eldiario.es

9

DISA recurre la resolución de Industria que concede a Redexis la canalización del gas ciudad en Puerto de la Cruz

La empresa demandante admite que el uso doméstico del aire propanado es hoy inexistente en la única red que funciona en Canarias, la Adeje, lo que atribuye a la ausencia de demanda residencial porque el precio regulado es similar al del butano

El mismo grupo que controla el mercado del gas butano en Canarias reconoce que el futuro usuario del gas propanado deberá afrontar el coste de las acometidas y del cambio de equipos; por ello no le interesa desde un punto de vista económico

Imagen de marca del grupo DISA, en una estación de servicio

Imagen de marca del grupo DISA, en una estación de servicio

El grupo DISA ha formalizado ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) un recurso contencioso-administrativo contra la resolución del Ejecutivo autonómico (de Industria) que asigna la instalación de la canalización de aire propanado en Puerto de la Cruz (norte de Tenerife) a la empresa Redexis Gas, SA.

La resolución de la Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias data de febrero de 2017, indica DISA en una nota, y aplica los requisitos y criterios de valoración establecidos por el Decreto 345/2015, por el que se regulan los trámites de concurrencia y de convocatoria pública y los criterios de valoración en el supuesto de confluencia de dos o más solicitudes de autorización administrativa de instalación de distribución de combustibles por canalización.

El recurso al Decreto 345/2015 se encuentra pendiente de sentencia judicial en el TSJC. DISA presentó el mencionado recurso al considerar que vulnera la legislación estatal ya que prima como criterio de valoración el mayor número de kilómetros de canalización de la red y el menor tiempo de obra. Sin embargo, la Ley estatal de Hidrocarburos valora los proyectos que menor coste representen al Estado. A esta disconformidad, hay que añadir la inclusión del efecto retroactivo que afectó negativamente a los proyectos que presentó DISA con anterioridad a la entrada en vigor del Decreto 345/2015.

DISA considera que el decreto es “pernicioso” por el efecto que genera su aplicación, ya que, al establecer como principal criterio de valoración el mayor número de kilómetros de canalización, potencia el sobredimensionamiento de la infraestructura más allá de la necesaria para la cobertura de la demanda real de ese producto en los municipios canarios.

DISA defiende que los criterios y requisitos exigidos por la Administración pública para la implantación de ese producto con distribución canalizada deben estar ajustados a la demanda real presente y futura en cada municipio. Por sus condiciones y características, al ser un producto industrial, la demanda se concentra en empresas hoteleras e industriales que requieren de ese suministro para especialmente para calentar agua o para la climatización de piscinas.

Por ahora, el uso doméstico es inexistente en la única red de distribución de aire propanado canalizado existente en Canarias, situada en el municipio de Adeje. La ausencia de demanda doméstica se justifica porque el precio regulado del aire propanado para ese uso es similar al del butano (que controla DISA y menos CEPSA). 

Sin embargo, el usuario debe afrontar el coste de las acometidas y el cambio de los equipos, por lo que no le es interesante económicamente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha