eldiario.es

9

CATALUNYA

La Economía en negro

Economia en colors obliga a preguntarse si TV3 se ha autoasignado la misión de propagar el mantra neoliberal

El periodista Tian Riba i Xavier Sala i Martín / TV3

El periodista Tian Riba y Xavier Sala i Martín / TV3

TV3 nos obsequió el pasado domingo en horario de máxima audiencia con el comienzo de un ampliamente publicitado programa sobre Economía a cargo del popular economista Xavier Sala i Martín. No sabemos si por mimetismo con las habituales chaquetas de colores del economista en cuestión, el programa se llama Economia en colors (Economía en colores). Dado el título del espacio y el medio, parece que el programa es un intento de divulgar algunos aspectos de la Economía para entender un poco las complejidades económicas del mundo que nos rodea. Podría considerarse una utilización adecuada del medio más popular para ampliar los conocimientos de sus espectadores.

Sin embargo, la elección del conductor del programa introduce algunas dudas e induce algunas preguntas. Hay bastantes economistas de diversas líneas ideológicas que colaboran con TV3, si bien casi todas moderadas y, por tanto 'respetables' según el sentir convencional. ¿No hay ningún otro economista catalán disponible para este programa? En la presentación del programa se destacó que Sala i Martín trabaja en la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y se le agradeció que estuviese en Barcelona para el programa. ¿Ignoran los directivos de la cadena que dicho economista vive largas temporadas en Barcelona, colabora con la Universidad Pompeu Fabra y tiene aquí bastantes actividades profesionales? (por ejemplo, fue tesorero del F.C. Barcelona entre 2009 y 2010)

Entre todos los numerosos economistas disponibles para poder llevar a cabo esta idea, TV3 ha elegido una persona que es ampliamente conocida por ser el economista más neoliberal de nuestra época en Catalunya. Sala i Martín ya participa con frecuencia en otros programas de la misma cadena, lo que podría interpretarse como la distribución, aunque sea bastante sesgada, de las oportunidades de expresión de los economistas. No obstante, el encargo de un programa de una hora en horario muy favorable dedicado exclusivamente a la Economía supone dar un trato bastante preferente a Sala i Martín.

¿No hubiera sido más interesante incluir cierto pluralismo ideológico en las explicaciones? Porque suponemos que TV3 sabe que en Economía no hay una sola explicación. ¿A qué es debida esta elección, a la excelencia del economista o a las preferencias ideológicas de la cadena?

En su primer episodio, Sala i Martín fue absolutamente coherente con lo que se podía esperar: agradable estilo, desenfadado y amistoso, buena capacidad de comunicación con sus interlocutores, tema de moda y, como tan a menudo en la economía convencional, un tratamiento absolutamente superficial.

Tras dedicar bastante tiempo a presentar el fútbol y el personaje de Guardiola, dedicó el programa a la innovación, si bien planteada en términos casi artesanales. Sala i Martín presentó una innovación que no desarrollan ni los investigadores ‘de bata blanca’ ni los departamentos de investigación -¿está seguro de que Zara no tiene un departamento de investigación o algo muy parecido?-, sino ‘emprendedores’ individuales, ingeniosos e inspirados en la observación casual. Sobre ella construirán enormes empresas para satisfacer un consumo masivo de productos banales. Parecía que Zara, Ikea, McDonald's o Starbucks, los ejemplos que se mostraron en el programa, son exclusivamente fruto de la capacidad individual y de la observación atenta de sus promotores. Y de pasada, casi sin que se note, ¡qué eficientes son estas empresas gigantes transnacionales!

En un guiño progresista, Sala i Martín también dijo que el 70% de las innovaciones las planteaban los trabajadores, pero no le preocupó si estos se beneficiaban en alguna forma de las mismas. Tampoco hizo ni una sola referencia a las trabajadoras a domicilio que producen a cambio de salarios miserables tanto en Galicia como en Bangladesh y que hacen competitivas a Zara, Ikea y otras muchas empresas; o a la prohibición de que existan sindicatos en McDonald's o a las múltiples facilidades con las que estas empresas disfrutan de las ayudas públicas. Nada de investigación avanzada, elaborada, que requiere personal bien cualificado, esfuerzos continuados, cuantiosas inversiones, compleja organización profesional, y mucha coordinación con la enseñanza pública. Basta con que un ‘emprendedor’ sea atento e ingenioso y surgirá un emporio empresarial.

¿Es esta la Economia en colors que puede ayudar a entender qué pasa en la Economía actual y cómo afecta a la ciudadanía lo que está pasando? La primera sesión se dedicó a una línea ideológica que es la que están intentando potenciar los grandes poderes económicos: los emprendedores. Es el ingenio, la inventiva y la imaginación personal lo que lleva a la creación de las mejores empresas. Una vez más, repetición de la ideología de moda con la que los poderes fácticos intentan convencer a los parados de que si ellos tuvieran la ingeniosidad, voluntad y ‘emprendeduría’ de estos ejemplos no tendrían problemas.

Incluso dentro de los propios términos de la economía convencional, parece grave su énfasis en que no es tema de departamentos de investigación ni de investigadores. Y que sus ejemplos consistan, casualidad, en empresas que se dedican a la producción de bienes de consumo banales y no a sectores capaces de hacer avanzar los procesos de producción del país. ¿Es este el mensaje a los estudiantes, a los trabajadores, a los empresarios, a los dirigentes de la sociedad? ¿Es el mensaje adecuado para estimular el avance social, el progreso personal, para construir una sociedad más eficiente y justa?
¿Cuánto cuesta este programa, cuántos profesores disponen de recursos parecidos a los que se pusieron de manifiesto en este programa?

No parece una utilización muy eficiente del dinero público. Habrá que esperar a nuevos episodios, pero el comienzo muestra, como no podía ser de otro modo, la línea por la que ha optado TV3 y las opciones ideológicas que expande. Economia en colors obliga a preguntarse si TV3 se ha autoasignado la misión de propagar el mantra neoliberal.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha