eldiario.es

9

El juez no aprecia la estafa denunciada por la Policía en el caso timesharing

Sobreseimiento de la causa contra siete imputados en una operación espectacular que acabó con 76 detenidos en el sur de Gran Canaria

Los denunciantes informaron recientemente de otra estafa consistente en la falsa recompra de paquetes vacacionales, sin relación con los detenidos

El instructor incoa nuevas diligencias independientes para indagar esta vía abierta y ordena devolver el dinero incautado a los encartados

- PUBLICIDAD -
El empresario Eugen Kaiser

El empresario Eugen Kaiser

El caso timesharing de presunta estafa masiva a turistas en el municipio de Mogán, en el sur de Gran Canaria, se desinfla a los nueve meses de su espectacular puesta en escena. El juez de Instrucción 2 de San Bartolomé de Tirajana ha sobreseido provisionalmente la causa abierta en julio, cuando una operación policial ejecutada por el Grupo 1 de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía, a raíz de una prolija denuncia de la patronal turística de tiempo compartido Mindtimeshare, acabó con 76 detenidos.

En un auto fechado el 24 de abril por Julio Luis Wood Rodríguez, el magistrado recurre de nuevo a su polémico auto de 24 de julio de 2013 en el que denegó las solicitudes de entrada y registro que seis o siete horas después de ejecutadas le hizo llegar la Policía, y ratifica que, tanto ahora como entonces, no aprecia los delitos de estafa continuada denunciados por la Brigada Judicial de la Jefatura Superior de Canarias, basados en la denuncia de la patronal turística, ambas objeto de duras críticas en febrero pasado por parte del principal detenido, el empresario Eugen Kaiser.

El juez hace suyo en los fundamentos de derecho el escrito del ministerio público, de 4 de abril pasado, donde el fiscal "hace una apretada, sí, pero también muy acertada síntesis de los hechos que la Policía Nacional ha ido poniendo en conocimiento de este juzgado", y que han sido agrupados en cuatro conductas delictivas posibles, relacionadas con la estafa.

Así, de un lado se acusaba de estafa en masa mediante la comercialización de paquetes de viajes y de descuentos vacacionales, denominadas A) y B); otra estafa en masa consistente en el ofrecimiento y cobro a los turistas servicios jurídicos "inútiles", con la expectativa de resoluciones judiciales favorables en el marco del sector turístico del timesharing, que el fiscal engloba como C); y otra presunta estafa D) que sería la recompra de esos paquetes y descuentos vacacionales, de la que no tenía conocimiento el juez en la denuncia original.

En los tres primeros casos, el magistrado descarta que los siete imputados, con Eugen Kaiser como encartado más conocido en el sur de la isla, pudieran cometer estafa masiva.

Antes al contrario, el juez se remite a su auto de julio ya que no aparece debidamente justificada la perpretación de esos delitos A), B) y C), por lo que decreta el sobreseimiento provisional de las actuaciones respecto de estos. En referencia a la recompra falsa de la que ha sido informado en dos oficios policiales de octubre y otro más de febrero pasado, aparte de en otros dos oficios de 9 y 24 de abril ya "de manera exclusiva e independiente" de los otros delitos descritos en la denuncia original, el juez sí ve vías de investigación pero no los relaciona con los siete imputados, ni tampoco puede determinar la identidad de los autores.

Es por ello que sobresee también este delito D) con respecto a los imputados del caso, pero incoa nuevas diligencias previas independientes, a las que incorpora los oficios policiales de 9 y 24 de abril, para seguir la investigación de estas recompras de paquetes de viajes y de descuentos vacacionales a turistas en el extranjero -principalmente los países nórdicos y las Islas Británicas- que se quieren desprender de ellos, y a los que los recompradores les piden adelantos de dinero para las gestiones burocrático-jurídicas de la recompra.

Al final, según la reciente denuncia denominada D), el turista ni recupera su paquete o descuento, ni ve el dinero adelantado para gastos de notaría y demás trámites.

El caso timesharing queda así a expensas de los recursos que plantee la acusación particular Mindtimeshare a este auto de archivo provisional con respecto a los detenidos de julio, de los cuales Eugen Kaiser llegó a denunciar en febrero pasado que Alberto García, presidente de esta patronal que engloba a las empresas más potentes del sector en Canarias, actuaba para acabar con su negocio y en connivencia con la Policía Nacional, al ser inspector en excedencia.

García ha sostenido a Canarias Ahora, por el contrario, que su actuación y denuncias se ciñen a acabar con las prácticas ilegales que sus asociados consideran que se llevan a cabo en el sector turístico de las vacaciones a tiempo compartido en las Islas Canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha