eldiario.es

9

Pedro Martín, candidato del PSOE al Cabildo de Tenerife: "CC y Carlos Alonso son especialistas en vender humo"

El también secretario general de los socialistas en la isla y alcalde de Guía de Isora dice en esta entrevista que tiene muy claro su objetivo básico: "Que mis compañeras y compañeros de partido y la ciudadanía entiendan que mi interés es el de Tenerife"

"El caso Grúas lleva su trámite judicial y no voy a utilizarlo como herramienta de descalificación hacia Coalición Canaria porque ya ellos mismos se descalifican por sus acciones de gobierno"

El pelotazo de Las Teresitas "no es solo un asunto de Miguel Zerolo: es un asunto de CC, que dio amparo a esa situación y que por ello se han arrebatado 100 millones de euros a la ciudadanía de Santa Cruz de Tenerife"

"Una cosa es ser colaboradores en beneficio de Tenerife y con responsabilidad, que lo hemos sido siempre, y otra muy distinta es aceptar el discurso del presidente del Cabildo, Carlos Alonso, que cree que su opinión es la de todos y la acertada"

"A día de hoy, digo que mi equipo y yo nos presentamos para gobernar en el Cabildo de Tenerife, relevar a CC y que pase a la oposición. Ese es el objetivo. Ahora no me planteo otra posibilidad distinta. En pactos, estoy abierto a casi cualquiera"

"En primer lugar, contemplo la posibilidad de que el partido gane porque lo creo necesario para Tenerife, y en segundo lugar, si los ciudadanos consideran que tengo que estar en la oposición, no estaré en un segundo plano levantando la mano"

"Me niego a hablar del tren del norte y del sur. Si son interesantes, hay que estudiarlos. Existe un colapso muy grave en las comunicaciones que tardará años en resolverse y no se puede seguir hablando de trenes multimillonarias"

Pedro Martín, candidato del PSOE a la presidencia del Cabildo de Tenerife

Pedro Martín, candidato del PSOE a la presidencia del Cabildo de Tenerife ÁLEX ROSA

El secretario general del PSOE en Tenerife, Pedro Martín, se enfrenta a una dura batalla política: la que le corresponde por ser el candidato de su partido a la presidencia del Cabildo de Tenerife y por además centrar su objetivo, que no se le podía pedir menos, en sacar a Coalición Canaria (CC) del poder en la primera administración insular, donde los nacionalistas ya llevan unos tres decenios. En eso esta Pedro Martín y su equipo de campaña, y con muchas ganas, por lo que se ve.

El también alcalde de Guía de Isora (lleva 24 años como regidor local) ha tenido una trayectoria de éxito en ese municipio, en el que ha cosechado una mayoría absoluta tras otra, se puede decir, y donde hasta estas elecciones, las del 26 de mayo próximo, CC no ha podido echarle el guante por mucho que lo ha intentado.

Pedro Martín hizo un hueco en su agenda preelectoral y se sentó el lunes de la semana pasada en la sede de su partido en Santa Cruz de Tenerife para contestar a las preguntas de esta entrevista. Durante una hora, aparte de compartir sus impresiones sobre el transcurso de la campaña, centradas en las locales, y sobre cómo están los ánimos en su partido, profundizó en las iniciativas de cambio que necesita la isla de Tenerife y comentó alguno de los grandes problemas que aún quedan por resolver.

Esto ya hace algunas semanas que ha empezado, y me refiero a la lucha por vencer en las urnas el 26M. Me gustaría saber qué sensaciones tienen a tan poco tiempo del inicio oficial de esta campaña electoral. ¿Cómo lo está viendo y viviendo?

Con intensidad y ganas. Ya hemos conformado un equipo para la candidatura al Cabildo de Tenerife [la lista del PSOE ya está aprobada] que me parece renovado y francamente bueno. Y desde luego esto lo vivimos con la intensidad de una campaña electoral en la que creo que nunca como ahora ha habido una sensación tan transversal de la necesidad de cambio político en el Cabildo. Ese cambio pasa, sin lugar a dudas, por el Partido Socialista.

A veces, pese a lo que se intenta controlar desde uno y otro bando en el seno del PSOE, la vieja historia de los que apoyaron a Susana Díaz y los que lo hicieron a Pedro Sánchez, esas tensiones y a veces malos rollos, se nota y no escapa a la opinión pública. Ya pasó, por ejemplo, en Tenerife con la propuesta para la confección de las listas al Parlamento de Canarias. ¿Ahora se puede decir que está todo en orden?

A mí me avala que gané las primarias con una amplísima mayoría, probablemente la más grande de toda Canarias, y eso para mí fue un respaldo importantísimo, siempre hablando de Tenerife. A partir de ahí, tengo muy claro que mi objetivo es que mis compañeros y compañeras de partido y la ciudadanía entiendan que mi interés es el de Tenerife. No me voy a apartar de esa línea para entrar en otro debate de carácter interno, que, por cierto, en este momento no se está dando. Creo que estamos caminando en una misma dirección, a pesar de algunas diferencias con la Ejecutiva regional. Pero esto es porque Tenerife tiene una identidad propia y por ello es normal que se produzca.

Por cierto, ¿le gustó que Gustavo Matos se diera como ganador o como preferido por los militantes de Tenerife antes de tiempo y sin que cupiera tal proclamación?

No es una cuestión de gustos. Creo que se produjo un proceso y cada uno intervino como creyó oportuno. La dirección del partido en Tenerife tenía que hablar exclusivamente de los datos que nos llegaron de todas las asambleas. A partir de ahí, que cada uno lo valore como crea conveniente.

La coyuntura que tiene CC, y de esto no hay duda, no parece la mejor para atraer el voto en las generales del 28 de abril ni en los comicios del 26 de mayo, y lo digo por la imputación debido al caso Grúas del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (entre otros), por ahora líder indiscutible de CC, y por la corrupción acreditada de este mismo partido en la operación de compraventa del frente de playa de Las Teresitas, con Miguel Zerolo y Manuel Parejo ya en la cárcel, junto a dos empresarios y dos funcionarios entonces del Ayuntamiento. ¿Cómo valora usted lo ocurrido tras la sentencia firme por el caso Las Teresitas y qué lección cree que debe sacar el elector?

El caso Grúas lleva su trámite judicial y no voy a utilizarlo como herramienta de descalificación hacia CC porque ya ellos mismos se descalifican por sus accioones de gobierno. Los reiterados fracasos de CC, después de muchísimos años gobernando, en los asuntos más importantes de Tenerife (carreteras, implicación en la parte que le toca de la Ley de Dependencia, circuitos del motor en el sur de Tenerife...) son motivos suficientes para que pierda las elecciones.

Respecto a lo de Las Teresitas, no es solo un asunto de Miguel Zerolo: es un asunto de CC, que dio amparo a esa situación y que ha hecho que finalmente no solo se haya descubierto una trama encaminada al lucro de unos pocos, sino que se ha arrebatado 100 millones de euros a la ciudadanía de Santa Cruz de Tenerife. Lo que hay que hacer ahora, cuando sus responsables ya están juzgados, es reclamar ese dinero, y sobre todo señalar al partido que dio pie a todo esto.

¿Usted hubiera pedido perdón de otra manera, no con la boca tan chica ni escurriendo el bulto o mirando para el otro lado? Se ha llegado a decir que Zerolo ya no pertenece a CC, algo que se parece a una respuesta del PP por el caso Gürtel.

Lo curioso de CC es que quieren que parezca que este asunto no va con ellos, como si Zerolo hubiera militado en otro partido y como si este problema se hubiera descubierto de repente. Pero resulta que los que miraban hacia otro lado son los que quieren reclamar ahora el dinero perdido. Me parece muy poco creíble. Santa Cruz debe pasar página y esto no puede repetirse. Y, desde luego, no me gustaría trasladar una imagen generalizada a toda la política por cosas como estas. Creo que en todos los partidos hay gente honrada, con toda la intención de solucionar los problemas de la ciudadanía todos los días. Trasladar un velo de sospecha a toda la política es terrible.

El también secretario general del PSOE en Tenerife y alcalde de Guía de Isora, en una calle de Santa Cruz de Tenerife

El también secretario general del PSOE en Tenerife y alcalde de Guía de Isora, en una calle de Santa Cruz de Tenerife ÁLEX ROSA

Usted insiste en dignificar el trabajo político, en involucrar mucho más a los jóvenes en esta tarea y en acabar con el desapego político que se percibe en la ciudadanía. ¿Cuáles son los pasos a seguir para lograr tal objetivo?

El desapego es general para ir a votar e incluso para configurar una lista. Hay personas que apoyan y colaboran, pero no están dispuestas a asumir el coste que es trabajar en la política, sobre todo para el que tiene que hacerlo en primera línea. Creo que se debe a que personas, ciertas personas con reconocimiento social, traducen el hecho de meterse en política en tener problemas, descrédito y una experiencia negativa, cuando en el pasado era un elemento de valor añadido y orgullo.

Lo primero que se debe hacer es cumplir con lo que uno se compromete y en un plazo realista de tiempo. No se pueden estar presentando maquetas en portadas de periódicos para arreglar la rotonda del Padre Anchieta, como hace CC, cuando detrás de eso no hay ningún proyecto. No se le puede decir a la gente que se va a liderar la solución a los problemas del tráfico en Tenerife y resulta que, desde que nos echaron del Gobierno de Canarias [a finales de 2016], Coalición Canaria, tanto en el Cabildo y como en el Gobierno autonómico, ha sido incapaz de construir un solo metro de carretera. O cómo tenemos el bono de transporte público más caro de toda Canarias, cuando debería ser el más barato porque el problema del tráfico es insostenible. Como conclusión: prometer menos cosas, y aquellas que se prometen, cumplirlas. No creo que haya un método más eficaz para borrar la desafección por la política. Si a eso se le añade una gestión decente en el proceder personal y político, creo que conseguiríamos ganar mucho terreno en la sociedad.

Habla usted de prometer y prometer... El otro día Carlos Alonso avanzó que en los terrenos que supuestamente quedarán libres y serán públicos tras el desmantelamiento de la refinería de Cepsa se construirá un pabellón de deportes para 15.000 personas, en un suelo del llamado proyecto Santa Cruz Verde 2030. ¿No le asombra que sin apenas avanzar en las cuestiones legales para urbanizar esa zona, ni en su descontaminación, se digan estas cosas? ¿A dónde vamos a llegar...?

A mí me da un poco de rubor esta situación de vender cosas a los ciudadanos que no existen. Una vez más yo pregunto: ¿existe un proyecto?, ¿tenemos la titularidad de los terrenos?, ¿se ha aprobado alguno de los documentos de lo que se quiere hacer ahí? Por el momento no son más que ideas, pero CC y Carlos Alonso son especialistas en vender futuro. A mí esto de la refinería me suena un poco a cuando nos vendieron la idea de que Cabo LLanos sería el gran desarrollo urbanístico de Santa Cruz... Aún estamos esperando.

Volviendo un poco la mirada adentro, también es verdad, aunque quizá en otra dimensión, que problemas con la Justicia tienen algunos políticos y cargos públicos del PSOE en Tenerife, como es el caso de Aurelio Abreu, actual vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife, en un pacto con CC, este partido al mando de Carlos Alonso, el que es su principal contrincante. ¿Por qué no va Abreu en ninguna lista, solo por lo que tiene pendiente con la Justicia o porque así él lo ha decidido?

Bueno... Aurelio Abreu decidió retirarse de las primarias y es una decisión que respeto. Sin embargo, sigue trabajando y apoyando a las distintas candidaturas que se están presentando estos días, por lo que está en activo desde el punto de vista del apoyo al partido. Eso se lo reconozco. En cualquier caso, yo soy un candidato distinto, con una propuesta distinta y un equipo renovado.

Además, creo que se han hecho cosas buenas durante los últimos cuatro años y la gestión de las áreas del PSOE en el Cabildo ha sido muy positivas, a pesar de ser poco reconocidas. Definitivamente debe cambiar la forma de pensar de que el presidente del Cabildo lo era por tener una especie de mayoría absoluta. En el Cabildo ha faltado diálogo con el PSOE para resolver determinados asuntos, y esto se ha visto especialmente al final del mandato. Siendo yo el secretario general del PSOE en Tenerife no iba a permitir que se aceptara la compra de un edificio de oficinas a un empresario, hoy sentenciado [y en la cárcel], para transformarlo en un centro de mayores.

Nosotros tenemos una clara independencia respecto al discurso de CC porque una cosa es ser colaboradores en beneficio de Tenerife y con responsabilidad, que lo hemos sido siempre, y otra muy distinta es aceptar el discurso del presidente del Cabildo, que cree que su opinión es la de todos y la acertada. Nosotros nos hemos opuestos a esos asuntos.

¿Descarta a día de hoy que ese pacto político en el Cabildo se pueda repetir en el nuevo mandato, en 2019-23?

A día de hoy, digo que mi equipo y yo nos presentamos para gobernar en el Cabildo de Tenerife, relevar a CC y que pase a la oposición. Ese es el objetivo. Ahora no me planteo otra posibilidad distinta y, si me hablan de pactos, estoy abierto a casi cualquier pacto. No descarto acuerdos con ningún partido del espectro actual del Cabildo de Tenerife.

Si usted no es el nuevo presidente insular, ¿asumirá su papel como líder del PSOE en la oposición o simplemente recogerá velas y, si mantiene la alcaldía en Guía de Isora, algo que parece muy probable, se centrará en la que es en la actualidad su principal función como gestor público?

No, no... A ver. En primer lugar, yo contemplo la posibilidad de que el partido gane porque lo creo necesario para la isla de Tenerife, y en segundo lugar, si los ciudadanos consideran que tengo que estar en la oposición, no estaré en un segundo plano levantando la mano cuando lo pidan los otros. El PSOE que yo represento viene a hacer política y a proponer soluciones, y sobre todo a ser muy contundente para defender los intereses de la ciudadanía en esta isla, que en muchos casos y en los últimos tiempos se han quedado relegados a un segundo plano.

Un ejemplo de esto que digo es el plan [regional] de mantenimiento de carreteras, con un presupuesto de casi 15 millones de euros para repartir entre las islas. Fue La Gomera la que se lo llevó todo. ¿Tenerife, siendo la isla con más problemas en carreteras, no tenía derecho a una parte de ese dinero? A mí me parece legítima la defensa de los intereses de la ciudadanía en La Gomera, pero en Tenerife estamos para defender los nuestros.

En cuanto a mantener la alcaldía en Guía de Isora, aspiro a que el PSOE gane en mi municipio, pero no solo por mantener el poder, sino porque en Guía de Isora estamos dentro del grupo con más centros culturales por habitantes de toda Canarias, además financiados por el Ayuntamiento. Tenemos centros de atención para personas discapacitadas financiados en su mayoría por el Ayuntamiento y un centro de día que debería estar financiado por el Gobierno de Canarias y lo está haciendo el Ayuntamiento para que no se cierre.

En esa sensibilidad con la política cultural y social (escuelas infantiles, atención a dependientes), el Cabildo debe tener algo que decir, ya sea ampliando la respuesta en asuntos en los que tenga una competencia directa o por intervención en otras determinadas cuestiones, como puede ser la situación de las listas de espera en la sanidad pública.

Hay muy pocas personas en la lista del PSOE al Cabildo de Tenerife que sean conocidas por la ciudadanía. ¿Qué potencialidad política, técnica y de gestión pública ve usted en esa propuesta de aspirantes?

Siempre he oído esto de crear una lista muy popular, pero al final es poco eficaz. Gobernar un Cabildo como el de Tenerife es algo muy serio, con un presupuesto consolidado de 1.000 millones de euros. Al presentar una lista, no estoy en un casting. Estoy presentando un equipo capaz de gestionar y de hacerlo con solvencia. Es cierto que hay personas poco conocidas. En los primeros puestos llevo personas independientes que no están afiliadas al PSOE, pero porque lo que yo planteo es una propuesta distinta, nueva y solvente. Está todo pensado para tener perfiles con experiencia y preparación, a los que se pueda dejar la gestión de un área.

Inversión en carreteras, movilidad insular, sanidad pública, hospitales del norte y del sur... Son muchas las cosas que en tantos años CC no ha rematado. ¿Qué se debe pensar y cómo va a cambiar esto si llega al poder?

Lo primero es ponerse al día con los proyectos. No es posible que, cuando hay dinero, lo que no hay son proyectos, y cuando hay proyectos, no hay expropiaciones de terreno para poderse ejecutarlos... Llevamos hablando del cierre del anillo insular años y ahora es cuando están con las expropiaciones. Esto no parece serio. El Cabildo de Tenerife debe tener un equipo especial de personas destinadas exclusivamente a coordinarse con el Gobierno de Canarias para empezar a ejecutar obras.

El pasado año no se llegó a gastar ni el 8% de todo el presupuesto destinado a carreteras, un dinero que el Gobierno de Canarias tenía en la mano. A esto se le añade que el Cabildo no tiene un plan de movilidad insular, es decir, las reglas de juego para definir una línea de actuación y mejorar el transporte y las comunicaciones.

Nosotros planteamos una comisión encargada exclusivamente del seguimiento, control e impulso de los proyectos de carreteras en Tenerife, que esta sea una prioridad y que se evalúen los planes cada año. Además, queremos un plan de movilidad donde se contemple un mayor número de frecuencias de guaguas y de recorridos, así como una propuesta más versátil en una isla tan diseminada como la nuestra, con microbuses, taxis compartidos...

Hay que cambiar por completo. Yo me niego a seguir hablando del tren del norte y del sur. Si esos proyectos son interesantes, hay que estudiarlos y se seguirá trabajando, pero hay un colapso muy grave en las comunicaciones de la isla que tardará años en resolverse y no se puede seguir hablando de esos trenes con inversiones multimillonarias.

Retrato de Pedro Martín, en la sede socialista del municipio de la capital tinerfeña

Retrato de Pedro Martín, en la sede socialista del municipio de la capital tinerfeña ÁLEX ROSA

¿Cree usted que el consejero de Obras Públicas le está tomando el pelo a los tinerfeños con el cierre del anillo insular por El Tanque, el supuesto inicio de las obras en Oroteanda- Las Chafiras o con el nuevo modelo de transporte que se ha sacado de la manga para unir las dos capitales de provincia? ¿Es esto normal...?

El nivel de improvisación de los líderes de CC no deja de sorprenderme. Primero se inventan ese aparato que quieren empezar a probar para conectar las dos capitales, que igual pronto lo proponen para conectar la isla ante la incapacidad de resolver la conexión norte-sur.

Gracias a las denuncias de los socialistas, hemos conseguido que CC cambiase de criterio respecto al cierre del anillo insular entre El Tanque y Santiago de Teide, porque se pretendía resolverlo con seis kilómetros de carretera normal y corriente, con un carril de ida y otro de vuelta. Evidentemente, esto no era una solución. Creo que el consejero de Obras Públicas ha suspendido: primero por no hacer obras, segundo por no planificar, tercero por no gastar el dinero y cuarto por improvisar a última hora. O bien presenta planos sin proyectos detrás o bien aparatos voladores. También presenta proyectos que no se sabe cuándo llegarán. ¡Ya está bien!

El asunto de las obras Oroteanda-Las Chafiras se vendió como el gran proyecto del sur de Tenerife, cuando el problema realmente llega hasta Adeje, pero de eso no se habla. Se han dedicado a dar vueltas a la tierra con una pala para hacer ver que están con una gran obra y han pasado por ahí un par de veces para hacerse fotos, como en los hospitales. Intentan hacer ver que todo va bien.

¿Qué cinco o seis cosas hay que activar con solvencia si al final gobierna en el Cabildo de Tenerife? ¿Qué cambio de rumbo tiene previsto dar de entrada?

El Cabildo tiene acciones directas porque están dentro de su competencia y otras de forma indirecta, junto al Gobierno de Canarias, con el que se tiene que plantar. Primero, carreteras. Segundo, no contentarse con la situación de los hospitales del norte y el sur. Los socialistas ampliamos la cartera de servicios para dar más prestaciones y pusimos camas para que se pudieran llamar hospitales, pero aún falta mucho. Tercero, hay un problema grave al que nos tenemos que enfrentar ya, que es el de la vivienda.

CC ha sido incapaz de hacer viviendas de protección oficial, ya sea para alquiler o compra, y el Cabildo de Tenerife puede colaborar con proyectos de regeneración de espacios urbanos, asesorando y apoyando a los municipios de todo Tenerife. El proyecto de la vivienda debe hacerse desde una planificación insular y el Cabildo puede impulsar esas iniciativas.

También se han hecho cosas en empleo de forma acertada, igual que en comercio. Para mí, Efraín Medina ha hecho un gran trabajo, pero todavía podemos ampliarlo más. El Cabildo tiene un gran músculo económico para trabajar solo y en coordinación con los ayuntamientos e impulsar esas áreas. La formación en todo lo que tiene que ver con el sector servicios es muy importante, pero también en el sector primario.

Ahí hay un trabajo enorme por hacer, con unas posibilidades de éxito tremendas. Yo mismo, en el Ayuntamiento de Guía de Isora, he planteado experiencias relacionadas que han funcionado muy bien. Hay una población de más de 40 años sin formación académica, o muy poca, que no tiene posibilidades de acceder a un puesto de trabajo y ello se agrava entre las mujeres. La agricultura vista desde una perspectiva digna, con buenos sueldos, es una buena salida.

También hay muy buenas oportunidades de empleo en la aplicación de la Ley de Dependencia, que no solo es un derecho en Tenerife, sino una necesidad. Estamos a la cola de España en las prestaciones de este tipo de servicios a domicilio porque se ha dejado todo en manos de los ayuntamientos, cuando el Cabildo también se puede implicar. Las energías renovables también son muy interesantes, no solo porque tenemos que aspirar al 100% de su uso, sino porque son un nicho de empleo.

Habla usted de vivienda y no es un secreto para nadie que el segmento del alquiler vacacional está creciendo sin parar y los precios de las viviendas se han disparado. ¿Hay algún plan para abordar este problema, que afecta a toda la ciudadanía en la isla? ¿Cómo se ordena el boom de esa modalidad de alojamiento?

El partido tiene claro que esto hay que regularlo. Desde luego, no se puede jugar a rebotar responsabilidades a ayuntamientos y cabildos, como hace el Gobierno de Canarias. Se debe regular desde el propio Gobierno de Canarias.

Pero el problema de la vivienda es mucho más que la competencia en vivienda vacacional: se trata de una absoluta inoperancia. La Consejería de Vivienda del Gobierno de Canarias no ha hecho nada y se rechazó la propuesta del PSOE de dedicar dinero a comprar viviendas a bajo coste a los bancos para ponerlas en mano de los ciudadanos.

No hay que llevar al límite a los ciudadanos para que luego el Gobierno de Canarias y el Cabildo intervengan para salvarles la vida [como en el caso de la compra pública de un edificio de pisos protegidos al Banco Santander en Añaza]. Por lo tanto, es un asunto muy complejo en el que me gustaría que se tuviera en cuenta la opinión de los cabildos, porque luego realidad respecto a la vivienda vacacional es muy distinta según las zonas.

El actual es el mes de la Tierra y las emisiones de CO2 y la contaminación con plásticos son, entre otros, asuntos muy graves que se deben abordar a nivel político. En entrevistas anteriores, usted ha remarcado que el PSOE apuesta por encontrar la manera de que Canarias sea 100% renovable. Bien, pero ¿cómo se pone límites a la contaminación, también a la ocasionada por los vertidos de aguas residuales, un problema gravísimo en la isla?

Tenerife tiene carencias muy grandes en saneamiento. La mayoría de los municipios están en esa situación. Se han ido haciendo inversiones en los últimos decenios que además han estado siempre esperando por el Cabildo de Tenerife. Y no es por meterme con el Cabildo, pero es que hay municipios como Guía de Isora que han querido construir depuradoras pero no han podido a la espera de respuesta del Consejo Insular de Aguas, que quiere resolver este problema de forma comarcal y esperando que el dinero llegue de otro lado. Por lo tanto, si bien hay veces en las que los ayuntamientos no hemos hecho los deberes, y me incluyo, tampoco se nos ha dejado cuando hemos querido.

Esto nos ha llevado a que tengamos estaciones depuradoras que se hicieron en su momento desde el servicio hidráulico del Gobierno de Canarias en Tenerife y ninguna funcione por un conflicto de licencias. Y no quiero obviar otros problemas como el del plástico, pero el Cabildo debe centrase en la tarea de impulsar cualquier proyecto que tenga que ver con el saneamiento de la isla. Desde luego, es una de las asignaturas pendientes.

¿Qué va a pasar con el puerto de Fonsalía, un proyecto previsto para Guía de Isora? ¿De quién es la culpa de que esa inversión no arranque? ¿Es tan necesaria como usted dice?

La veo muy necesaria y me alegra que de un tiempo a esta parte haya algunos que compartan esta visión, como el presidente del Cabildo de La Gomera. Yo llevo reclamando esto desde hace 24 años y fue el motivo de la primera reunión que tuve en Santa Cruz al llegar a ser alcalde. Entonces, ya existía un estudio de alternativas. En este momento, se está pendiente de que el Gobierno de Canarias presente un proyecto al Ministerio de Sostenibilidad para solventar algunas deficiencias que tenía el plan.

No me deja de sorprender la falta de interés durante todos estos años. Este era un puerto del Estado que el Gobierno de Canarias, en un impulso nacionalista, quiso que fuera propio y tuvo su visto bueno, pero se quedó en una especie de paralización. Y lo lamento porque me parece un muy buen proyecto al que le ha faltado impulso por parte del Gobierno de Canarias y no ha habido búsqueda de financiación de forma activa, ni siquiera por el Cabildo. Este sería el puerto de Tenerife para comunicar La Palma, La Gomera y El Hierro, y daría un impulso económico muy interesante a la economía de esas islas.

¿Usted cree que CC ha hecho algo que sea relevante en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en estos últimos cuatro años?

Sería arrogante por mi parte descalificar por completo la gestión, ya no de CC, sino de cualquier partido. Creo que ha habido ámbitos en los que se han hecho las cosas bien, como en Turismo de Tenerife. Aunque hay carencias y se han quedado algo cortos, sin lugar a dudas es uno de los organismos que mejor funciona respecto a sus equivalentes en otras islas. Creo que ha acertado en muchas de las líneas de promoción y apoyo al sector. Nosotros, que hemos estado ahí, hemos apoyado esas iniciativas.

En el caso del comercio, la moda, la artesanía, algunos proyectos de empleo, se ha hecho un bueno trabajo. En la gestión económica, aunque tiene algunos claroscuros, ha sido buena, porque es positivo que se haya reducido la deuda pública del Cabildo.

Pero luego hay agujeros muy grandes que no se le pueden permitir a un partido que lo ha tenido todo en la mano: el Cabildo, el Gobierno en Canarias, los presupuestos más grandes de la historia de las islas en este mandato, unos grandes ingresos en el Cabildo de Tenerife... Sin embargo, los grandes asuntos de esta isla, en lugar de resolverse, han empeorado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha