eldiario.es

9

Intensos vertidos de aguas residuales sin depurar en la costa de Santa Cruz

El desagüe al mar de volúmenes no tratados por la depuradora capitalina, en la zona de La Hondura, se mantiene en el tiempo y este martes fue muy apreciable, como se observa en las imágenes

Huella del vertido de este martes, visto desde el aire, en La Hondura

Huella del vertido de este martes, visto desde el aire, en La Hondura

La ciudad de Santa Cruz, desde su depuradora, sigue expulsando o vertiendo al mar cantidades ingentes de aguas residuales no tratadas de forma correcta y, por lo tanto, contaminadas, a través del desagüe localizado en el acantilado de La Hondura, justo al lado del actual Palmetum y a poca distancia de la zona de baño en piscinas conocida como Parque Marítimo. En toda esta área costera, el baño en el mar sigue estando prohibido por la contaminación de las aguas.

Tal y como se puede apreciar en las imágenes a las que ha accedido Tenerife Ahora, que fueron sacadas el martes de esta semana desde el aire, los vertidos al mar siguen en esa parte del litoral santacrucero y, en algunos casos, son de gran intensidad, lo que ocurrió el citado día.

Hasta ahora, y ya han transcurrido algunos años, este problema medioambiental no se ha resuelto e incluso está judicializado, pues existe una causa abierta por supuesto delito medioambiental que afecta a integrantes de la Corporación santacrucera, la administración local que gestiona esa depuradora. Al proceso judicial en curso, se unen denuncias tramitadas por la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN), organismo dependiente de la Comunidad Autónoma de Canarias, e incluso por parte de la Comisión Europea.

Aguas residuales contaminadas expulsadas al mar en la costa de Santa Cruz

Aguas residuales contaminadas expulsadas al mar en la costa de Santa Cruz

En estos momentos, el Ayuntamiento capitalino, según viene argumentando acerca de este problema, está a la espera de que el Estado presupueste, licite y amplíe la actual depuradora (el dinero puede estar en los presupuestos estatales aún sin aprobar por las Cortes), de manera que la capacidad de tratamiento de esa infraestructura, que recibe aguas residuales de otros municipios, como La Laguna y El Rosario, se ajuste a las necesidades actuales y futuras.

De esa forma, el potencial de depuración se ajustaría a la demanda y así se dejaría de verter al mar aguas sin tratar adecuadamente, algo que ahora sigue ocurriendo, pese a las denuncias cursadas y a los expedientes de sanción abiertos por la propia Unión Europea.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha