eldiario.es

9
Menú

Solo el 21% de hijos de padres con estudios primarios va a la universidad en Canarias

Este es uno de los datos más significativos del informe Desigualdad de oportunidades y movilidad intergeneracional en Canarias, realizado por el Centro de Estudios de Desigualdad Social y Gobernanza de la ULL

- PUBLICIDAD -
El profesor de la Universidad de La Laguna Gustavo Marrero.

El profesor de la Universidad de La Laguna Gustavo Marrero. EFE/Cristóbal García

Solamente el 21% de los hijos de padres con estudios primarios van a la universidad en Canarias, frente al 65% de los que sus progenitores disponen de estudios universitarios.

Este es uno de los datos más significativos del informe Desigualdad de oportunidades y movilidad intergeneracional en Canarias, realizado por el Centro de Estudios de Desigualdad Social y Gobernanza (CEDESOG) de la Universidad de La Laguna (ULL) y dirigido por el profesor Gustavo Marrero.

El informe constata la notable influencia sobre la renta de los individuos factores que están fuera del control de la propia persona, como el nivel educativo de la familia, el tipo de colegio, el lugar de nacimiento, la isla de residencia, el género o el estado de salud durante la adolescencia, ha explicado en una entrevista a Efe el profesor de la ULL.

El experto, antes de presentar este miércoles públicamente su trabajo en la Fundación CajaCanarias acompañado del catedrático de Economía Aplicada de la ULL José Luis Rivero, ha desvelado que son varias las circunstancias que explican las diferencias en renta de unas 2.000 personas entre 25 y 55 años que participaron en la encuesta en la que se basa su investigación.

El conjunto de estas circunstancias explica el 14% de la variabilidad de la renta de las personas en Canarias, aunque, dependiendo del índice usado, este porcentaje puede llegar casi al 30%, ha comentado Marrero, quien ha precisado que estos porcentajes están en la media de España, si bien son muy superiores a los de las economías europeas más desarrolladas, por ejemplo, Dinamarca posee una ratio del 5%.

Por grupos de islas, las capitalinas rondan una desigualdad de oportunidades similar a la del conjunto de Canarias (entre un 12% y 14% del total de desigualdad), mientras que en las periféricas los porcentajes rondan el 20%, significativamente superior.

En cuanto a los resultados en educación, ha comentado que condicionado a que los padres tenga estudios primarios o secundarios, el porcentaje de los que alcanzan estudios universitarios es del 21% y 41%, respectivamente.

Sin embargo, si los padres tienen estudios universitarios, la probabilidad de que el hijo también alcance estudios superiores es cercana al 65%.

En el otro extremo, si los progenitores tienen estudios primarios, casi el 40% de los hijos acaban finalizando también este tipo de nivel educativo.

El sexo también es determinante, pues ser mujer supone en torno a un 15% menos de ingresos, a pesar de que ellas poseen, de media, un nivel educativo superior al de los hombres.

Además, ser canario y haberse movido de la isla de origen o ser originario de la Península son circunstancias que suponen entre un 20% y 25% de más ingresos, mientras que proceder de una familia monoparental penaliza al individuo en un 15% de renta respecto a otro nacido en el seno de una familia nuclear tradicional.

La ocupación de los padres puede llegar a suponer un ingreso un 18% mayor si el padre contaba con un estatus alto, y haber tenido un mal estado de salud durante la infancia o la adolescencia supone tener un 17% menos de ingresos.

El haber ido a un colegio privado o concertado implica un 14% superior de ingresos respecto a los centros públicos, ha detallado el investigador, quien ha resaltado que un buen ambiente familiar durante la infancia, como que los padres lean o inculquen importancia del esfuerzo, también favorece un mayor nivel de ingresos.

No obstante, la importancia de este último punto se pierde una vez todas las circunstancias anteriores se incluyen, ha alertado el profesor de la ULL, quien ha destacado que los logros de las nuevas generaciones dependen de los logros alcanzados previamente por sus padres, aunque cada vez menos.

La investigación, en la que participaron psicólogos, economistas, sociólogos y especialistas en salud pública, apunta que a mejores condiciones económicas del hogar del encuestado, mejores estados psicológicos, pues, en general, la renta individual o del hogar favorece estados de salud positivos, mayor felicidad personal y con la vida.

En resumen, la ocupación, educación y estado de salud explican en torno a un 20% del total de la variabilidad observada por el estudio en la renta de los individuos, lo que implica que otros factores, como la calidad de la educación, las redes clientelares o el esfuerzo, tengan una gran capacidad explicativa.

Canarias es una de las regiones españolas con mayores niveles de desigualdad, los datos revelan que el 30% de la población con mayor nivel de ingresos capta el 50% de la renta total, ha informado Marrero, quien han indicado que la desigualdad ha repuntado durante la última crisis económica por encima de la media nacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha