La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

PRC y PSOE vuelven a rechazar deflactar el IRPF por ser “ineficaz” y tener menor impacto que otras en marcha

Pleno del Parlamento de Cantabria.

Regionalistas y socialistas han vuelto a rechazar este lunes la propuesta de la oposición de deflactar la tarifa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el tramo autonómico por ser una medida que, a su juicio, es “ineficaz” para ayudar a las familias más vulnerables y apuestan por medidas “más selectivas” y que, según han señalado, tienen un mayor impacto, como las que están en marcha.

Los dos partidos que sustentan al Gobierno de Cantabria con mayoría absoluta en el Parlamento regional han dicho de nuevo 'no' a esta medida en la que insiste la oposición y lo han hecho, además, por partida doble al rechazar, primero, una moción de Cs, y justo después, una del PP, en esta línea.

En la de Cs se instaba al bipartito PRC-PSOE a deflactar el tramo autonómico del IRPF y también a solicitar al Gobierno de España (PSOE-Unidas Podemos) que haga lo propio, todo ello con el fin de ajustar los tramos de la escala de dicho impuesto a la evolución de la inflación y a la capacidad económica real de los contribuyentes.

Y el PP, en la suya, también reclamaba deflactar “de manera inmediata” el IRPF en el tramo autonómico para “contrarrestar, de esta forma, el efecto de la subida de los precios, adaptándolo a la capacidad económica real de los contribuyentes”, si bien limitaba su petición a “todas las rentas inferiores a 60.000 euros”.

El hecho de limitar su petición las rentas inferiores a 60.000 euros, ha hecho que Vox no la haya apoyado, sino que se ha abstenido, al considerar que la medida debe ser para todas las rentas.

Por su parte, regionalistas y socialistas, a través de las diputadas Emi Aguirre y Noelia Cobo, respectivamente, han restado importancia al impacto de esta “medida estrella” de la derecha“ y han criticado que la presenten como la ”panacea“ cuando, a su juicio, tiene un efecto muy limitado y, además, afirman que no será inmediato.

Según han dicho, esta medida no beneficiaría a aquellas familias con las rentas más bajas y que no llegan al límite para tener que hacer la Declaración de la Renta, a lo que desde Cs han replicado preguntando “qué pasa” con quienes cobran 24.000, 25.000 o 30.000 euros, que en su opinión también lo están pasando mal y a las que sí beneficiaría la medida.

Además, como ejemplo del limitado impacto que, a su juicio, tiene la medida han indicado que ésta, para quienes cobran unos 20.000 euros, supondría un ahorro de apenas 80 euros al año y para quienes perciben 60.000 les supondría 300.

Regionalistas y socialistas han defendido que las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Cantabria y también el Ejecutivo central tienen un impacto mayor en el bolsillo de los ciudadanos.

Así, Aguirre (PRC) ha citado medidas con el fondo extraordinario de 15 millones aprobado por el Gobierno regional hace unos meses para ayudar a los sectores más perjudicados por la guerra en Ucrania; el incremento del 15% de la Renta Social Básica durante tres meses y otras dirigidas a “fortalecer” el Estado del Bienestar, como el bono social térmico, los del comedor o los bancos de libros, medidas que, según ha insistido, sí favorecen a los colectivos más vulnerables ante la actual coyuntura.

Además, ella y Cobo (PSOE) han citado también los descuentos en los bonos del transporte público del Gobierno de España.

Según ha dicho la portavoz socialista, mientras que la medida de deflactar el tramo autonómico que propone el PP podría supone un ahorro de “menos de 100 euros” al año a alguien con un sueldo de 24.000 euros, ha defendido que con una “sola de las medidas” puestas en marcha por el Ejecutivo de Sánchez, como la de los descuentos en el bono transporte, le estaría ahorrando a un ciudadano unos más de 500, a los que habría que añadir el impacto del resto.

Además, Cobo ha asegurado que la medida de deflactar el IRPF no tendría, a su juicio, un efecto inmediato ya que sería de aplicación de cara al periodo impositivo de 2023, cuya liquidación no sería hasta 2024, con lo que los “contribuyentes no verían el efecto de la medida hasta dentro de casi dos años”.

Por ello, a su juicio, se precisan de medidas “más inmediatas, más flexibles” y “más selectivas” dirigidas a los ciudadanos y a los sectores más afectados.

Sin embargo, PP y Cs han defendido que deflactar el IRPF sí tiene un efecto “inmediato” ya que los ciudadanos verían subir sus nóminas.

De esta forma, ambas propuestas, tanto la de PP como la de Cs, no han salido adelante. La de la formación naranja ha sido rechazada por 14 votos a favor y 21 en contra y la de los 'populares' tampoco se ha aprobado al obtener 12 'síes', 21 'noes' y 2 abstenciones (la de los diputados de Vox).

Tras la negativa de PRC y PSOE a deflactar el IRPF, el portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha deseado en que los ciudadanos les “cobren” a regionalistas y socialistas en las urnas, en mayo de 2023, el dinero que les están “esquilmando” y lo hagan, además, con “intereses”.

Por su parte, la popular, Isabel Urrutia, les ha reprochado la falta de “sensibilidad” que, a su juicio, muestran regionalistas y socialistas hacia los ciudadanos que están sufriendo la actual situación, mientras la Administración aumenta su recaudación.

Consejo de Seguimiento

Tampoco ha salido adelante, y de nuevo por el voto en contra del PRC y PSOE, una iniciativa de la formación naranja para instar al Ejecutivo regional a crear y poner en marcha en un mes el Consejo de seguimiento de la actividad de los entes del sector público institucional autonómico.

Regionalistas y socialistas votaron en contra al no aceptarse su enmienda que daba al Ejecutivo tres meses para hacerlo, si bien han asegurado que el bipartito creará este órgano “antes de final de año”, algo que la oposición no se cree.

Mientras el portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha asegurado que a PRC y PSOE les da “urticaria la transparencia”, la popular Isabel Urrutia se ha preguntado “qué miedo tienen” y “qué tienen que ocultar” para que no quieran poner en marcha este Consejo. “Seguro que tiene que haber algo”, ha dicho.

Ambos han criticado el retraso en la puesta en marcha de esta medida, prevista, según ha dicho, en la Ley de Régimen Jurídico, un retraso que desde los grupos que sustentan al Gobierno se ha reconocido pero se ha considerado “justificado”.

La regionalista Rosa Díaz ha justificado este retraso en el cambio en la titularidad de la Consejería de Economía y Hacienda, que ahora ostenta Ana Belén Álvarez, que sustituyó a María Sánchez; en las nuevas competencias que tiene este departamento de coordinación de la gestión de los fondos europeos y en que está inmerso en la elaboración de los Presupuestos del próximo año. Pese a todo, ha asegurado que el Gobierno tiene “voluntad” de poner en marcha este Consejo de Seguimiento.

Además, Gobierno y oposición no coinciden en cuánto se ha dilatado la puesta en marcha de esta medida, ya que mientras desde los grupos que sustentan al Ejecutivo se habla de un retraso de “10 meses”, desde el PP se asegura que es de “dos años y dos meses”.

Por su parte, Vox ve “loable” la iniciativa de Cs para intentar evitar la “habitual corrupción de baja intensidad” que, según ha dicho, lleva a cabo de forma “tan descarada” el Gobierno PRC-PSOE, más en este “fin de ciclo” del Ejecutivo, en el que socialistas y regionalistas están intentando “asegurarse un futuro más allá de mayo de 2023”.

Sin embargo, cree que este nuevo órgano “poco o nada va a aportar” y propone que dicho seguimiento de la actividad de las empresas del sector público la haga, a través de “convenios de colaboración”, el Tribunal de Cuentas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats