Viajar Ahora Blogs y opinión

Sobre este blog

El suplemento de viajes de Canarias Ahora te invita a visitar el mundo de otra manera. Aquí encontrarás datos útiles, ideas y, sobre todo, muchas experiencias de viajeros como tú.

Ourense: entre termas, viñedos e historia

Viñedos en el Cañón del Sil. Turgalicia

Cuando uno piensa en Galicia le viene a la mente las Rías Baixas, el mar rompiendo con bravura contra los acantilados, marisco, carnes, Santiago Apóstol, el Obradoiro, preciosas playas, el Camino… Pero sin embargo, por regla general se olvidan de la única provincia de interior de las cuatro, la de Ourense. Ourense te da la bienvenida tras el ancha es Castilla con sus montes y valles verdes, o te despide de Galicia tras ver la preciosa costa atlántica, pero…¿Qué tal una pequeña escapada a ella? Muchos son los atractivos que tienen esta parte gallega, máximo exponente del turismo rural y de interior. Comida, paisajes, termas, historia… Un destino perfecto para desconectar de las grandes ciudades y volver a sentir el día a día de los pueblos. En Viajar Ahora te proponemos tres de las zonas más importantes de la provincia para una pequeña escapada de fin de semana:

Ourense

OurenseLa capital tiene dos puntos fuertes, uno es el Río Miño y todo lo que alrededor de él se desarrolla. Así, en verano es un lugar perfecto para refrescarse de las altísimas temperaturas que hay en toda la provincia (es común que la temperatura más alta de España sea en la ciudad gallega o los pueblos de alrededor). El atractivo de la ribera son los paseos, que te permiten realizar una ruta termal alrededor del Miño que cuenta con cuatro estaciones termales, la de la Chavasqueira, Tinteiro, Muiño das Veigas y la de Outariz. Estas aguas son buenas para dolores como el reuma, artritis, o enfermedades de la piel como la dermatitis. De las cuatro estaciones termales, tres de ellas disponen de piscinas públicas para bañarse, aunque también hay dos (Chavasqueria y Outariz) que están acondicionadas con una zona de pago en la que uno puede dejar sus pertenencias en una taquilla, ducharse después de los baños relajantes o darse un masaje. El precio ronda los cinco euros y se puede disfrutar de un relajante baño de hora y media a lo largo del día, desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la mañana, según la temporada.

Además de las estaciones termales, el río cuenta con ocho puentes, entre los que destacan el Puente Romano (Ponte Vella en gallego, por ser el más antiguo) y el Puente del Milenio (inaugurado en el año 2001 y que cuenta con escaleras que permiten subir a lo más alto, con una pendiente que llega hasta el 67%).

El otro gran atractivo es el casco antiguo, donde se puede disfrutar de la catedral con el Pórtico del Paraíso que aún conserva su policromía original del siglo XIII (es el segundo edificio medieval más importante de Galicia tras la sede catedralicia compostelana), una Plaza Mayor que está en pendiente, el claustro y la iglesia de San Francisco (reabierto a mediados de 2013), además de visitar As Burgas, una fuente en la que el agua sale a unos 60º de temperatura y que ya era utilizada por los romanos. Una buena opción es comer en la zona vieja de la ciudad, donde se puede degustar las mejores empanadas, productos autóctonos como el queso de vaca, raxo gallego (carne de cerdo adobada) y, cómo no, realizar una ruta de vinos por los distintos bares de la localidad, porque en la provincia de Ourense existen cuatro denominaciones de origen: Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei.

Cañón del Sil

Cañón del SilEntre la provincia de Ourense y Lugo se encuentra el río Sil, uno de los mayores afluentes del Miño. En esta zona el cauce del río ha excavado una enorme garganta, cuyas paredes se han usado para plantar los viñedos de la Ribeira Sacra. El paisaje es espectacular, y se puede recorrer en un catamarán que se acerca para ver los enormes desniveles, que llegan hasta los 500 metros de altura. También se encuentra el Parador Nacional de Santo Estevo, uno de los múltiples monasterios de la provincia que han sido reconvertidos en alojamiento para huéspedes.

Comarca del Ribeiro

Comarca del RibeiroQue Ourense es sinónimo de viñedos ya lo habíamos comentado cuando propusimos ir de vinos en la capital o visitar el Cañón del Sil, pero la comarca del Ribeiro guarda numerosos tesoros que pasan en alto para los visitantes. Así, en Ribadavia uno puede visitar la judería, el castillo Dos Sarmiento, la Iglesia de Santiago, que es del siglo XII y de arquitectura románica popular. En las afueras de Ribadavia, en la carretera vieja que va a Vigo, se encuentra la localidad de Melón, una pequeña aldea que cuenta con el Monasterio de Santa María de Melón. Este data del siglo XII, está en ruinas y se puede caminar entre sus restos y subir a la segunda planta y palpar las enormes piedras con las que fue construido. En esta misma aldea se puede ir hacia Tourón, donde se localizan unas fervenzas (cascadas) que en los meses de verano son un lugar perfecto para refrescarse.

Si Ribadavia tiene sobre todo los edificios históricos, el otro gran pueblo del Ribeiro es O Carballiño. Basta con nombrar el dicho gallego que dice “Pra carne, pan e viño, O Carballiño” para hacerse una idea de lo que uno se encuentra en esta localidad. A ellos hay que añadir que el mejor pulpo de Galicia se come aquí. El motivo es la influencia del Monasterio de Oseira, en las proximidades del pueblo, que cobraba los diezmos de sus propiedades en la costa pontevedresa con este cefalópodo. Son las buenas aguas de la zona las que le dan el característico sabor al pulpo del lugar y que han dado fama a las pulperas de la localidad. Al polbo á feira nada mejor que acompañarla con el pan de Cea, un pan con denominación de origen de un pueblo que se encuentra a medio camino de O Carballiño y Oseira. Si uno quiere comer el mejor pulpo de Galicia puede asistir a la Festa do polbo que se celebra el segundo domingo de agosto en el parque de la población. Otra opción, para los que no van en agosto, es acudir cualquier 15 o 30 del mes, fecha en la que la feria se monta en la villa y además de vender ropas, enseres y otros productos, las pulpeiras (y también algún que otro pulpeiro) se ponen en varios rincones de O Carballiño a vender platos de madera con raciones de pulpo. Y si uno es goloso, nada mejor que acercarse a la confitería Cerviño, donde venden las famosas cañas fritas, una masa crujiente frita rellena de crema pastelera, que están deliciosas.

No solo de gastronomía se vive en O Carballiño, ya que cuenta con el Templo de la Veracruz, diseñado en la década de los 40 del siglo pasado por el arquitecto Antonio Palacios, el mismo que ideó el Edificio de Correos de Madrid. La villa también cuenta con balnearios, uno en las proximididades del río Arenteiro y otro en la localidad vecina de Partovia, y un buen parque (donde se celebra la fiesta del pulpo) genial para ir a pasear y disfrutar del río.

Entre Ribadavia y O Carballiño se encuentra la localidad de Leiro, donde también está otro famoso monasterio reconvertido a hotel, el de San Clodio, cuya fecha de construcción está confusa, algunos dicen que es del siglo VI y otros del X. La iglesia del monasterio, la de Santa María, es de estilo gótico. Otra visita interesante que no puede faltar para ver en la provincia es el Castro de San Cibrao de Lás, un poblado petrificado que muestra cómo era la vida en la cultura castreña, muy presente en el noroeste de la Península Ibérica.

Sobre este blog

El suplemento de viajes de Canarias Ahora te invita a visitar el mundo de otra manera. Aquí encontrarás datos útiles, ideas y, sobre todo, muchas experiencias de viajeros como tú.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
21 de marzo de 2014 - 13:19 h

Descubre nuestras apps

stats