eldiario.es

9

CATALUNYA

El ayuntamiento de Colau critica el retraso de las inversiones del Estado en infraestructuras de Barcelona

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sánz, reprocha al gobierno de Rajoy que lleve "cuatro años reteniendo proyectos clave" como los accesos ferroviaros al puerto, la inversión en Cercanías o la estación de la Sagrera

La teniente de alcade, Janet Sánz, junto a Colau, durante la constitución del Consell Municipal de Nou Barris / Ajuntament de Barcelona

La teniente de alcade, Janet Sánz, junto a Colau, durante la constitución del Consell Municipal de Nou Barris / Ajuntament de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha criticado este sábado el retraso y el orden de prioridades de las inversiones pendientes del Estado en infraestructuras en la capital catalana. En un comunicado, el gobierno municipal ha reclamado más inversiones en la mejora de la red del transporte público, especialmente en Cercanías, que da servicio a miles de ciudadanos cada día.

Después de analizar en detalle los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 presentados esta semana, la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha reprochado al Gobierno central que las cuentas no recogen las inversiones más necesarias y de mayor retorno a día de hoy para los barceloneses. "El Gobierno central del Partido Popular lleva cuatro años reteniendo inversiones para grandes proyectos de infraestructura críticos para la ciudad, con un ritmo de implantación muy alejado de las previsiones y con unas prioridades claramente desenfocadas con las necesidades reales de los ciudadanos", ha asegurado Sánz.

Según el ayuntamiento de Colau, las propuestas de inversión futuras incluidas en los PGE para el 2016 "se corresponden poco con la dinámica inversora de los últimos años, en los que el Gobierno central no ha cumplido sus compromisos, aunque la mayoría de inversiones estaban incluidas en las cuentas anuales". Asimismo, esta dinámica "ha puesto trabas al desarrollo económico y a la creación de puestos de trabajo a la ciudad", según Sanz.

Para la teniente de alcalde, además, "se ha demostrado claramente que las inversiones en infraestructuras del Gobierno español no coinciden con los intereses de la ciudad, puesto que desde el Estado se destinan recursos a infraestructuras menos prioritarias".

En este sentido, a su juicio el tren lanzadera al Aeropuerto del Prat no tiene carácter prioritario en un contexto de puesta en marcha el próximo año del tramo de la Línea 9 entre el aeropuerto y Fira de Barcelona, y en cualquier caso, se opone a la introducción de un operador privado en la gestión de este servicio.

Sanz ha señalado los accesos ferroviarios al Puerto de Barcelona, las inversiones en Cercanías o la estación de la Sagrera y la adecuación de sus entornos y el carril bus de la B-23 como proyectos prioritarios, con un nivel de inversión muy bajo y que requieren una ejecución urgente.

De los accesos ferroviarios al Puerto, Sanz ha criticado que ya haga 9 años que se efectuó el estudio informativo y el proyecto todavía no esté licitado, mientras que los accesos viarios avanzan a un ritmo mucho más lento de lo esperado.

En cuanto a Cercanías, del plan y la inversión prometidos por el Ministerio de Fomento de 4.000 millones en toda la red no se ha ejecutado ni el 25 %, y, a la vez, las inversiones prioritarias pactadas con la Generalitat por valor de 306 millones también tienen un grado de ejecución totalmente insuficiente, asegura la teniente de alcalde.

En este sentido, Sanz ha añadido que, en Cercanías, las inversiones previstas no harán que esta red aumente la capacidad, la fiabilidad ni la frecuencia de la movilidad cotidiana de los ciudadanos de Barcelona, que es lo necesario en estos momentos.

Para Sanz, Barcelona necesita aumentar también la capacidad del transporte público viario de acceso a la ciudad desde su área metropolitana y, en este contexto, el carril bus en la B-23, según el proyecto realizado por la Generalitat, sería una inversión económica y de gran impacto sobre el reparto modal de acceso a la ciudad a favor de los modos más sostenibles.

Igualmente, la responsable urbanística de Barcelona ha reclamado la puesta en servicio de la nueva estación de Sant Andreu Comtal de Cercanías, una infraestructura a medio ejecutar que es capital para resolver la urbanización del entorno, mejorar la calidad de este espacio y retomar la obra principal en que está inserta, la de la plataforma de la Línea de Alta Velocidad en el Sector Sant Andreu.

Respecto a la estación de La Sagrera, el ritmo de avance de los trabajos desde que se puso en funcionamiento la alta velocidad ha sido muy bajo.

El presupuesto total es de 650 millones y, a pesar de que el Estado ha transferido a Adif un total de 255 millones para este proyecto, de momento sólo se han ejecutado 85 millones, por lo que faltan 565 millones para llevar a cabo la obra.

Por todo esto, Janet Sanz ha sostenido que los 36 millones reservados para la Sagrera en los PGE son claramente insuficientes.

Todos estos asuntos los abordará la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la reunión prevista para el próximo día 1 de septiembre, que tiene que servir, según el consistorio, para plantear la necesidad de desencallar estas infraestructuras poniendo el interés de la ciudad por delante de todo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha