eldiario.es

9

Trabajadores de Urgencias reclaman la contratación inmediata de 38 sanitarios para aliviar el colapso en los centros de salud de Gran Canaria

Una plataforma que reúne a más de 400 profesionales de la isla elabora un listado con facultativos dispuestos a doblar turnos, a ampliar sus contratos o rotar por diferentes servicios

El colectivo de trabajadores de urgencias extrahospitalarias presenta, además, un decálogo para cambiar el modelo. Propone la creación de un servicio de urgencias social y renunciar "al paternalismo", dar de alta a los pacientes cuyas dolencias no revistan criterios de emergencia

- PUBLICIDAD -
Urgencias en el centro de salud de San José. (CANARIAS AHORA)

Urgencias en el centro de salud de San José. (CANARIAS AHORA)

La Plataforma de Trabajadores de Urgencias Extrahospitalarias de Gran Canaria, asociación que reúne a más de 400 profesionales en la isla, reclama la contratación inmediata de 38 sanitarios, entre médicos, enfermeros y celadores, para atajar el colapso en los centros de salud. El colectivo aprobó este miércoles su tabla de reivindicaciones para este año, que plantea además la ampliación o remodelación de determinados ambulatorios con instalaciones obsoletas y una reorganización integral de la Atención Primaria que pasa, como primera medida, por el restablecimiento del médico de incidencias (para asistencias sin cita) en todos los centros desde las 08.00 hasta las 20.00 horas.

Esta solicitud, realizada tras un trabajo de campo en los quince ambulatorios de la isla con los propios profesionales, llega después de los últimos episodios que han desbordado las urgencias de los centros y que han obligado a los pacientes a soportar hasta cinco horas de espera para ser atendidos.

Los trabajadores de los ambulatorios con mayor presión asistencial (Vecindario, San José, Tamaraceite, Barrio Atlántico, Guanarteme, Maspalomas y El Calero) exigen un equipo más de profesionales por cada centro (médico, enfermero y celador) para cubrir la franja horaria de 08.00 a 24.00 horas. En la mayoría de ellos trabajan, en la actualidad, dos equipos de forma simultánea, aunque algunos, como el de Vecindario o el de San José, cuentan con tres. En los ocho restantes (Canalejas, Puerto, Schamann, Jinámar, Arucas, Remudas, Gáldar e Ingenio), las necesidades detectadas son variadas. El colectivo reclama, en total, la contratación de 11 médicos y 10 enfermeros, además de 17 celadores, de los cuales dos estarían destinados a los Servicios Especiales de Urgencias (SEU) para cubrir vacantes.

La plataforma está elaborando un listado con facultativos dispuestos a doblar turnos , a ampliar sus contratos de jornada parcial a jornada completa o a rotar por diferentes servicios, siempre que las condiciones laborales que les ofrezcan “sean dignas”. Con esta propuesta, los trabajadores pretenden rebatir la justificación que sigue manteniendo el Servicio Canario de Salud (SCS) de que no hay profesionales para contratar. “No creo que sea un problema económico”, manifestó a este respecto su director, Conrado Domínguez, en una entrevista concedida este jueves a la cadena Cope.

Entre otras reivindicaciones, este colectivo propone ampliar el ambulatorio de Arucas, reestructurar los de San José y Schamann, o cambiar este último centro, y ampliar la sala de paradas del de Gáldar, ya que las camillas “no entran”. También reclaman la instalación de sistemas de llamada por voz (megafonía) y disponer de personal de seguridad con experiencia en resolución de conflictos, conocimiento del centro y estabilidad en el caso de que los profesionales cumplan con el perfil.

Decálogo para otro modelo de Urgencias

Además de las necesidades más perentorias, recogidas en esa tabla de reivindicaciones, la plataforma ha elaborado un decálogo para propiciar un cambio en el modelo de Urgencias de Atención Primaria en el Archipiélago, con un enfoque más profundo. El colectivo ha identificado tres grandes problemas: la “medicalización de la vida”, esto es, el abuso de los servicios sanitarios por malestares, el envejecimiento de la población y la cronicidad de las patologías, lo que implica el incremento de la demanda de los cuidados complejos, y las listas de espera, con el consecuente aumento de la exigencia profesional y la reducción de la autonomía de los pacientes.

Para los trabajadores, el Plan de Urgencias aprobado en 2018 por Sanidad se ha revelado ineficaz, al igual que el reclamo publicitario para evitar el colapso en los hospitales. Lamentan que el Gobierno regional no haya llamado, en cambio, al “uso responsable” de la Atención Primaria.

El colectivo ya ha mostrado su rechazo a la decisión de la gerencia de la Atención Primaria de concentrar las urgencias extrahospitalarias en los centros de mayor tamaño, trasladando los servicios en los ambulatorios de menor escala, como ocurre, por ejemplo, con el de Barrio Atlántico, que recoge a los pacientes de Cuevas Torres y Escaleritas. La medida también ha provocado las quejas de las asociaciones de vecinos de los núcleos de población afectados, como la de Siete Palmas. Frente a ello, la plataforma de profesionales apuesta por “muchos centros de urgencias de tamaño pequeño y medio”, ya que son “más cómodos, manejables y humanos” y evitan la concentración de usuarios en “salas de espera inseguras e insalubres”.

La principal reivindicación sigue siendo, en cualquier caso, la de potenciar las plantillas de urgencias, tanto la presencial como la de refuerzo y la localizada. La plataforma subraya que “el 80%” de la asistencia sanitaria es atención personal (“historiar, diagnosticar y administrar tratamiento") y que, por ello, es en este punto donde más se debe invertir, también para mantener “la simetría” de los equipos.

Con la finalidad de “no abusar ni derrochar recursos”, los trabajadores abogan por “renunciar al paternalismo” en Urgencias y establecer el “triaje negativo”, dando de alta en la valoración previa a aquellas personas cuyas dolencias no revistan criterios de emergencia. Proponen además la creación de “un servicio de urgencia social” las 24 horas. “El hambre, el abandono y la soledad son urgencias sanitarias no graves” que requieren este tipo de servicio, explica la plataforma.

Los profesionales reclaman una respuesta a las listas de espera en las consultas de Atención Primaria, que, según los últimos datos recabados, llega en algunos casos a los 14 días. Para ello, plantean que la agenda de cada cupo de médicos reserve para incidencias (recetas, altas, bajas…) una cita por hora. “No parecen temas para solucionar en urgencias y, sin embargo, sí parece necesario que se atienda con prontitud”, expone la plataforma, que también pide la creación de “una comisión estable” para el seguimiento de los servicios de Urgencias con representación del personal y asociaciones de usuarios.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha