eldiario.es

9

El necio mira al dedo

El asesinato de Khashoggi apunta arriba, a las amistades peligrosas de nuestras élites y las saudíes, pero nos hacen mirar hacia abajo y culpar a los trabajadores gaditanos

Cuando el asesinato de Khashoggi apunta a la Luna, aquí nos hacen mirar el dedo. Nos dicen que no podemos romper relaciones con Arabia Saudí porque 6000 personas en Cádiz perderían su empleo. PSOE, PP y Ciudadanos aseguran que les encantaría defender los derechos humanos saudíes pero antes tienen que defender los puestos de trabajo españoles. El asesinato de Khashoggi apunta arriba, a las amistades peligrosas de nuestras élites y las saudíes, pero nos hacen mirar hacia abajo y echar la culpa a los trabajadores gaditanos.

La decapitación del periodista apunta a un régimen que financia el yihadismo por el mundo, que utiliza el dinero del petróleo para la difusión del islamismo radical y para el chantaje a las democracias occidentales, que asesina a civiles en hospitales, colegios, plazas de Yemen, que encarcela a mujeres progresistas y persigue, tortura y aniquila a disidentes, pero el responsable de que sean nuestros amigos y de que sigamos vendiéndoles armas, es el obrero de Navantia, el currito de San Fernando. Claro que sí, pisha.

Pues no. La única responsabilidad de esta infame relación la tienen esos gobiernos, jefes de Estado y grandes empresas que llevan años haciendo negocio con los sanguinarios sátrapas saudíes y ahora se avergüenzan un poquito porque ha trascendido que descuartizan, decapitan y entierran a sus enemigos en el jardín de casa. La responsabilidad es de monarquías como la nuestra que desde Juan Carlos I a Felipe VI han hecho migas (y fortuna), en nuestro nombre, con la execrable monarquía saudí. Como diría Casado, cuando Arabia corta cabezas, estamos diciendo: ¡Viva el rey!

Es el capitalismo, amigos, y no se puede hacer nada. Es la realpolitik que dicen los repipis. Pero es falso. Política real también es cambiar las cosas. La Unión Europea ha pedido el embargo de venta de armas a los árabes. Alemania la ha congelado. Francia e Inglaterra se mueven en la misma dirección. Y los jeques saudíes se remueven inquietos. Se puede hacer, se puede hacer frente común contra regímenes terroristas y a favor de los derechos humanos. No es política ficción, es real.

Se puede también hacer un fondo europeo para garantizar los puestos de trabajo afectados y reconvertir sus sectores hacia actividades económicas más constructivas, no destructivas. Eso es lo que tendría que proponer Pedro Sánchez, que se dice socialista y va muy por detrás en derechos humanos de la liberal Angela Merkel. No van a desaparecer ni el capitalismo ni el totalitarismo salvajes, pero debemos exigir a nuestros gobiernos que dejen de trapichear con asesinos, que no armen a los terroristas que después nos matan, que no nos carguen con la muerte de civiles.

No miremos el dedo, miremos hacia donde apunta. La decapitación de Khashoggi señala que es el mundo el que está decapitado.

Carne Cruda cumple 10 años gracias a sus oyentes
Ayúdanos una temporada más. ¡A por la décima!

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha