eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Las condiciones de ERC y la negativa de la CUP complican a Colau los pactos de gobierno

Barcelona en Comú se ha mostrado abierta a pactar con ERC, PSC y la CUP, pero los partidos independentistas marcan distancia después de la primera semana de conversaciones

Colau y los demás grupos, a excepción de la CUP, asisten a la firma de Trias de propuesta de renovación del Mobile World Congress hasta 2023

53 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Colau pide a los trabajadores del Ayuntamiento que no se crean los rumores y da tranquilidad

Ada Colau en la galería gótica del Ayuntamiento de Barcelona

Barcelona en Comú sigue en busca de pactos para reforzar su gobierno en minoría con 11 concejales, a 10 de la mayoría absoluta. En los últimos días se han encontrado con ERC, PSC y la CUP para buscar puntos de entendimiento que permitan aplicar su programa para la ciudad con estabilidad, pero de momento, no lo tienen fácil. La CUP ya les ha dejado claro que no entrará en el gobierno de Colau y Esquerra ha reforzado sus exigencias.

Esquerra y el PSC mostraron desde el primer momento su predisposición a encontrar acuerdos con los de Colau, pero la situación con los republicanos se va complicando por momentos. En dos reuniones, ERC y BComú han encontrado consensos en cuanto a los respectivos programas y las propuestas de transparencia y rendición de cuentas. Sin embargo, no han encontrado el encaje con respecto al proceso soberanista. Los de Alfred Bosch pedían un compromiso claro por la independencia y BComú buscaba una propuesta que los pudiera satisfacer.

El presidente de ERC Oriol Junqueras ha querido marcar la agenda este lunes y ha asegurado en una entrevista en Catalunya Ràdio que Colau debería sumarse a la hoja de ruta independentista para que la formación dé apoyo a su gobierno municipal. El texto establece los pasos acordados por CiU y ERC, con el apoyo de la ANC, hacia la independencia, partiendo de las "elecciones plebiscitarias" que convocará Mas para septiembre. Esta exigencia se aleja radicalmente de los postulados de BComú, que se reafirma en su compromiso por el derecho a decidir pero tiene en su seno posiciones enfrentadas sobre la independencia de Catalunya.

Desencuentro con la CUP

Con la CUP, la formación que podría parecer más cercana a BComú, teniendo en cuenta que se plantearon presentarse conjuntamente, es con quien está más claro que no habrá un entendimiento. Las dos formaciones no se encontraron hasta este lunes, pero antes de eso la CUP expresó desde varios altavoces que no entraría en el gobierno municipal y haría oposición. Esto se confirmó en el encuentro del lunes, tras el cual Barcelona en Común emitió un comunicado en el que decía que "respeta esta decisión que considera la pérdida de una oportunidad para hacer de Barcelona una ciudad más justa, menos desigual y más participativa".

Apoyo con reservas al Mobile World Congress

La tensión entre Barcelona en Comú y la CUP se ha evidenciado una vez más este martes con la presencia de Ada Colau en la formalización de la propuesta de oferta para mantener el Mobile World Congress en la capital catalana hasta 2023. Todos los grupos electos han acudido a la firma del alcalde, Xavier Trias, a excepción de la CUP, que declinó la invitación al considerar inaceptable que no se haya hecho un debate previo sobre el modelo de congreso. 

Barcelona en Comú ya había dejado claro durante la campaña electoral su posición favorable respecto a la celebración de esta convención en la ciudad, algo que consideran compatible con el "compromiso de mejorar las cláusulas de contractación" de sus trabajadores y con que "los beneficios repercutan en el conjunto de los vecinos de la ciudad".

De hecho, la comitiva de BComú -así como la de los demás partidos- se ha encontrado a la entrada del Ayuntamiento con una protesta de los huelguistas de Movistar, que se oponen a la firma. También en este caso el partido ha reiterado que el apoyo al MWC no es incompatible con el cumplimiento de sus compromisos con los huelguistas, que implica no renovar contratos con empresas que no garanticen un horario semanal máximo de 40 horas y un sueldo digno a sus trabajadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha