eldiario.es

9

CATALUNYA

Barcelona quiere acabar con los carteles de 'prohibido jugar a pelota' en el espacio público

La alcaldesa Ada Colau asegura que su objetivo es "descriminalizar" el juego la ciudad, incluido el balón, aunque no pone calendario para retirar carteles

La normativa municipal recoge que el juego de pelota puede ser considerado un uso inadecuado del espacio público y multado con 750 euros

"Queremos reconocer el juego como un derecho en nuestra ciudad, para mejorar la calidad de vida de los niños y de los adultos", ha manifestado Colau

Niño con pelota. (Pxhere)

Barcelona quiere acabar con los carteles de prohibido jugar a la pelota. (Imagen: Pxhere)

Barcelona quiere retirar los carteles que prohiben jugar a la pelota en las plazas. No se sabe cuántos hay –son los responsables de los distritos quienes pueden colocarlos y no existe un censo global–, pero el Ayuntamiento sabe que se han convertido en un elemento habitual del paisaje urbano de la ciudad. Ahora el Gobierno de Ada Colau quiere eliminarlos y "descriminalizar" así su uso en el espacio público. 

Colau no ha puesto fecha a su retirada, que ha recordado que pasa también por cambiar la normativa municipal que establece que jugar a la pelota en el espacio público puede constituir una infracción que se puede multar con 750 euros. "Se prohíbe la práctica de juegos en el espacio público [...] que perturben los legítimos derechos de los vecinos", recoge la normativa, que prohíbe el uso de la pelota, así como el monopatín, si "conlleva peligro para bienes servicios o instalaciones".

En el consistorio consideran que bajo esta premisa, en Barcelona se ha tendido a restringir el uso de la pelota, y del juego en general, frente a otros usos del espacio público, como las terrazas, los comercios o los coches. "En el horizonte, el objetivo es clarísimo: descriminalizar el juego en general, no solo la pelota, y crear espacios de seguridad para todos, entre ellos criaturas y gente mayor, para que los carteles ya no sean necesarios", ha afirmado la alcaldesa. 

Además de convencer a los demás grupos políticos para cambiar la ordenanza, la decisión se augura complicada porque el uso del balón genera tensiones entre los vecinos. No tanto por el uso que puedan hacer de él los niños en una plaza, sino por el de algunos jóvenes que, con mayor intensidad y balones de cuero, pueden provocar desperfectos en comercios o en la vegetación de los parques. 

Para ello, desde el consistorio esperan poder extender modelos intermedios que se han promovido en algunos barrios y que consideran de éxito, como ha sido el cambio de balones de cuero por los de espuma en las plazas de Gracia. El problema, según valoran, es que hasta ahora se optaba casi por defecto por colocar carteles de prohibido jugar cuando se acumulaban quejas de vecinos. 

Las multas por este motivo, además, son muy reducidas. No se sabe la cifra exacta porque no hay una tipología concreta para el juego de pelota, pero las sanciones por actividades deportivas fuera de los espacios destinados para ello se han ido reduciendo de 39 en 2015 a solo una en 2017, según fuentes municipales. 

El derecho a jugar en Barcelona

Colau ha expresado su voluntad de retirar los polémicos carteles contra el juego con balón en un acto en el que ha presentado un plan para impulsar el juego infantil en la ciudad. "Queremos reconocer el juego como un derecho y elemento principal del espacio público", ha proclamado la alcaldesa, que ha anunciado que en su mandato se habrán invertido 20 millones en crear y renovar áreas de juego. 

El diagnóstico del consistorio es que Barcelona es una ciudad poco amable para los niños, que no invita al juego al aire libre. En una reciente encuesta a chicos y chicas de 6º de Primaria, un 40% contestaron que solo juegan en la calle un máximo de dos días a la semana. Dos de cada diez contestaron que no tienen un espacio seguro para jugar al aire libre cerca de casa, sobre todo los del centro de la ciudad.

Para revertirlo, además de la creación de nuevos parques infantiles y áreas de juego, Colau ha anunciado que en 2019 tendrán elaborado un Plan de Impulso del Juego en el Espacio Público 2020-2030. Antes de acabar el mandato, sin embargo, ya prevén la creación de 20 nuevos espacios lúdicos, de los cuales dos (el Parque de la Pegaso y el Parque Central de Nou Barris) serán cocreados, es decir, que los reformarán de acuerdo con un proyecto participativo en los centros escolares.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha