eldiario.es

9

Santa Cruz de Tenerife reclama al Gobierno central poder contratar más personal para servicios públicos básicos

El portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento, Ramón Trujillo, quien presentó la iniciativa aprobada por el pleno, explica que así se podría atender mejor a las personas en riesgo de exclusión social o en situación de pobreza

El portavoz de Unidas Podemos Ramón Trujillo.

El portavoz de Unidas Podemos Ramón Trujillo.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha aprobado en un pleno una propuesta de Unidas Podemos para instar al Gobierno central "a remover las trabas legales" que impiden a los consistorios contratar a personal para prestar con garantías los servicios públicos básicos.

En un comunicado, Unidas Podemos remarca que esto ayudaría a contar con más personal para atender a las personas en riesgo de exclusión social o en situación de pobreza, "una imposibilidad que, desde la conocida como Ley Montoro, afecta incluso a los ayuntamientos sin problemas de deuda e incluso con superávit".

El portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Ramón Trujillo, explica que esto implica que de los próximos Presupuestos Generales del Estado se suprima de los gastos de personal "todo articulado que suponga un ataque a la autonomía organizativa de los ayuntamientos recogidas en la Constitución Española en lo referente a la organización de los recursos humanos necesarios para llevar a cabo los servicios públicos básicos" que les corresponde prestar.

Este acuerdo, con el se reclamará también al Gobierno estatal que respete la autonomía municipal, se trasladará a la Federación Española de Municipios y Provincias y a los grupos parlamentarios de las Cortes.

El portavoz de Unidas Podemos aceptó una enmienda transaccional de CC-PNC, que permitió la unanimidad, para añadir que dicha petición a las Cortes y al Gobierno estatal se hace con independencia de la obligatoriedad de cumplir las exigencias actuales de la legislación en cuanto a regla de gasto, estabilidad presupuestaria y niveles má­ximos de endeudamiento, así como el necesario informe de la intervención municipal que a­segure que se cuenta con financiación  estable para las nuevas incorporaciones de personal.

Trujillo explicó que "hay servicios municipales básicos infradotados de personal, y que en los países de la UE se destina a gasto público local el doble que en España". 

En este sentido, las previsiones de incorporación de personal para 2020 en el Ayuntamiento auguran que "si se mantuviesen los vigentes criterios de porcentaje de tasa de reposición en la oferta de empleo público se incluirían el próximo año en el régimen general 56 plazas para reponer jubilaciones y cuatro de nueva creación, mientras que para la Policía Local se incluirían 15 para reponer jubilaciones y dos de nueva creación". Cifras que Unidas Podemos considera a todas luces insuficientes. 

Trujillo enfatizó que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a pesar del incremento del gasto social en el pasado mandato, "necesita contratar a más personal para servir más y mejor a nuestros vecinos", y apuntó que la prestación de servicios públicos a través de empresas privadas puede tener sentido en algunos casos, pero en otros resulta injustificada porque, en el caso de la limpieza, los santacruceros se ahorrarían dinero si el servicio volviera a tener gestión pública.

Las políticas de austeridad han privatizado servicios

Trujillo recuerda que "cuando más necesario era disponer de una administración local fuerte, con recursos ante la situación de crisis económica por la que pasaba el país para hacer frente a los graves apuros en los que se ha visto envuelta gran parte de la población, el Gobierno del Estado aprobó en 2013 la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, más conocida como Ley Montoro".

"Esto supuso un recorte competencial sin precedentes, un importante retroceso sobre los servicios que prestan las corporaciones locales y un ataque a la autonomía municipal, al ejercer sobre ésta un enorme control financiero y presupuestario que, entre otras medidas, supeditó el uso de los superávits a la realización de determinado tipo de inversiones  o al pago de la deuda, y se estableció un control restrictivo sobre la evolución de las plantillas", remarca Trujillo.

A su juicio, tales "políticas de austeridad en los últimos años se han dirigido a restringir el gasto público para minimizar al máximo el papel de las instituciones públicas en la economía y a diseñar medidas para, de manera directa o indirecta, privatizar los servicios públicos".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha