eldiario.es

9

El PP premia a Ciudadanos con grupo propio

Los populares justifican la decisión en la mala relación que mantienen en el grupo mixto IU y Ganemos con Ciudadanos

El partido de Albert Rivera propició la investidura de Íñigo de la Serna como alcalde después de que el PP perdiera la mayoría absoluta en la ciudad, hecho que no sucedía desde hacía 20 años

PP y Ciudadanos en la firma del compromiso de regeneración democrática

David Gónezalez e Íñigo de la Serna, en la firma del compromiso de regeneración democrática.

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Santander (PP) ha aprobado este lunes una modificación del Reglamento del Pleno para que los partidos políticos con representación en el Consistorio puedan constituir grupo propio con un mínimo de dos concejales en lugar de los tres que marcaba la norma hasta ahora. Este cambio supondrá que tanto Ciudadanos como Ganemos Santander Sí Puede, ambos con dos ediles, formen su propio grupo y abandonen el grupo mixto, que quedará integrado por el único concejal de IU, Miguel Saro.

Los grupos de la oposición han manifestado a eldiario.es Cantabria que han conocido la noticia a través de los medios de comunicación y apuntan que la medida es un premio para Ciudadanos. El partido de Albert Rivera propició la investidura como alcalde del popular Íñigo de la Serna después de que el PP perdiera la mayoría absoluta en las últimas elecciones municipales, un hecho que no sucedía desde 1995. En las dos últimas décadas los populares habían gozado siempre de mayoría absoluta. Santander es la única capital de provincia de España en la que nunca ha habido un cambio de Gobierno.

Esta modificación del Reglamento, anunciada por sorpresa, alimenta las sospechas de PSOE, PRC, Ganemos e IU sobre la connivencia entre el equipo de Gobierno del PP y Ciudadanos. Ya en el último Pleno municipal, quedaron perplejos después de que Ciudadanos se abstuviera en la votación de una moción que ellos mismos habían presentado junto al resto de partidos de la oposición. Durante el debate de la propuesta, el alcalde hizo una señal al portavoz municipal de Ciudadanos, David González, que a última hora cambió -junto a su compañero de partido Cora Vielba- el signo de su voto, lo que impidió que la iniciativa de apoyo al comercio minorista de la ciudad saliera adelante. 

Con la división del grupo mixto en tres, el Ayuntamiento de Santander pasará de tener cuatro a seis grupos municipales, un cambio en la organización interna del Consistorio que supondrá un incremento considerable del gasto. En la actualidad, cada grupo municipal tiene derecho a liberar a uno de sus miembros, que como portavoz percibe 42.000 euros brutos anuales, así como a contratar a una persona como administrativo, que en este caso ingresa 21.368 euros/brutos. Por cada tres concejales, los grupos pueden emplear a una nueva persona -a esta posibilidad sólo puede acogerse el grupo popular, que tiene 13 ediles; el siguiente grupo con mayor representación, el socialista, tiene 5 concejales-.  

Hasta ahora el grupo mixto se dividía en tres la retribución de la portavocía -14.000 euros cada uno-, si bien el líder de Ganemos, Antonio Mantecón, había renunciado al sueldo y parte de ello -el 40%- está destinado a emplear a una persona más como auxiliar. 

A este respecto, el regidor municipal ha indicado, a preguntas de los periodistas, que se va a intentar "en la medida de lo posible" que a la hora de repartir las indemnizaciones por asistencia a órganos de gobierno y municipales se mantenga un "equilibrio" con las cantidades globales asignadas en la actualidad. Y que se mantengan también, ha añadido, los repartos de cantidades por responsabilidades, como las ligadas a portavocías u otras eventuales, para que se queden "en los mismos valores" globales que ahora.

Desavenencias internas

El portavoz del PP y concejal de Obras, César Díaz, ha justificado el cambio del Reglamento en la mala relación que mantienen los tres partidos que conforman el grupo mixto. "Ante la actitud que han mostrado Ganemos e Izquierda Unida, excluyendo a Ciudadanos de todas las comisiones y órganos municipales, el equipo de gobierno considera necesario adoptar esta medida para garantizar la participación de todos, sin excepción", explica el comunicado remitido por los populares a los medios.

El desencuentro entre Ganemos e IU y Ciudadanos al que hace referencia Díaz se produjo el pasado mes de junio, durante la negociación para determinar las funciones y el reparto de áreas dentro del grupo mixto. Ningún representante del partido naranja acudió a la reunión convocada al efecto, con lo que las formaciones de izquierdas se dividieron su presencia en las comisiones, dejando a este último partido sin representación -puede acudir a las comisiones pero no votar-. Aquella decisión provocó la indignación de Ciudadanos, que cortó cualquier contacto con sus compañeros de grupo.

Por su parte, además de la ausencia "injustificada", Ganemos e IU argumentaron que Ciudadanos había rechazado previamente una propuesta consensuada en este sentido, en posibilitar la formación de grupos municipales con un mínimo de dos concejales para poder tener así mayor presencia en los grupos municipales de trabajo. Según su versión, Ciudadanos desestimó aquella medida alegando que la participación en las comisiones no es determinante. Junto a esta iniciativa, Ganemos presentó otra destinada a reducir significativamente los sueldos y dietas de la Corporación municipal. Ambas fueron rechazadas por el voto conjunto de PP y Ciudadanos. 

"Voluntad de diálogo"

En el mismo comunicado, Díaz ha aprovechado para asegurar que "el diálogo y la voluntad de llegar a acuerdos han presidido, desde el primer momento, la forma de ejercer la acción de gobierno del Partido Popular, que tiene como norma presentar al resto de grupos, antes de su tramitación administrativa, cada uno de los planes sectoriales, ordenanzas y proyectos de calado que plantea para la ciudad".  

La modificación del reglamento ha sido aprobada de forma unilateral por los populares en la Junta de Gobierno local, por lo que cualquier propuesta de los grupos de la oposición tendrá que llevarse a cabo vía enmienda en el Pleno, donde tendrá que ser aprobada definitivamente, revocando así el texto aprobado el pasado 29 de junio. 

"Pagar servicios"

"Todo esto tiene una causa clara. El PP no desea una mayor pluralidad en el Consistorio sino pagar los servicios prestados al partido de Albert Rivera, que propició la elección como alcalde de Íñigo de la Serna", ha aseverado Mantecón en una nota de prensa. 

El portavoz de Ganemos ha expresado su deseo de aprovechar la reforma del reglamento para "mejorar" el funcionamiento del pleno y de las comisiones. En primer lugar, señala, hay que dotar a las comisiones de "contenidos reales y de capacidad de decisión". "Actualmente, estos órganos solo sirven para que los concejales puedan cobrar las llamadas indemnizaciones por asistencia, salarios encubiertos para los concejales sin dedicación exclusiva", apostilla.

También propone dotar de "mayor agilidad" a los plenos y "atenuar la distancia" entre el equipo de gobierno y el resto de órganos. A su juicio, el funcionamiento del pleno es "demasiado directivo y autoritario". "Ese es el principal problema del funcionamiento del Ayuntamiento. No se fomenta la participación sino todo lo contrario. Lo más habitual, por poner un ejemplo, es que nos llegue la documentación de los plenos con uno o dos días de antelación. De esa forma, todos los grupos, salvo el del PP, 'estamos vendidos'. Así no se puede trabajar ni presentar propuestas serias por falta de tiempo", concluye. 

Igualmente, Mantecón ha anunciado a este diario que su partido presentará una iniciativa para que la ampliación del número de grupos municipales tenga un incremento del coste nulo o al menos muy reducido.  

También Miguel Saro ha considerado esta reforma "una ocasión para favorecer la participación vecinal y el trabajo de fiscalización de la oposición mediante un ejercicio real de transparencia". Sobre la propuesta del PP, el concejal de IU entiende que "es una medida que favorece la proporcionalidad en el Pleno, pero no es suficiente. "La existencia de un grupo mixto municipal es ilegal y contraria al principio de representación, como también firmaron Ganemos Santander Sí Puede y Ciudadanos junto a IU en el escrito solicitando respectivamente grupo propio tras constituirse la Corporación en junio", finaliza.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha