“Los autónomos son la empresa más grande de Castilla-La Mancha”

Miguel Ángel Rivero, presidente de ATA Castilla-La Mancha

Casi cuarenta años lleva Miguel Ángel Rivero, presidente de ATA Castilla-La Mancha, como trabajador autónomo. “Siempre me ha parecido bien cualquier ayuda al nuevo autónomo, pero ¿qué pasa con nosotros? ¿Qué pasa con quien necesita mantenerse?, reflexiona. Y es que, recalca, ”los autónomos son la empresa más grande de Castilla-La Mancha“, con unas 150.000 personas.

“Tenemos un problema, porque cuando cierra una empresa y se van 300 personas al desempleo, sale en todas las páginas de los diarios. Si caen 1.000 autónomos, no salimos en ningún sitio”, lamenta. A esto, añade que si cada una de las personas autónomas contratara a otra, en la región habría “déficit de mano de obra”. “La persona autónoma asienta población, genera puestos de trabajo estable, sobre todo en el mundo rural”, recalca.

Tras la aprobación de la estrategia de impulso al trabajo autónomo, en la que ATA participó activamente, Rivero resalta que siempre estarán dispuestos a colaborar en cualquier aspecto que sirva para reforzar la presencia de los trabajadores en la región. Sin embargo, recalca que se debe poner más atención en las ayudas para las personas autónomas que llevan más tiempo trabajando. “Es algo primordial”.

Por eso, valora positivamente la estrategia, porque “no sólo se toma en cuenta el inicio del autoempleo, sino también en darle continuidad al trabajo autónomo. Estas son las medidas que siempre hemos reclamado, porque el problema es subsistir. Y esta estrategia sí contemplan el proyecto de autoempleo que ya esté puesto en marcha, una de las medidas que más nos interesaban”, recalca Rivero.

Para ATA, explica, el medio rural también era otro de los puntos fundamentales a tratar. “Hay profesiones de todo tipo que se pueden ejercer, pero se necesitan infraestructuras mínimas como la cobertura de internet o de carretera para poder enviar los productos o ejercer su profesión, como fisioterapeutas o abogados”, señala. “Los autónomos no conocen fronteras a la hora de irse a una población más pequeña”, recalca.

“Estamos difundiendo la información entre nuestros asociados, y estaremos pendientes y presentes en las mesas de trabajo, ya llevamos dos años en ello”, asegura. Rivero también valora que las ayudas han sido generosas, por lo menos “en comparación con otras comunidades”. “Siempre se quedan cortas las ayudas, indudablemente, pero ha sido ágil y no ha sido cicatero”, enfatiza.

Eso sí, recuerda que hay 4.500 personas que siguen en situación de cese de actividad, algo que ya acabará en febrero. “Entonces tenemos el temor de qué pasará después. Quiero ser precavido, no queremos ser negativos, pero observamos cómo cierran muchos comercios y no queremos que cuando se acabe esta prestación otros no vuelvan a abrir”, concluye.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats