eldiario.es

Menú

Le retiró el saludo a Blas Trujillo

EL SOCIALISTA HABÍA DENUNCIADO LOS ''PUFOS'' DEL VICEPRESIDENTE

No está Soria para muchas alegrías, por lo que se aprecia en su comportamiento, cada vez más cruzado e irascible. Que le pregunten a los críticos de su partido, que ya no saben que hacer para discrepar sin ser guillot

- PUBLICIDAD -

No está Soria para muchas alegrías, por lo que se aprecia en su comportamiento, cada vez más cruzado e irascible. Que le pregunten a los críticos de su partido, que ya no saben que hacer para discrepar sin ser guillotinados. Y que le pregunten a los parlamentarios que osan decir en la tribuna que su trayectoria política se está llenando preocupantemente de pufos del más variado pelaje. Lo hizo la semana pasada el portavoz socialista, Blas Trujillo, que consiguió que el vicepresidente se saliera de sus casillas y empezara a defenderse del caso del salmón sin que éste hubiera sido mencionado en el estrado. Al término del rifirrafe parlamentario, Soria se dirigió a Trujillo en los pasillos de la Cámara y le instó a que no volviera a saludarle en la vida. Una pérdida irreparable, añadimos nosotros, que soportamos sobre nuestras frágiles espaldas esa maldición desde hace ocho años y pico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha