La portada de mañana
Acceder
La solución que plantea el PP sobre las nucleares no alivia el ahorro energético
Somos una sociedad 'alcoholocéntrica' y los abstemios lo sufren
Opinión – La ‘sentá’ del rey, por Marco Schwartz

Uno de cada cuatro castellanos y leoneses se encuentra en riesgo de exclusión social

Europa Press

0

El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE) ha alcanzado el 23,1 % en Castilla y León, inferior que la media del país, que sube 0,8 puntos hasta el 27,8 % , “el dato más elevado desde el año 2016”, pero superior respecto al porcentaje de la anterior encuesta cuando la tasa AROPE se situó en el 19,8% en la comunidad autónoma, por lo que repunta 3,3 puntos.

La pandemia aumentó la pobreza hasta el 21,7% de la población, el dato más alto en los últimos cinco años

Saber más

Las tasas AROPE de riesgo de pobreza o exclusión más elevadas se dieron en Extremadura 38,7%, Andalucía 38,7% y Canarias 37,8% con Castilla y León en mitad del ranking, en concreto en nuevo puesto, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2021 publicada por este miércoles por el INE. Por su parte, la Comunidad Foral de Navarra con el 14,7% y el País Vasco con el 16 % presentan las tasas de riesgo de pobreza o exclusión social más bajas.

La encuesta incluye la nueva definición de tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE que afecta a dos de sus tres dimensiones: ahora es carencia material y “social” severa, y hay una nueva definición de baja intensidad en el empleo mientras que la definición de riesgo de pobreza no cambia.

A nivel nacional, ha aumentado la tasa AROPE en dos de sus tres componentes, el del porcentaje de población en situación de baja intensidad en el empleo, que sube del 10% de 2020 al 11,6% de 2021, y el de la población en riesgo de pobreza, que pasa del 21% al 21,7%. Por el contrario, el porcentaje de personas residentes en hogares con carencia material y social severa se redujo dos décimas hasta el 8,3% de 2021.

Y respecto a las tasas de riesgo de pobreza, las más elevadas se dieron de nuevo en Extremadura con el 32,3%, Andalucía con el 32,3% y Canarias con el 28,4% mientras que la Comunidad Foral de Navarra con el 9,8% y el País Vasco con el 12,2 % presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas, con Castilla y León de nuevo en noveno lugar (17,9%).

Por su parte, el 6,7% de los hogares de Castilla y León tiene muchas dificultades para llegar a final de mes y un 24,1% no tiene capacidad para hacer frente a gastos imprevistos, datos que mejoran en este caso los resultados de la encuesta anterior cuando los porcentajes ascendieron al 8,4% y al 24,7%.

Además, el 10% de los castellanos y leoneses admite retrasos de pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos y el 26,4 % asegura que no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.

Según la encuesta del INE, los ingresos medios anuales más elevados en 2020 se dieron en el País Vasco con el 15.544 euros por persona, Comunidad Foral de Navarra con 15.269 euros y la Comunidad de Madrid con 14.836 euros y con 12.656 euros por persona en el caso concreto de Castilla y León que supera la media (12.269 euros) pero empeora ligeramente el dato de la encuesta anterior, cuando alcanzó los 12.697 euros.

Por su parte, los más bajos se registraron en Extremadura con 9.500 euros por persona, la Región de Murcia con 9.931 y Andalucía con 9.915.

Asimismo y según esta misma estadística, Canarias con el 15,2%, Andalucía el 12,5% y la Región de Murcia con el 11,8 % fueron las comunidades autónomas con mayores porcentajes de personas que llegaban a fin de mes con “mucha dificultad” en 2021 y las que presentaron los menores porcentajes fueron La Rioja con el 3,1 %, el País Vasco con el 4,6 % e Islas Baleares y con Castilla y León en quinto lugar por la cola junto con Asturias con un 5,4%

Por su parte, el 49,8 % de la población de Canarias, el 43 % de la de Región de Murcia y el 42,4 % de la de Andalucía no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos. En el lado contrario se situaban País Vasco con el 18,4% y la Comunidad Foral de Navarra con el 20,9%.

Asimismo, Andalucía 45,7 %, Región de Murcia 44,4 % y Extremadura 41,6 % presentaron los mayores porcentajes de personas que no podían permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año en 2021. Los porcentajes más bajos correspondieron al País Vasco 16,4 %, la Comunidad de Madrid 21,4% y La Rioja con el 22,4 %.

En el caso de hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos, Canarias con el 26,2 % , la Región de Murcia con el 21,3% e Islas Baleares con el 20,3 % presentaron los porcentajes de población más altos. Por el contrario, La Rioja con el 8% y el País Vasco 8,8 % registraron los más bajos.

El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE) ha alcanzado el 23,1 % en Castilla y León, inferior que la media del país, que sube 0,8 puntos hasta el 27,8 % , “el dato más elevado desde el año 2016”, pero superior respecto al porcentaje de la anterior encuesta cuando la tasa AROPE se situó en el 19,8% en la comunidad autónoma, por lo que repunta 3,3 puntos.

La pandemia aumentó la pobreza hasta el 21,7% de la población, el dato más alto en los últimos cinco años

Saber más

Las tasas AROPE de riesgo de pobreza o exclusión más elevadas se dieron en Extremadura 38,7%, Andalucía 38,7% y Canarias 37,8% con Castilla y León en mitad del ranking, en concreto en nuevo puesto, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2021 publicada por este miércoles por el INE. Por su parte, la Comunidad Foral de Navarra con el 14,7% y el País Vasco con el 16 % presentan las tasas de riesgo de pobreza o exclusión social más bajas.

La encuesta incluye la nueva definición de tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE que afecta a dos de sus tres dimensiones: ahora es carencia material y “social” severa, y hay una nueva definición de baja intensidad en el empleo mientras que la definición de riesgo de pobreza no cambia.

A nivel nacional, ha aumentado la tasa AROPE en dos de sus tres componentes, el del porcentaje de población en situación de baja intensidad en el empleo, que sube del 10% de 2020 al 11,6% de 2021, y el de la población en riesgo de pobreza, que pasa del 21% al 21,7%. Por el contrario, el porcentaje de personas residentes en hogares con carencia material y social severa se redujo dos décimas hasta el 8,3% de 2021.

Y respecto a las tasas de riesgo de pobreza, las más elevadas se dieron de nuevo en Extremadura con el 32,3%, Andalucía con el 32,3% y Canarias con el 28,4% mientras que la Comunidad Foral de Navarra con el 9,8% y el País Vasco con el 12,2 % presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas, con Castilla y León de nuevo en noveno lugar (17,9%).

Por su parte, el 6,7% de los hogares de Castilla y León tiene muchas dificultades para llegar a final de mes y un 24,1% no tiene capacidad para hacer frente a gastos imprevistos, datos que mejoran en este caso los resultados de la encuesta anterior cuando los porcentajes ascendieron al 8,4% y al 24,7%.

Además, el 10% de los castellanos y leoneses admite retrasos de pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos y el 26,4 % asegura que no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año.

Según la encuesta del INE, los ingresos medios anuales más elevados en 2020 se dieron en el País Vasco con el 15.544 euros por persona, Comunidad Foral de Navarra con 15.269 euros y la Comunidad de Madrid con 14.836 euros y con 12.656 euros por persona en el caso concreto de Castilla y León que supera la media (12.269 euros) pero empeora ligeramente el dato de la encuesta anterior, cuando alcanzó los 12.697 euros.

Por su parte, los más bajos se registraron en Extremadura con 9.500 euros por persona, la Región de Murcia con 9.931 y Andalucía con 9.915.

Asimismo y según esta misma estadística, Canarias con el 15,2%, Andalucía el 12,5% y la Región de Murcia con el 11,8 % fueron las comunidades autónomas con mayores porcentajes de personas que llegaban a fin de mes con “mucha dificultad” en 2021 y las que presentaron los menores porcentajes fueron La Rioja con el 3,1 %, el País Vasco con el 4,6 % e Islas Baleares y con Castilla y León en quinto lugar por la cola junto con Asturias con un 5,4%

Por su parte, el 49,8 % de la población de Canarias, el 43 % de la de Región de Murcia y el 42,4 % de la de Andalucía no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos. En el lado contrario se situaban País Vasco con el 18,4% y la Comunidad Foral de Navarra con el 20,9%.

Asimismo, Andalucía 45,7 %, Región de Murcia 44,4 % y Extremadura 41,6 % presentaron los mayores porcentajes de personas que no podían permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año en 2021. Los porcentajes más bajos correspondieron al País Vasco 16,4 %, la Comunidad de Madrid 21,4% y La Rioja con el 22,4 %.

En el caso de hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos, Canarias con el 26,2 % , la Región de Murcia con el 21,3% e Islas Baleares con el 20,3 % presentaron los porcentajes de población más altos. Por el contrario, La Rioja con el 8% y el País Vasco 8,8 % registraron los más bajos.

El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social (tasa AROPE) ha alcanzado el 23,1 % en Castilla y León, inferior que la media del país, que sube 0,8 puntos hasta el 27,8 % , “el dato más elevado desde el año 2016”, pero superior respecto al porcentaje de la anterior encuesta cuando la tasa AROPE se situó en el 19,8% en la comunidad autónoma, por lo que repunta 3,3 puntos.

La pandemia aumentó la pobreza hasta el 21,7% de la población, el dato más alto en los últimos cinco años

Saber más

Las tasas AROPE de riesgo de pobreza o exclusión más elevadas se dieron en Extremadura 38,7%, Andalucía 38,7% y Canarias 37,8% con Castilla y León en mitad del ranking, en concreto en nuevo puesto, según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2021 publicada por este miércoles por el INE. Por su parte, la Comunidad Foral de Navarra con el 14,7% y el País Vasco con el 16 % presentan las tasas de riesgo de pobreza o exclusión social más bajas.

¿Quién está en riesgo de pobreza?

La Unión Europea ha desarrollado un indicador compuesto de pobreza, que integra la tasa de riesgo de pobreza monetaria (con una renta anual inferior al umbral de la pobreza, unos 8.000 euros) y otros dos indicadores.

El primer indicador es la carencia material severa de bienes. Es decir, cuando las familias no pueden permitirse cuatro de los nueve ítems siguientes: irse de vacaciones al menos una semana al año; una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días; temperatura adecuada en casa; no poder afrontar gastos imprevistos de 650 euros; retrasos en el pago de hipoteca, alquiler, recibos o en otras compras, tener automóvil, teléfono, televisor o lavadora.

El segundo criterio es una intensidad laboral muy baja en el hogar: a 59 años que hayan trabajado menos del 20% de su potencial total.

A partir de estos tres indicadores se consideran personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social: estar en riesgo de pobreza monetaria, sufrir carencia material o tener entre todos los miembros una muy baja intensidad laboral