eldiario.es

Menú

CATALUNYA

JxSí y el PP rechazan regular el precio del alquiler en la nueva ley catalana antidesahucios

Ambas formaciones votan en el Parlament contra de la propuesta de CSQEP, que recogía la del Ayuntamiento de Barcelona, para que la nueva ley limitara los precios del alquiler a los grandes propietarios

El Govern ya rechazó las alegaciones en el mismo sentido hechas por la administración de Colau en la mesa de trabajo de la nueva ley

Desde JxSí dejan la puerta abierta a tratar este asunto en la futura ley de alquiler catalana, que está en fase de estudio y tardaría años en entrar en vigor 

- PUBLICIDAD -
La CUP lanza un cronómetro del proceso con una cuenta atrás para el referéndum

Diputados independentistas aplauden en el pleno tras aprobar la celebración de un referéndum EFE

La regulación del precio de alquiler que propone el Ayuntamiento de Barcelona no entrará en la futura Ley de Medidas Urgentes que prepara la consellera encargada de Vivienda, Meritxell Borràs, en sustitución de los artículos anulados de la ley catalana antidesahucios. Los grupos de JxSí y PP tumbaron este jueves la propuesta de Catalunya Sí que es Pot que reclamaba definir el "alquiler abusivo" en la nueva norma, tal y como reclama el Ayuntamiento de Barcelona para hacer frente a la burbuja del alquiler.

Con el rechazo de esta proposición, el Govern da carpetazo final a un asunto que el equipo de Colau ha venido reclamado con insistencia para luchar contra la burbuja especulativa del mercado del alquiler que aseguran haber detectado en Barcelona. El Ayuntamiento de la capital ya realizó alegaciones en este sentido en la primera mesa de entidades que el Govern convocó tras la anulación de la ley antidesahucios, que fueron rechazadas. 

La propuesta que CSQEP presentó este jueves ante el pleno del Parlament volvía a instar al Govern a incorporar en la ley que prepara unos determinados criterios sobre el precio máximo del arrendamiento, como que supusiesen un esfuerzo mayor del 30% de los ingresos medios en el municipio. El texto señalaba a los grandes tenedores de propiedad inmobiliaria, apuntadas o susceptibles de ser apuntadas en el Registro de viviendas vacías de la Generalitat, así como a los fondos de titulización y las sociedades de gestión inmobiliaria.

El texto del grupo parlamentario de Podem, ICV y EUiA, que recogía  la petición en la que el equipo de Colau ha insistido durante los últimos meses, solo obtuvo el apoyo de los diputados de la CUP. JxSí y el PP se aliaron para rechazar la propuesta, mientras que Ciutadans y PSC optaron por la abstención. Este último grupo, que comparte gobierno con los comunes en el Ayuntamiento, presentó otro paquete de medidas sobre vivienda conjuntamente con CSQEP, en el que no se hacía mención a la regulación del precio del arrendamiento y se limitaba a reclamar un aumento de las ayudas al pago del alquiler, que también fue tumbada con los votos de JxSí. 

Desde el Deparament que dirige Borrás se ha rechazado incluir en la nueva ley de medidas urgentes regulación sobre el mercado del alquiler aludiendo que solo debe recoger lo suspendido de la ley 24/2015. Pese a eso, la nueva norma antidesahucios, que previsiblemente llegará al Parlament en las próximas semanas, rebajará de forma considerable la ley suspendida por el Constitucional.

Tanto la PAH como la Alianza contra la Pobreza Energética, impulsoras de la antigua ley, rechazan el nuevo texto aduciendo que la obligación de ofrecer una alternativa a las familias vulnerables queda circunscrita a las viviendas incorporadas en el registro de pisos vacíos de la Generalitat, de carácter voluntario, y que la cesión obligatoria a la administración de los pisos vacíos de grandes propietarios se ha sustituido por la cesión temporal de vivienda para interés social. Además no están de acuerdo con que la nueva norma no incorpore regulación de precios en el mercado del alquiler,  como reclama el Ayuntamiento de Barcelona, aunque desde la PAH consideran que a la propuesta del consistorio y la recogida por CSQEP todavía le falta valentía, pues debe regularse todo el mercado y no solo el correspondiente al registro de viviendas vacías.

Regulación en una futura ley de alquiler

Pese al rechazo de JxSí de introducir el ámbito del alquiler en la nueva ley de medidas urgentes, sí dejan la puerta abierta a tratar este asunto en la futura ley de alquiler catalana. El Departament ya ha formado una mesa de trabajo con diferentes administraciones, entidades y colectivos interesados para acercar posiciones sobre una futura Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para Catalunya. Pero, pese a estar en fase de estudio, de llegar a hacerse esta ley tardaría años en entrar en vigor. 

Desde el Ayuntamiento consideran que si se espera tanto para comenzar a regular el precio del alquiler podría llegarse tarde a lo que consideran una verdadera burbuja especulativa en el alquiler, no solo de la capital sino de todo el área metropolitana de Barcelona. Por ello opinan que en la ley de medidas urgentes hay una oportunidad para introducir de inmediato esta regulación.

Aunque la medidas de urgencia propuestas por el Ayuntamiento solo pasarían de momento por la regulación del alquiler para los grandes propietarios de vivienda, el plan de la administración Colau va más allá. Javier Buron, gerente de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, explicaba el pasado mes en una entrevista con Catalunya Plural su propuesta, que pasaría por elaborar un estudio de mercado que fijara precios de referencia no solo al consumidor sino al propio mercado, con consecuencias jurídicas para quien no cumpla.

"En determinados lugares los precios no pueden fluctuar libremente y tiene que haber límites", explicaba Buron, poniendo como ejemplo capitales europeas como Viena, Berlín o París. "Podemos esperar a que reviente el mercado de alquiler y que los contribuyentes paguen los platos rotos, como ya se hizo antes, o podemos tratar de enfriarlo, que es lo que no se hizo", defendía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha