Los hosteleros cántabros piden más: abrir fronteras, toque de queda a las 23.00 horas y aforo al 50% en Semana Santa

El presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), Ángel Cuevas, en una protesta. Archivo.

Los hosteleros cántabros, tras la reciente apertura de los interiores al 33%, quieren más. En pleno debate nacional sobre si se permite la movilidad entre comunidades o no en Semana Santa, el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) se ha mostrado a favor de abrir fronteras.

Pero no solo eso, Ángel Cuevas ha pedido relajar aún más las restricciones, alargando el toque de queda a las 23.00 horas y ampliando el aforo del interior de los locales al 50% durante las festividades de Pascua.

"Ahí es cuando va a empezar el negocio. Todo lo que ha habido desde el 10 de octubre hasta ahora no es negocio, es salud mental para muchos empresarios porque quizás quieran abrir por tener su negocio limpio y ordenado; y nosotros queremos abrir en Semana Santa", ha afirmado Cuevas a preguntas de los periodistas este jueves en la presentación de la campaña 'Vale +' en Santander.

El presidente de los hosteleros cántabros, muy beligerante contra las medidas COVID durante toda la pandemia, en especial desde el polémico cierre de interiores durante la tercera ola, ha defendido para criticar esta medida, que ha estado vigente durante cuatro meses en esta comunidad, que los datos COVD de Cantabria, País Vasco y Madrid "han experimentado variaciones similares desde noviembre".

"Son una fotocopia", ha dicho, pese a que estas dos regiones han sido de las más golpeadas por la tercera ola, a diferencia de Cantabria, cuyos datos de incidencia del virus la han situado en los puestos de cola del ranking por territorios. Además, Cuevas ha obviado que en esta región las terrazas han permanecido abiertas durante todo este periodo, algo que en otras comunidades, como la vecina Euskadi, no ha sucedido.

"Queremos estar abiertos y trabajar", ha insistido Cuevas, que ha vuelto a pedir ayudas económicas, que en estos momentos "son de risa", para, al menos, cubrir los gastos generales de los negocios. En este sentido, ha apuntado que "casi todo el mundo" ha cobrado ya el primer 'cheque urgencia', en cuanto al segundo no lo ha cobrado "prácticamente nadie" y ha criticado la cuantía de las subvenciones recibidas.

"Un hotel de 50 habitaciones en Cantabria, con una inversión de cuatro o cinco millones de euros, ha recibido de ayudas 4.000 o 5.000 euros durante toda la pandemia", ha explicado Cuevas, que ha señalado que un bar de 60 metros cuadrados tiene de gasto medio al mes 3.000 euros cerrado.

En cuanto a la situación actual de las reservas de Semana Santa, el presidente ha avanzado que están en torno a un cinco o seis por ciento, sin gastos de cancelación, y están condicionadas "a lo que pase en los próximos días". "No hay reservas, no es nada significativo", ha trasladado Cuevas, que ha apuntado que a 20 días de que llegue la Semana Santa en años anteriores la ocupación ya rondaba el 50 por ciento.

Alternativas

Cuevas ha estado acompañado en este acto por la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), quien se ha mostrado partidaria de estudiar "un término medio" al cierre o la apertura total perimetral de Cantabria durante la Semana Santa y no acatar "el cerrar por cerrar".

"A lo mejor se puede valorar y poner encima de la mesa que entre el cierre y la apertura total puede haber algún acuerdo que podamos sostener el comer y respirar, la salud y la economía", ha valorado.

Así, se ha preguntado si se puede estudiar acordar el trasvase de gente entre comunidades que están en datos COVID similares para ayudar a la economía y no permitirlo en el caso de aquellas que tienen "la pandemia disparada", siempre y cuando no se corran "riesgos extremos" ni se salten los protocolos.

A su juicio, la situación no es la misma en Andalucía que en las comunidades uniprovinciales como Cantabria, en la que "somos pocas personas para retroalimentarnos entre nosotros económicamente", señalando que en algunas localidades como Isla "no hay flujo de personas para que abra un hotel".

"El cierre de Andalucía no es lo mismo que el cierre de Cantabria", ha sostenido la regidora, que ha defendido estudiar "otras soluciones" con el sector, que lleva mucho tiempo cerrado.

Finalmente, Igual ha puesto como ejemplo a la Comunidad de Madrid, que "ha tenido datos en donde la pandemia ha ido reduciéndose, los datos han ido mejorando, y no ha sido tan restrictiva como otras comunidades autónomas".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats