Casi 68.000 personas están vacunadas ya contra la gripe en Cantabria, con un centenar de casos confirmados

Una mujer recibe la vacuna contra la gripe en un centro de salud.

Cantabria ha administrado ya 67.800 vacunas contra la gripe desde que comenzó la campaña de vacunación el pasado 5 de noviembre, que avanza según lo planificado y la cobertura poblacional se prevé incrementar durante las próximas semanas, si bien hasta ahora solo ha confirmado un centenar de casos.

Aun así, la Consejería de Sanidad ha insistido en la importancia de la vacunación contra la gripe, la medida preventiva "más efectiva científicamente contrastada" para hacer frente a las consecuencias del virus gripal, por lo que ha animado a la población diana a vacunarse. Todas las vacunas antigripales de este año son tetravalentes, lo que representa un "notable incremento" en el coste de la partida destinada con el fin de ampliar la cobertura preventiva frente a serotipos gripales que puedan causar la onda epidémica.

Aunque la recomendación nacional es vacunar contra la gripe, preferentemente a partir de los 65 años, en Cantabria, al igual que en años anteriores, se recomienda a partir de los 60 años.

Además, está indicada en personas de entre 6 meses y 59 años que pertenezcan a alguno de los grupos con riesgo de graves complicaciones por la gripe, como los de enfermedades crónicas cardiovasculares (excluida la hipertensión arterial aislada) o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística o asma.

También se aconseja la vacunación a niños mayores de 6 meses y adultos con enfermedades metabólicas (incluida diabetes mellitus), obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, enfermedades neurológicas y neuromusculares graves, inmunosupresión por fármacos, trasplantes o personas VIH positivo, cáncer, fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad celiaca, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, implante coclear o en espera del mismo, o trastornos y enfermedades que conlleven disfunción cognitiva como el síndrome de Down o las demencias.

La vacunación está también indicada en mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación, así como en niños y adolescentes que reciban tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar síndrome de Reye tras la gripe.

Se insiste también en aconsejar la vacuna en personas que por su actividad puedan transmitir la gripe a quienes tienen un alto riesgo de presentar complicaciones como trabajadores y estudiantes en prácticas en los centros sanitarios; que trabajen en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos; que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores; y que conviven en el hogar, incluidos niños mayores de seis meses, con otras que pertenecen a alguno de los grupos de riesgo.

Otros grupos a los que se recomienda la vacunación son las personas que trabajan en servicios públicos esenciales, entre los que incluye a las fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos, servicios de protección civil y de emergencias sanitarias, así como trabajadores de instituciones penitenciarias, de otros centros de internamiento por resolución judicial y centros de acogida de inmigrantes. También a los trabajadores expuestos directamente a aves o cerdos en granjas o explotaciones y a aves silvestres por la posibilidad de infección conjunta de virus humano y aviar o porcino.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats