eldiario.es

Menú

Vuelve a mentir sin perder la compostura

DIJO ANTE LA JUEZ QUE DESCONOCÍA LA EXISTENCIA DEL EXPEDIENTE

Salvo que la magistrada instructora del caso del salmón considere innecesarios nuevos testimonios, es más que probable que por su despacho del Palacio de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria circulen unos cuantos testigos má

- PUBLICIDAD -

Salvo que la magistrada instructora del caso del salmón considere innecesarios nuevos testimonios, es más que probable que por su despacho del Palacio de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria circulen unos cuantos testigos más que contribuyan a aclarar el bollo del cogollo del meollo, a saber, si Soria aceptó una dádiva a cambio de propiciar un acuerdo favorable a su amigo y/o saludado Björn Lyng y si, a mayor abundamiento, promovió que se produjera esa decisión en contra de los criterios más asentados de los funcionarios del Cabildo y del Patronato de Turismo. Algunos de los testimonios futuros servirán para confirmar que Soria mintió nuevamente ante la juez, algo que no constituye delito alguno porque, como es sabido, un imputado puede negarse a contestar o directamente mentir, que es especialidad de la casa. Porque afirmar como afirmó que desconocía la existencia del expediente de Anfi Tauro en el momento de viajar con Lyng es trola que no pasa ni por el canal de Panamá.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha