eldiario.es

9

El juicio por el desfalco de Sinpromi arranca en marzo

La Audiencia Provincial señala una primera comparecencia para el día 11 y fija el sorteo del jurado el 17 de febrero

Pedreira es aplaudido por varios líderes de CC en un partido del Uruguay FS.

Pedreira es aplaudido por varios líderes de CC en un partido del Uruguay FS. Mírame TV.

Un auto de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, dictado el pasado 12 de febrero, al que ha tenido acceso Mírame Televisión, anuncia el comienzo de la vista oral por el desfalco, entre los años 2008 y 2014, de 1,2 millones de euros de Sinpromi, una sociedad pública del Cabildo insular dedicada a la promoción de personas con discapacidad. La resolución de la Sección Segunda, que fija la primera comparecencia el 11 de marzo,  acuerda celebrar el 17 de febrero el sorteo del jurado que juzgará a Andrés Hernández Pedreira, exdirector financiero de la entidad y único acusado que se sentará en el banquillo por presuntos delitos de malversación y falsedad documental.

Andrés Hernández Pedreira pasó de ser un héroe capaz de llevar a la máxima división nacional de fútbol sala a un histórico club chicharrero, el Uruguay Tenerife FS, al que agasajaban en cada acto público líderes de Coalición Canaria, a convertirse en un villano perseguido por la Justicia tras desviar, según su propio testimonio, dinero de Sinpromi al equipo que presidía.

Las acusaciones particulares y populares, representadas por Sinpromi y Podemos, respectivamente, piden 14 años de cárcel para el exdirector financiero de la sociedad. La Fiscalía reclama 13 años de prisión. La cuantía retirada de forma ilícita se cifra en 1,2 millones de euros, aunque el Cabildo de Tenerife, que ejerce la acción civil, considera que la cifra malversada es más elevada y reclama una indemnización de 1,6 millones de euros.

El auto de la Sección Segunda, firmado por el magistrado Joaquín Astor Landete, presidente de la Audiencia Provincial, tipifica los hechos como presunta malversación en concurso instrumental con un delito continuado de falsedad. La resolución acuerda "señalar el comienzo de la vista oral, para lo cual se cita a las partes personadas y al encausado a una comparecencia el próximo día 11 de marzo de 2020 a las 10 horas". El juicio "se celebrará en sesiones de mañana y tarde, si fuera necesario, hasta su conclusión, en la sala número 12 del Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife".

La Audiencia Provincial también resuelve que la celebración del sorteo "entre los candidatos a jurados de la lista de esta provincia" tendrá lugar el próximo día 17 de febrero de 2020, a las 10 horas, en la Secretaría de la Sección Segunda. Aunque la acusación particular y la acción popular también habían pedido el procesamiento del exgerente de Sinpromi, Víctor García, el magistrado Joaquín Astor Landete aclara que "la apertura de juicio oral se realizó exclusivamente sobre Andrés Hernández Pedreira (...) por lo que no se tendrá la misma dirigida contra terceras personas".


Hechos

Los hechos que el auto de la Audiencia Provincial señala como objeto de la vista oral se dividen en cuatro actuaciones consideradas delictivas por las acusaciones. La primera está relacionada con la gestión por parte de Sinpromi del aparcamiento anexo al Hotel Mencey, de cuya recaudación el acusado se apropió de un total de 318.299 euros.

Según la resolución judicial, Andrés Hernández Pedreira "cambió la forma habitual en que se venía efectuando hasta ese momento la recaudación e ingreso bancario de lo cobrado en dicho establecimiento" con la finalidad de "hacer suyas las cantidades recaudadas". El dinero, que antes de la intervención del acusado se ingresaba en el banco por el encargado del aparcamiento, pasó a ser retirado personalmente por el exdirector financiero de Sinpromi, "quien acudía de forma habitual al mencionado parking para recoger la mayor parte del importe recaudado, a excepción de pequeñas cantidades que se quedaban en el estacionamiento para cubrir gastos de gestión ordinarios".

El dinero nunca llegó a ser ingresado en las cuentas de Sinpromi. En las diligencias del procedimiento judicial se acreditó que el acusado, "con el propósito de ocultar su apoderamiento ilícito (...) dio instrucciones al personas auxiliar para que no quedara reflejado en la contabilidad de la entidad el cobro de dichas cantidades". Una forma de actuar que permitió que el desfalco no fuera detectado por los distintos informes de auditoria que fueron realizados a la entidad pública.

Un modus operandi similar se siguió en el aparcamiento de la plaza de El Cristo, en La Laguna. Según el auto de la Audiencia Provincial, Andrés Hernández Pedreira también modificó la forma habitual en la que se gestionaba la recaudación. El acusado "dio instrucciones al encargado del estacionamiento" para que el dinero se repartiera "a la caja gris, para gastos ordinarios del parking"; a una bolsa denominada "a planta de reciclado", que era la cantidad "que hacía suya" el procesado; y a un remanente, que se ingresaba en el banco. De esta forma, el exdirector financiero de Sinpromi desvió un total de 238.013 euros.

La tercera vía que utilizó Andrés Hernández Pedreira para financiar de forma ilegal al Uruguay FS está relacionada con la venta de bonos de otra empresa pública, Titsa, a través de una tienda de Sinpromi ubicada en el aeropuerto Reina Sofía de Tenerife. El acusado "asumió de manera directa y personal el control de todo lo relacionado con la comercialización de los bonos de transporte".

Las cuantías que se recaudaban de la venta de bonos de Titsa se depositaba "en una caja específica, separadas del dinero procedente de otros productos de la tienda y, con cierta periodicidad, el acusado se desplazaba a la tienda para retirar dicho dinero recaudado de la venta de bonos (...) manifestando que él mismo se ocuparía del ingreso de dichas cantidades en las cuentas bancarias de Sinpromi, lo que nunca hizo". Por esta vía, entre los años 2008 y 2014, Andrés Hernández Pedreira se apropió de un total de 602.811 euros.

El exdirector financiero diseñó una estrategia para ocultar sus actos de los controles ordinarios. Para ello, anotó las cantidades "satisfechas por la adquisición de bonos de Titsa en unas cuentas de gastos completamente ajenas", relativas a las brigadas de jardinería y mantenimiento de superficies de césped artificial e, incluso, "como gastos de las encomiendas para promover el empleo del personal discapacitado", según señala el auto de la Audiencia Provincial.

El cuarto hecho que sostiene las acusaciones sobre Andrés Hernández Pedreira tiene que ver con seis cheques que el acusado "rellenó de su puño y letra, por un importe total de 83.160 euros, simulando la firma de la consejera delegada de Sinpromi, Carmen Rosa García Montenegro (...) designando como beneficiario en todos ellos al Club de Futbol Sala Uruguay".

Andrés Hernández Pedreira nunca disimuló la vida de lujo que llevaba junto a varios jugadores del Uruguay FS, a los que hacía regalos de forma habitual y agasajaba con viajes. Sus éxitos deportivos, tras sacar del olvido a un histórico club de futbol sala y llevarlo a lo más alto del deporte nacional, fueron destacados por los dirigentes políticos de las principales administraciones públicas, que premiaron sus logros como un ejemplo de gestión a seguir.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha