eldiario.es

9
Menú

El Ayuntamiento y Cepsa sellan un acuerdo "histórico" para crear un 'Santa Cruz Verde' en suelo hoy de la refinería

El pacto fija la disposición a trabajar, junto a Cabildo y Gobierno, en la definición en 2030 de un sistema de espacios verdes, dotaciones y equipamientos públicos, más usos residencial y turístico, sobre 57 hectáreas

Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa, señala que las operaciones de refino son hoy "prácticamente inviables", de ahí que se haya optado por poner en marcha un plan que es una oportunidad "única" para la ciudad

El programa contempla el desarrollo de 573.000 metros cuadrados, cuyo 67% se destinará a uso público y el 33% restante será de explotación lucrativa, con una edificabilidad que estaría en el 1,1 m2/m2

- PUBLICIDAD -
Infografía con el impacto del proyecto 'Santa Cruz Verde 2030' en los actuales terrenos de Cepsa

Infografía con el impacto parcial del proyecto 'Santa Cruz Verde 2030' en los actuales terrenos de Cepsa

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la compañía Cepsa han firmado este martes un acuerdo "histórico" de colaboración por el que los terrenos que ocupa actualmente la refinería en la capital tinerfeña serán regenerados para crear una gran zona de expansión público-privada basada en la sostenibilidad ambiental y la recuperación del acceso al mar.

El acuerdo ha sido suscrito por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y el vicepresidente y consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró Roig, que han estado acompañados por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

El acuerdo de colaboración fija la disposición de ambas partes para trabajar, junto al Cabildo, el Gobierno de Canarias y demás administraciones implicadas, en ese proyecto, en la conformación de un gran sistema de espacios verdes, dotaciones y equipamientos públicos, en el que también se habilitará suelo de uso residencial y turístico.

Bajo la denominación Santa Cruz Verde 2030, el programa contempla el desarrollo de una gran área de unos 573.000 metros cuadrados -lo que miden 80 campos de fútbol-, cuyo 67% se destinará a uso público y el 33% restante será de explotación lucrativa, mientras que la edificabilidad estaría en el 1,1 m2/m2.

El alcalde José Manuel Bermúdez ha comentado que este acuerdo queda "para la historia" porque marcará "un antes y un después" en el desarrollo urbanístico de la ciudad. Además, se hará contando con la "participación" de los vecinos y "de la mano" del Cabildo y del Gobierno de Canarias.

Pedro Miró, por parte de Cepsa, señaló que la operación de la refinería es hoy "prácticamente inviable", de ahí que se haya optado por poner en marcha un proyecto que, en su opinión, es una oportunidad "única" para la ciudad, pero también como ejemplo de transformación de una refinería urbana.

Carlos Alonso, Fernando Clavijo, Pedro Miró y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez

Carlos Alonso, Fernando Clavijo, Pedro Miró y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez

La compañía seguirá operando como lo hace ahora, sin refino

Miró añadió que, pese a abandonar los terrenos de la refinería, Cepsa seguirá desarrollando su proyecto industrial para continuar garantizando el suministro energético en el archipiélago, satisfaciendo su compromiso con sus empleados, sus clientes y su único accionista.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, resaltó que Santa Cruz Verde 2030 es un "gran sueño" para los chicharreros que permitirá tener una ciudad "más verde, más amigable y más abierta al mar", y este ayudará a desarrollar la potencialidad tecnológica de la isla y una movilidad más sostenible.

En su intervención, Fernando Clavijo afirmó que este proyecto servirá de "ejemplo" en España y en el ámbito internacional, y no cree que haya en el mundo ningún precedente de la recuperación de un área urbana de esta magnitud. Anunció, además, que el Gobierno canario va a acompañar para que este sueño se convierta en una realidad y animó a todos a participar.

Dada la envergadura del proyecto, el análisis y las futuras actuaciones que se deriven de este requieren de una planificación compleja y minuciosa en un marco urbanístico estable, junto a una ejecución paulatina en diferentes fases que se vaya acompañando de la progresiva demanda de espacios y servicios.

Toda la Corporación local, manos a la obra

Por ello, el alcalde ha firmado un decreto para ordenar a las áreas de gobierno municipales que estudien, informen, planifiquen y actúen para conseguir este nuevo objetivo que tiene la ciudad, trabajando de la mano con el Cabildo y el Gobierno de Canarias. Además, este martes ha informado a los portavoces de los grupos municipales.

Entre los objetivos del acuerdo figuran la recuperación del encuentro de la ciudad con el mar a través de un gran sistema de espacios libres conectados con el Palmetum y el Parque Marítimo y la regeneración del litoral a través de una zona de baño o playa, un puerto deportivo y un paseo marítimo peatonal y ciclista, conformando, además, un gran espacio multifuncional.

Asimismo, se persigue el impulso de la relación con el mar a través del llamado Balcón al mar de la ciudad, en el acantilado sobre La Hondura, con el paseo Anaga-Añaza (Peatonal de Cornisa), generando además un circuito transitable, fundamentalmente deportivo, ligado al sistema de espacios libres e incluyendo la prolongación del carril-bici por el litoral de Añaza.

En cuanto a la movilidad y la accesibilidad, otro objetivo es la adaptación del trazado del sistema viario territorial (TF-4), básicamente para tráfico portuario, de manera que sea posible crear una zona deportiva lúdico-recreativa asociada al litoral. La conexión de este sistema con el gran espacio libre que se crea y los existentes Palmetum y Parque Marítimo conformará un espacio multifuncional vinculado al ocio de la ciudad y garantizando la relación con el mar.

Al mismo tiempo, se habilitará una nueva entrada rápida a la ciudad por el sur, alternativa a la TF-4 y situada al norte de los terrenos del plan Santa Cruz Verde 2030, y una nueva rambla de penetración a la capital, entendida como la espina dorsal de la nueva urbanización definida en este documento.

A dotaciones, equipamientos e infraestructuras se destinará el 10% del suelo de titularidad municipal, donde se prevé la construcción de un nuevo intercambiador de transportes que facilite la ejecución del proyecto del futuro tren del sur de la isla.

Respecto a las dotaciones públicas, se generarán espacios que permitan implantar dotaciones para equipamientos y usos comunitarios, como los sociosanitarios, docentes, culturales, social-asistenciales o de seguridad y protección ciudadana, y se llevarán a cabo las cesiones para vivienda protegida correspondientes a un proceso de renovación urbana.

Del total del suelo de titularidad municipal, el 41% se reservará a zonas verdes (157.440 m2), donde se creará un eje verde que conectará la rambla con el Palmetum y el Parque Marítimo y una gran zona verde al norte de los terrenos.

El desarrollo del proyecto incluirá los procesos de participación ciudadana precisos, mediante la escucha activa de los vecinos de Santa Cruz en todas las fases de actuación, desde la transparencia y el intercambio continuo de información.

Asimismo, esta nueva zona de la ciudad representa la posibilidad de fortalecer la actividad económica de Santa Cruz y la creación de 3.200 nuevos empleos directos e indirectos a través de la generación de espacios para el desarrollo turístico, comercial y administrativo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha