la emergencia y tener en cuenta que, mientras otras vías se vayan cerrando y se haya dejado exclusivamente abierta la entrada por el Estrecho, pues esta será la vía de llegada a Europa de forma estable. Y esto no es una cuestión puntual, es estructural y como tal hay que abordarla.

En Canarias, el Cabildo de Lanzarote ha declarado la situación de emergencia y el Cabildo de Tenerife ha llegado a decir que el Archipiélago vive una “crisis migratoria”. Este año no llegan a 1.000 las personas que han alcanzado las costas isleñas por las más de 30.000 que llegaron durante la llamada crisis de los cayucos. ¿Se extrapola a la realidad utilizar las palabras de crisis o emergencia?

Nosotros creemos que con esos mensajes alarmistas lo único que estamos haciendo es desvirtuar la verdad. Hay que ser más objetivo con los datos. Hay que ser más responsables con los mensajes. Y hay que tratar de ver este fenómeno, que es un desafío y nadie dice que sea fácil, con la objetividad suficiente como para abordarlo como algo que se puede resolver y se debe gestionar, no como una crisis, sino como un elemento que requiere un enorme esfuerzo.

Según el CIS, la preocupación por la inmigración ha crecido entre los españoles, pero al mismo tiempo se percibe como un problema mayor del que reflejan los datos, ¿por qué se produce este fenómeno?

La preocupación de la ciudadanía va directamente relacionada con los mensajes que se ofrecen. Incluso varían de una semana a otra si algún político irresponsable manda mensajes alarmistas. Hay que hacer una llamada a la responsabilidad porque estamos seguros de que, cuando se explica con datos objetivos el fenómeno migratorio, realmente esa alarma desciende enormemente.

Y en cuanto al papel de los medios de comunicación, ¿realmente es necesario publicar la llegada de cada patera?

Creemos que es un fenómeno que no debe invisibilizarse. Pero debe abordarse con responsabilidad. Los medios de comunicación tienen códigos deontológicos para abordar el fenómeno migratorio que cumplen la mayor parte, aunque otros no. Hay que visibilizar la realidad, sin ocultar nada, pero con elementos que no criminalicen o que no generen alarmas innecesarias.

¿Por qué es tan larga la espera de los solicitantes de asilo? ¿Cómo se puede agilizar?

Desgraciadamente vemos que las dificultades para acceder al asilo es cada vez mayor. No es un fenómeno que sólo se produzca en Madrid, donde se ha visibilizado más por parte de los medios de comunicación. Se está produciendo en la mayor parte de los territorios y en lugares en los que la cita para pedir asilo va más allá de un año. En nuestra opinión, requiere de una coordinación estrecha entre todos los agentes que están gestionando el acceso al asilo, que dependen del Ministerio del Interior, y que con una buena y estrecha coordinación podría ordenarse este desajuste que solo lleva a hacer pensar que el asilo en España no es un derecho al que se pueda acceder con facilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha