La portada de mañana
Acceder
PSOE y PP afrontan empatados el nuevo ciclo electoral con Vox en el 19%
El desafío de poner la tercera dosis a la población sana y joven
OPINIÓN | Pablo Casado os da las gracias, por Antón Losada

Santander inicia los trabajos de renovación urbana de la calle Antonio López

Archivo - Derribo muro.

El Ayuntamiento de Santander sigue avanzando en los trabajos del proyecto de derribo de naves y acondicionamiento y pavimentación de terrenos en la calle Antonio López, que desde este próximo lunes se centrarán ya en los preparativos para habilitar las nuevas aceras, una vez finalizado el derribo de los tinglados y habilitado el firme del futuro vial de acceso rodado de la calle.

El concejal de Fomento, César Díaz, ha pedido disculpas a los residentes y comerciantes de la calle por las molestias que las obras puedan ocasionar, y ha puesto en valor esta actuación que convertirá Antonio López en "un gran paseo" y contribuirá a revalorizar esta zona de Santander que ya concentra "importantes" dotaciones y equipamientos, ha indicado el Consistorio en nota de prensa.

Las obras, que ejecuta SIEC y suponen una inversión municipal de 1,5 millones de euros, darán continuidad al paseo marítimo desde el nuevo centro cívico de Tabacalera hasta la Biblioteca Central, conectando con el entorno del Barrio Pesquero, sin perder aparcamientos.

"Avanza este proyecto que transformará por completo la calle y mejorará sustancialmente la calidad de vida de los vecinos", ha destacado el edil, que ha detallado que esta próxima semana comenzarán los desvíos y renovación de servicios y canalizaciones para ejecutar después las aceras, unos trabajos que se llevarán a cabo en dos fases.

La primera de ellas, desde esta misma semana, se realizará entre los números 46 y 62 (la zona más próxima al Barrio Pesquero); y la segunda, a partir de la semana del 6 de diciembre, afectará al tramo desde el número 46 hasta el 38 de la calle (en la parte más próxima a Tabacalera).

Para poder acometer los trabajos, a partir de este lunes será necesario restringir el acceso a la calle, excepto a residentes y servicios de emergencias, y desviar el tráfico por el nuevo vial en zahorras, de modo que se pueda trabajar en la acera actual y el aparcamiento.

"Somos conscientes de los inconvenientes que los trabajos pueden suponer para los vecinos, pero estamos convencidos de que va a los merecer la pena", ha subrayado el edil, que ha subrayado que todo el proyecto se ha planteado en fases para evitar que haya zonas del vial ocupadas por las obras en las que no se esté trabajando, con el objetivo de minimizar afecciones.

Más espacio para el peatón y arbolado

Santander ganará 2.500 metros cuadrados más de espacios portuarios para uso ciudadano gracias a este proyecto, que es fruto del convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el Puerto, y que, en su momento, Iñigo de la Serna, al frente del Ministerio de Fomento, dotó al Puerto --mediante el Fondo de Compensación Portuaria-- de 1 millón de euros para que pudiesen trasladar los talleres que ocupaban los tinglados a otra zona.

La calle Antonio López, que ahora tiene una anchura de 14 metros, ganará ocho metros más hasta situarse en los 22, una superficie que se añadirá a la acera que discurre junto a los edificios para conseguir un gran paseo peatonal.

Las obras, en una superficie total de 8.245 metros cuadrados, permitirán aumentar la anchura del carril bici que, en su tramo final, se separará del parque infantil, como propusieron los vecinos, evitando las interferencias entre ciclistas y usuarios que se producen actualmente junto a este parque, y se aprovechará para prolongarlo hasta el acceso a la Biblioteca Central y facilitar el desplazamiento en bicicleta hasta este equipamiento.

En el primer tramo de la calle --frente al nuevo centro cívico Tabacalera-- y en el extremo final --el más cercano a la calle Ruiz Zorrilla--, el vial se colocará al nivel de la acera, de manera que el peatón tendrá prioridad al convertirse en zonas semipeatonales. Además, la actuación contempla la plantación de 127 árboles nuevos, frente a los 32 existentes en la actualidad, cuyas especies se están escogiendo ya en coordinación con viveros especializados.

Para avanzar en los trabajos, es necesario trasplantar 25 abedules, en base a un estudio elaborado desde el Servicio de Parques y Jardines, y todos ellos se plantarán de nuevo en tres zonas diferentes del Alisal, entre las calles Los Alcornoques, Los Encinares y Los Plátanos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats