eldiario.es

9

CATALUNYA

El Vaticano aparta a un sacerdote acusado de abusos de menores en Girona

La Santa Sede le prohíbe al capellán, de 91 años, "cualquier tipo de contacto con menores" así como visitar los municipios en los que ejerció

El acusado fue durante 33 años el párroco de Vilobí d'Onyar (Girona) y 29 años del colegio Bell-lloc, en la misma provincia

El Obispado trasladó el caso a la Fiscalía de Girona, que archivó el asunto al haber prescrito los abusos

Irán rechaza la revisión del pacto nuclear para "no abrir la caja de Pandora"

El papa Francisco, en una imagen de archivo. EFE

El Vaticano ha apartado del sacerdocio a Tomás Pons, acusado por vecinos y exalumnos de la escuela Bell-lloc (Girona) de supuestos abusos durante tres décadas, y le obliga a pedir perdón a las víctimas. 

Además de no poder ejercer su ministerio, este párroco de Vilobí d'Onyar, de 91 años, no podrá mantener ninguna relación con menores y tampoco visitar las poblaciones donde ha ejercido, según las medidas anunciadas este lunes por el Obispado.

Tras finalizar su propia investigación, el Obispado envió la documentación a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede que es la que ha ordenado aplicar estas medidas. El pasado 7 de agosto, la Santa Sede resolvió imponer al cura "la prohibición total del ejercicio público del ministerio, de administrar el sacramento de la penitencia, de mantener cualquier tipo de contacto con menores, y de visitar las poblaciones donde ha ejercido su ministerio". Además, tendrá la obligación de residir "donde determine el obispo diocesano" y de llevar una vida de penitencia y oración y de pedir perdón a las víctimas".

El obispo de Girona ha comunicado "personalmente" al capellán estas medidas y ha dispuesto que se haga un "seguimiento de su ejecución y cumplimiento", además de informar a las víctimas. Asimismo, ha renovado su "condena de cualquier tipo de abuso, en línea con el pensamiento y la praxis del papa Francisco", según afirma el comunicado.

El pasado 4 de febrero, la comisión diocesana del Obispado de Girona empezó a trabajar en la investigación sobre los presuntos abusos sexuales que habría cometido durante tres décadas Tomàs Pons, quien fue 33 años párroco de Vilobí d’Onyar y 29 del colegio Bell-lloc de Girona, de alumnado masculino. Los miembros de esta comisión recogieron el testimonio de algunas de las víctimas y del párroco denunciado, así como de personas relacionadas con los hechos, como exalcaldes, en total una quincena.

Además de trasladar este caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Obispado presentó copia a la Fiscalía de Girona, que "respondió archivando las diligencias por prescripción"

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha