La portada de mañana
Acceder
Zapatero, a Madina: "Al verte en el hospital supe que el diálogo era mi deber"
Las claves de los fondos públicos de pensiones que prepara Escrivá
Opinión - Obligados a subvencionar la desigualdad, por Rosa María Artal

Los farmacéuticos cántabros reivindican su papel en la crisis de la COVID en su día mundial

Acto en el Parlamento de Cantabria con motivo del Día Mundial del Farmacéutico

Los farmacéuticos de Cantabria ha reivindicado este viernes su labor durante la crisis del coronavius, destacado su papel "proactivo y constructivo" aportando soluciones en materia asistencial, social y de salud pública.

En este sentido, han subrayado que en el futuro también quieren "ser parte de las soluciones que tengan que ver con la salud de todos los ciudadanos de esta Comunidad. Ese va a ser siempre nuestro camino, nuestro reto, mediante el trabajo diario que desempeñamos y del que tan orgullosos estamos".

Así se ha pronunciado la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria (COF), Rita de la Plaza, durante la celebración en el Parlamento de Cantabria del Día Mundial del Farmacéutico 2021, que se conmemora mañana sábado bajo el lema 'La cruz de la farmacia nunca se apaga'.

Un acto que ha contado con representantes institucionales de la Comunidad Autónoma, que han coincidido en destacar, reconocer y agradecer la labor de los farmacéuticos durante la pandemia de Covid-19.

En este sentido se han pronunciado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez; el presidente del Parlamento; Joaquín Gómez; y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, entre otros.

En el evento, en el que se ha presentado el libro 'La historia de la farmacia en Cantabria', también se han entregado las distinciones del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria 2021.

En su intervención, la presidenta del COF ha alertado acerca de los graves problemas que atraviesa la profesión por la pandemia, como la desinformación, "muchas veces desde las noticias falsas que derivan en desconfianza sobre el buen trabajo que se lleva a cabo desde las instituciones sanitarias".

Frente a ello, ha proclamado, "muestro deber como profesionales sanitarios es el de ser vigías de los ciudadanos" y "estar siempre de guardia para que el resto pueda ir retornando a la vida antes de la COVID".

De la Plaza ha reconocido que "no siempre nos hemos sentido comprendidos y apoyados, pero, así todo, siempre nos ha movido volcarnos con las personas que acuden a las farmacias". Al respecto ha reivindicado que no se deje de lado "la compenetración que tenemos entre todos los profesionales de la salud", con los que han "estrechado lazos tomando decisiones de forma conjunta".

La presidenta de los farmacéuticos ha subrayado que la "máxima obsesión" del colectivo "ha sido, es y será que ningún paciente se quede sin su medicamento y que ninguna farmacia cántabra cerrara por la pandemia".

Para lograrlo, ha afirmado que su actitud ante la Administración "ha sido siempre constructiva, intentando dar una respuesta eficaz y viable a cada uno de los retos que se nos ha planteado". "Creo honestamente que hemos contribuido a evitar el colapso y la sobrecarga de hospitales y centros de salud", ha subrayado.

Por su parte, el presidente de Cantabria ha asegurado que el Gobierno al completo seguirá ayudando a la profesión farmacéutica a promocionar la salud de los cántabros. Una labor que se ha puesto de manifiesto durante este "terrible" último año y medio, en el que los profesionales "han estado a la altura de las circunstancias".

Revilla ha destacado que las relaciones del Gobierno de Cantabria con las farmacias son cordiales y fluidas, de lo que da buena cuenta el "éxito" en la implantación de la receta electrónica en la región. Por eso, "tenemos que seguir colaborando y avanzar para seguir facilitando las cosas a los ciudadanos", ha reiterado.

Por su parte, el consejero de Sanidad les ha calificado de "colectivo esencial" tanto en el sistema sanitario como en la sociedad, y en el "apoyo y asesoramiento al ciudadano", tarea, ésta última, "fundamental".

Una labor, ha dicho, que se ha multiplicado desde que comenzó la pandemia y que no ha cesado, por lo que ha reivindicado su papel como "agentes de salud y parte esencial del sistema sanitario".

Por último, se ha mostrado dispuesto a ayudar a los farmacéuticos a afrontar "con éxito" los "grandes retos" que tiene que asumir la profesión, como seguir dando respuesta a los usuarios en las oficinas de farmacia. Una cooperación que es "clave" y mucho más en la Cantabria rural, donde la Administración sanitaria trabaja, junto con la Consejería de Presidencia, para "explorar diversas vías de colaboración" que mejoren la atención al paciente.

En el acto, una cita anual promovida por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) con el lema 'Farmacia: siempre de confianza, al servicio de tu salud', también ha participado el presidente del Parlamento, que ha reivindicado la "entrega, vocación y esfuerzo" de los farmacéuticos durante la pandemia y su carácter esencial entonces y ahora, "atendiendo, solucionando dudas y aconsejando a todos los que acudimos a sus farmacias".

En un sentido similar, la alcaldesa de Santander ha reconocido el "imprescindible" papel que ha jugado el farmacéutico durante la pandemia y ha destacado su implicación y trabajo en unos momentos tan difíciles para todos.

Por otra parte, ha anunciado que la fachada del Ayuntamiento se iluminará esta noche de color verde por el Día Mundial del Farmacéutico para promover y apoyar el papel que tienen estos profesionales en la prevención de enfermedades, promoción de la salud y seguimiento de tratamientos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats