eldiario.es

9

Los alumnos de Primaria del CEIP Boliche acudirán al Castilla

El Consejo Escolar acepta la propuesta de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias a la espera de que finalicen las obras del nuevo centro de Siete Palmas

- PUBLICIDAD -
Reunión del Consejo Escolar y trabajadores del CEIP Boliche para analizar la situación del centro.

Reunión del Consejo Escolar y trabajadores del CEIP Boliche para analizar la situación del centro.

El Consejo Escolar del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Boliche ha decidido aceptar la oferta de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias de trasladar transitoriamente a parte del alumnado al CEIP Castilla, mientras culminan las obras del nuevo centro de Siete Palmas.

La viceconsejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, se reunió la mañana de este miércoles con los representantes del profesorado y del alumnado del centro para presentarles una alternativa a las dos aulas modulares instaladas en el patio.

Armas recordó a las familias que la empresa encargada de las obras del nuevo colegio había asegurado tanto a la Consejería como a los padres que el día 30 de agosto la obra del colegio de Siete Palmas estaría en condiciones para acoger a los niños. “Es una situación nueva e inesperada a la que nosotros tenemos que darle salida”, manifestó.

Respecto a la alternativa propuestas a los padres, explica en un comunicado que se centra en trasladar a los niños a otros centros cerrados durante el curso anterior, como el Castilla o el Ramón y Cajal, “con la opción, además, de encargarnos del traslado de los niños”. La Consejería deja elegir a los padres si la medida afectada a todos los estudiantes o a varios niveles. “Recogemos a los alumnos en el CEIP Boliche, los trasladamos en guagua y luego vuelven otra vez al mismo a la hora de la salida”, apostilla Armas.

“La ventaja es que estos dos centros que se les han ofertado tienen comedor en sus instalaciones, dando respuesta así al hándicap que las familias tienen respecto a que  este servicio de comedor complementario tan necesario para ellos esté funcionando”, concluye.

Tras mantener una reunión posterior al encuentro, el Consejo Escolar ha decidido aceptar el que todos los alumnos comprendidos entre primero y sexto de primaria acudan al Castilla y que los de Infantil permanezcan en el Boliche, según informó a Canarias Ahora su portavoz, José Morales.

Los estudiantes acudirán a diario al colegio a las 08.00 horas para coger la guagua que les llevará al centro ubicado en San Cristóbal y volverán en el mismo transporte al mismo punto tanto si retornan una vez terminadas las clases, como si se quedan a almorzar en el edificio. “No habrá barracones”, apostilla Morales.

Única incidencia

Tanto el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, como el consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, José Miguel Pérez, coincidieron en señalar que la problemática del CEIP Boliche se ha convertido en la única incidencia destacable del inicio del curso 2014/2015 en Gran Canaria.

Perez señaló este miércoles que las instalaciones de Siete Palmas se encuentran casi concluidas y aseguró que la Consejería buscaba la manera de ampliar el plazo dado a la empresa constructora, “con todo lo que significa de daño provisional y coyuntural”.

El consejero pidió “comprensión” ante una circunstancia que, según puntualizó, no tiene relación con los recursos destinados por la Administración regional al centro y recordó que el presupuesto de la obra se vio incrementado en un millón de euros que “no le digo de donde lo hemos sacado”.

Denuncia ante la Fiscalía de Menores

STEC-IC denunció ante la Fiscalía de Menores la situación de “hacinamiento e inseguridad” para el alumnado y rechazó la intención inicial de la Consejería de Educación de instalar en el centro dos “barracones” para solventar la situación.

El  sindicato considera en un comunicado que la situación es una muestra de improvisación y negligencia de la Consejería que “no ha garantizado, después años de espera, la finalización a tiempo del nuevo centro de infantil y primaria donde tendría que estar ya ubicado el alumnado”.

Asimismo, recuerda que durante el curso 2013/2014 se suprimieron la biblioteca y el servicio de comedor del centro, “vulnerando gravemente el adecuado derecho a la educación de los menores allí escolarizados”. Por este motivo, STEC-IC solicita la dimisión del director general de Centros e Infraestructura Educativa, Demetrio Suárez.

Profesores, padres y alumnos del Boliche prevén concentrarse este jueves a las 17.00 horas a las puertas del centro de Siete Palmas.

 

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha