eldiario.es

9

Ayuntamiento y vecinos de Añaza reclaman al Santander que traslade por escrito su renuncia a los desalojos tanto a afectados como al juzgado

La portavoz de las familias, Inma Évora, admite que el colectivo está "más tranquilo" y que "está claro que el banco ha dado el paso que tenía que dar para que los edificios no cayeran en manos de un fondo buitre"

Imagen de la reunión celebrada este viernes con una representación de los vecinos de Añaza

Imagen de la reunión celebrada este viernes con una representación de los vecinos de Añaza

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y los vecinos afectados han pedido este viernes al Banco Santander que la solicitud de paralización de los desahucios en los dos edificios de viviendas que posee la entidad, a través de la firma Luri 6, en el barrio de Añaza se haga por escrito y en los juzgados, puesto que aún hay fechas fijadas para lanzamientos (desalojos).

Así lo han señalado a los medios el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y la portavoz de los vecinos, Inma Évora, tras una reunión celebrada en el Ayuntamiento a raíz del preacuerdo entre el Gobierno de Canarias y el Banco Santander que permitirá al Ejecutivo canario la adquisición de las 358 viviendas radicadas en dos bloques del polígono residencial de Añaza.

El alcalde indicó que ha sido una reunión que ha transcurrido en un tono "más distendido" y en la que han calificado de manera "positiva" tanto el comunicado de la entidad, diciendo que se paran los desahucios, como el del Gobierno de Canarias, anunciando que adquiere las viviendas: "Eso es algo positivo que tranquiliza más a las familias".

Bermúdez señaló que, una vez se adquieran las viviendas, éstas pasarán a tener un régimen de alquiler social, por lo que "estamos ante una buena noticia porque ello da tranquilidad y seguridad jurídica a las familias, puesto que hay una hoja de ruta para lograr una solución definitiva".

El alcalde agradeció a los vecinos su organización y a Inma Évora que haya puesto por delante su trabajo desinteresado para ayudar a los afectados. A partir de ahora, tanto los Servicios Sociales del Ayuntamiento como los vecinos buscarán toda la documentación necesaria para que el Gobierno pueda estudiar la situación de cada familia.

Inma Évora, por su parte, admitió que los vecinos están "más tranquilos" y que "está claro que el Santander ha dado el paso que tenía que dar para que los edificios no cayeran en manos de un fondo buitre". Añadió que con la acción del Gobierno de Canarias se posibilita que las viviendas sigan cumpliendo el fin social para el que fueron creadas.

En cualquier caso, espera que el compromiso del Santander de desjudicializar los desalojos se produzca, porque "de nada nos sirve recibir cada mañana una notificación, pues eso al final va poniendo nerviosa a las familias". Añadió, además, que queda "mucho camino por recorrer" y estarán pendientes de los pasos que dé el banco.

Respecto a los desahucios que ya tienen fecha fijada, el alcalde aclaró que, desde que los vecinos vayan diciendo cuándo se llevarán a cabo, el Ayuntamiento activará el Pacto Antidesahucios. No obstante, apuntó que, si el Santander ha dicho que los va a parar, "sería el colmo que no lo hiciera".

Por eso mismo, piden al Santander que emita ya no solo un escrito que haga oficial su intención de no desalojar a ninguna familia vulnerable, sino que además esa intención se traslade al juzgado porque los procedimientos siguen su curso, añadió Inma Évora.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha