eldiario.es

9

CATALUNYA

Los exlegionarios de Barcelona se quedarán sin el solar que les cedió gratis el Gobierno del PP para sus desfiles

La propuesta del Ayuntamiento de destinar el terreno a un proyecto deportivo para refugiados convence a vecinos y a la propiedad, el Consorcio de la Zona Franca

Durante el mandato de Rajoy, el Consorcio cedió el solar a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios alegando que ya lo ocupaban antes

Los vecinos exigen que también se eche al colectivo militar del antiguo cuartel que utilizan como sede, extremo que no todavía no se han contemplado

37 Comentarios

Los antinguos legionarios de Barcelona durante la procesión del Cristo de la Buena Muerte

Los antinguos legionarios de Barcelona durante la procesión del Cristo de la Buena Muerte Enric Català

Los desfiles de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona tienen los días contados en el solar público de 5.000 metros cuadrados que ocupan gratuitamente desde 2013. Después de años de protestas de los vecinos del barrio de Sant Andreu, el Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa una propuesta que cuenta con el visto bueno de la propiedad, el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, ente que depende del Gobierno central. La intención es que el terreno tenga un uso social y deportivo en vez de destinarse a la actividad de los exmilitares.

Las conversaciones para acabar con el que ya se conoce como 'el solar de los legionarios' son a varios niveles y han intervenido vecinos, Ayuntamiento, el Consorcio y hasta el Comité Olímpico Internacional (COI). Éste último asumirá la iniciativa, que pasa por habilitar unas instalaciones deportivas pensadas para conectar al tejido social del barrio con los refugiados y asilados de Barcelona. El consistorio ha presentado este miércoles el proyecto tanto a las asociaciones vecinales como al delegado del Gobierno en el Consorcio, el exprimer secretario del PSC Pere Navarro. Ambas partes ven la idea "de forma positiva", han informado a eldiario.es fuentes conocedoras del encuentro.

Fue el predecesor de Navarro en el Consorci, el popular Jordi Cornet, nombrado por el Gobierno de Mariano Rajoy, el que aceptó en 2013 ceder el solar a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona. Lo hizo alegando que se regularizaba una ocupación que se venía dando desde años atrás y que la cesión era a precario, es decir, temporal y que finalizaría cuando se diera uso al solar. 

El terreno en cuestión se encuentra colindante con su local, ubicado en el 120-122 de la calle Torres i Bages, un edificio que ocupan desde hace décadas y por el que no pagan alquiler, porque está pendiente de ser derribado dentro del proyecto de urbanización de la zona, que en ese punto todavía no tiene fecha.  

Desde la cesión del solar, las asociaciones de vecinos se han movilizado contra la presencia periódica de sus desfiles, no solo porque rechazan su apología del militarismo e incluso del franquismo, tal como pudo comprobar eldiario.es, sino porque además el solar está al lado de un colegio público, el CEIP Eulàlia Bota. Con la llegada de los 'comuns' al Ayuntamiento, Ada Colau exigió al Consorcio –en el que el Ayuntamiento también participa– que retirara la cesión a los Legionarios, pero hasta no había puesto sobre la mesa una solución que agradara al ente. 

El Consorcio de la Zona Franca es uno de los principales propietarios públicos de suelo en Barcelona. En el caso de los exlegionarios, el Consorcio no sólo es propietario del solar donde ensayan, sino de todo un complejo de más de 100.000 metros cuadrados de los llamados Cuarteles de Sant Andreu. El ente compró el terreno al Ministerio de Defensa en 2004. Parte de los usos de la parcela son para equipamientos, algunos de los cuales se han mantenido encallados durante años, aunque en 2015, Colau consiguió pactar con el Consorcio la creación de una nueva guardería, un centro cívico y un paquete de pisos protegidos. La salida de los Antiguos Legionarios no se contempló en esa ocasión.

El espacio "adecuado" para el COI

Además de la llegada del socialista Navarro como responsable ejecutivo del Consorcio, la otra pieza que favorece el fin de la cesión a los exlegionarios es que el Ayuntamiento ha dado con un proyecto que satisface a vecinos y propiedad y que requiere de un gran espacio como el solar de Sant Andreu, difícil de encontrar en una ciudad como Barcelona.

Se trata de un proyecto social liderado por el Comité Olímpico Internacional (COI) para fomentar la convivencia entre vecinos y refugiados a través del deporte. Fuentes municipales aseguran que los representantes del organismo internacional han visitado los terrenos y los ven "adecuados". La colaboración entre el COI y el consistorio empezó a raíz de los contactos para celebrar en Catalunya los Juegos de Invierno de 2030, que impulsa ahora la Generalitat.

Primero el COI propuso crear unas instalaciones para detectar habilidades deportivas de élite entre los asilados de Barcelona para seleccionar a atletas refugiados, pero el consistorio optó por una propuesta con un mayor vínculo con el tejido social del barrio. Los detalles del proyecto, como los planos de las instalaciones y quién podrá beneficiarse de ellas, así como las actividades concretas, todavía no están cerrados. Deberán presentarse en la próxima reunión que mantendrán en marzo las partes, constituidas ya en comisión de seguimiento.

El objetivo vecinal, echar a los exlegionarios

"Lo del solar es un principio, pero nuestro objetivo es que tiren al suelo su sede y les echen de la zona", explica Santi Serra, presidente de la Asociación de Vecinos de Sant Andreu de Palomar, una de las tres que ha participado en la reunión de este miércoles y que vienen denunciando las actividades de la Hermandad. Para ellos, no solo hay que retirarles la cesión del terreno, vigente desde 2013, sino también echarles del edificio que usan como sede y como cantina desde hace décadas. El local está lleno de banderas españolas y hay fotografías del dictador Franco y de José Millán Astray, fundador de la Legión.

El futuro del edificio –en que vive una decena de familias– pasa porque la Hermandad tenga que abandonarlo cuando se ejecute el proyecto de reparcelación de los terrenos. Según aseguró el secretario general del Consorcio a Nació Digital en 2016, para hacer efectivo 'desahucio' de la asociación de exmilitares se les tendría que indemnizar con alrededor de 30.000 euros. La previsión inicial es que en ese emplazamiento se levanten viviendas. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha