eldiario.es

9

CATALUNYA

Acordonan una zona de la playa del Somorrostro de Barcelona por un posible proyectil de guerra

Especialistas de la Armada tratarán de confirmar si el objeto localizado por un buceador el domingo por la tarde es un proyectil de guerra

Acordonan una zona de una playa de Barcelona por un posible proyectil

La playa del Somorrostro de Barcelona, acordonada desde esta mañana por efectivos de los Mossos d’Esquadra, por la presencia de un objeto en el fondo del mar que podría ser un proyectil. EFE

Una parte de la playa del Somorrostro de Barcelona permanece acordonada después de que un buceador localizase este domingo un objeto a unos cinco metros de la orilla que por su tamaño y forma podría ser un proyectil de guerra.

Según ha informado este lunes la Guardia Civil, un buque de la armada se dirige a la zona, donde prevé llegar a lo largo de la tarde de este lunes para tratar de confirmar que se trata de un proyectil.

El objeto fue localizado sobre las 16.05 horas de este domingo cuando un buceador detectó un objeto que podría ser un proyectil de guerra a entre cuatro y cinco metros de la orilla, por lo que se procedió a acordonar la zona.

La Armada ya tuvo que intervenir en el litoral barcelonés el pasado agosto al detectarse un artefacto, a tres metros de profundidad y a 25 metros de la costa, que resultó ser una bomba de la Guerra Civil. 

El hallazgo, por parte de un agente fuera de servicio del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), obligó a cerrar la Playa de Sant Sebastià durante dos días, hasta que el artefacto fue detonado por los artificieros. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha