eldiario.es

9

CATALUNYA

Camil Ros: «Las medidas de la Administración en El Prat pueden ‘cronificar’ el conflicto»

Para el secretario general de la UGT de Catalunya: «Es imprescindible que la gente que encuentre trabajo y no pueda salir de la pobreza tenga la renta garantizada para ayudarle»

El líder de la UGT catalana con las las historicas tres chimeneas de Barcelona al fondo

El líder de la UGT catalana con las las historicas tres chimeneas de Barcelona al fondo

La entrevista a Camil Ros, secretario general de UGT de Catalunya, se ha hecho en dos etapas. La segunda para actualizar datos respecto al conflicto, aún vivo, los trabajadores de los filtros de seguridad del Aeropuerto del Prat, tarea que gestiona la empresa Eulen.

-¿Cuál es su posición y en relación con el conflicto de Eulen. ¿Qué piensa del laudo que está en marcha?

Yo creo que la intervención del PP llega tarde, mal y es autoritaria, porque lo primero que hacen con el secretario de Estado es reñir a los trabajadores, y después, cuando viene el ministro, es decir: esto se arregla con Guardia Civil y laudos. Queda claro que así no arreglarán el conflicto, además de que respecto a la Guardia Civil, y al laudo, yo creo que podemos estar ante dos ilegalidades. Una, la conculcación del derecho de huelga al imponer la Guardia Civil, y la otra con las dudas razonables de que el laudo o arbitraje sea legal. Lo que deberían hacer es mejorar los concursos públicos de servicios y relacionados con la seguridad de El Prat.

-¿Cree que peligra el derecho de huelga?

Si resulta que estos días cuando han llevado la Guardia Civil, no se han hecho colas, parece que lo que pasaba es que hacía falta más persona, ¡no más Guardia civil! Y en cuanto a los servicios mínimos, yo creo que un 90% significa que en la práctica no hay huelga. Y si embargo si hay colas, es que no hay suficientes efectivos. Por lo tanto, se debe valorar qué hay que hacer, y eso lo tiene que hacer el comité de huelga. Yo pienso que las medidas adoptadas por la administración lo que pueden hacer es cronificar el conflicto. Además, el problema de fondo no es solo el de la seguridad en El Prat, porque el último año no ha parado de haber huelgas en esas instalaciones. Por tanto, lo que se debería hacer es una reunión con AENA sobre el Prat para poder hablar de los concursos, que están muy marcados por la precariedad laboral.

-¿Qué balance hace del cambio de actitud desde el último congreso de la UGT de Catalunya, que instó estar más presentes en los conflictos que en los despachos?

Yo creo que tenemos que ser un reflejo de la sociedad, a pesar de que tenemos una función de estar un poco a la vanguardia, estirando. En este sentido, si situamos el nivel de movilización y sobre todo de denuncia, yo creo que sí, que hemos entrado de lleno en el proceso de ofensiva sindical, lo que hace que veamos en estos momentos muchas movilizaciones de sector y huelgas de empresa .

-Y eso a qué se debe?

Es la explosión de la gente trabajadora que ve como la salida de la crisis no está repercutiendo en mejorar las condiciones de trabajo. Y eso si las políticas continúan igual, irá a más. Creo que la gente más que conformarse lo que tiene es ganas de cambiar la situación.


-Parece que hay una negociación con la patronal para fijar salarios para el año próximo y parece también que el acuerdo es difícil.

No se sabe si finalmente habrá acuerdo. En la banda baja se habla de un incremento del 1,2% y en lo alto el 2,5% y cláusula de revisión salarial a partir de un 2%. En esto último ponemos énfasis, porque es evidente a pesar de lo que dice la patronal en sus actos públicos: que hay recuperación económica y que las empresas van mejor. Pero en las mesas de negociación la actitud empresarial es la contraria, incluso de bloqueo. Así pues, una vez se supere el primer escollo, que es que haya un incremento salarial digno, el segundo elemento supone que si estamos en una situación que puede ser inflacionista, lo que hay que hacer es evitar que si haces un acuerdo salarial y la inflación se desmadra, el incremento ya no sea efectivo. Por tanto, se trata de garantizar el incremento de los salarios. Nosotros consideramos que el binomio incremento salarial y cláusula de revisión salarial deben ir juntos para que den el resultado que han de tener: que la gente recupere sus salarios y con ellos consuma más y así se impulse la economia.

-¿Desde el punto de vista de la UGT estaría de acuerdo en hacer un segundo acuerdo, de mejora, que afectara al ámbito catalán?

El acuerdo estatal del que hablamos es globalmente genérico, da las pautas y luego se concretarán en cada mesa de negociación de los convenios colectivos. Por lo tanto, los convenios de Catalunya es donde deberían situarse las exigencias salariales, que deberían estar de acuerdo con el sector y también con la realidad catalana.
Aquí vamos a entrar en la renovación del Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC) a partir del año próximo. Nunca hemos entrado en situar dígitos, pero hay que decir también que la prioridad desde el punto de vista sindical es llegar a situaciones de estabilidad de los puestos de trabajo y de crecimiento de los salarios. En este sentido en cualquier negociación de la AIC más allá de si se marcan dígitos o no, el elemento de recuperación de salarios debe ser imprescindible.

-No hace mucho, a consecuencia de un encuentro entre las direcciones de CCOO y USOC, Javier Pacheco hablaba de crear un frente sindical unitario, que superara el perímetro de la tradicional unidad de acción de CCOO y UGT, ¿como lo veis?

Camil Ros, secretario general de la UGT de Catalounya en su despacho

Camil Ros, secretario general de la UGT de Catalounya en su despacho LM



Esta es una propuesta del congreso de Comisiones que a nosotros no se nos ha planteado de manera formal y concreta. Creo que los dos sindicatos, UGT y CCOO, ya hemos hecho una función de liderazgo social en las diferentes plataformas contra los recortes o en las manifestaciones en favor de los presupuestos sociales. Por lo tanto, hemos ido situando elementos de movilización. En este sentido, en lo que sea ámbito de movilización, todo lo que se pueda sumar, tanto de organizaciones sindicales como sociales nosotros no lo vemos mal. Ahora, crear otras estructuras o volver a crear un marco de unidad de acción como tenemos los dos sindicatos yo creo que es bastante complejo dado que hay estrategias sindicales que pueden llegar a ser incluso contradictorias. Ahora bien, si encontramos puntos en común que puedan confluir en las movilizaciones, pues adelante. Lo que tenemos que hacer es sumar todas las fuerzas sociales para dar una respuesta social a la no distribución de los resultados de la recuperación.

-La reforma de la ley de las cooperativas ya es un hecho. ¿Tiene alguna información en relación con las inspecciones de trabajo que deberían haber hecho?

Hay que recordar que el cambio de la ley de cooperativas es fruto de una reivindicación sindical. A partir de la denuncia sindical de la situación que se da en falsas cooperativas del sector cárnico es cuando se crea la mesa. Hemos visto en algunas conversaciones que actores sociales y algunas empresas estaban de acuerdo con lo que ha significado el cambio de la ley, porque esta práctica de las falsas cooperativas supone un elemento de competencia ilegítima. Y ahora vemos con sorpresa la negativa por parte de algunas empresas a aplicar la ley de cooperativas. No tenemos conocimiento todavía de los efectos de la inspección de trabajo, que evidentemente debe actuar, y debe actuar de oficio, por ello, creo debería mirar la situación de los mataderos, que no son tantos, y actuar con contundencia.
Decir de manera clara y pública, como ha hecho la patronal, que no aplicará la ley de cooperativas, pone en cuestión al gobierno y creo que si esto ocurre, deberá actuar.


-En septiembre debe entrar en vigor la Renda Garantida de Ciutadania, ¿cree que esta será la principal aportación del sindicalismo a la recuperación del poder adquisitivo de la gente que menos tiene?

Por suerte, tenemos la ley ya aprobada. Procede de una movilización de muchos elementos, sociales y sindicales, llevada a cabo durante más de cuatro años. Esto hay que recordarlo y decir que los derechos no surgen de los parlamentos sino de la movilización. Ahora es necesario que el 15 de septiembre la renta se ponga en marcha y no haya problemas técnicos que lo retrasen.
Yo creo que estamos ante el primer derecho social adaptado a la salida de la crisis, porque cuando se recogía en el Estatuto de Autonomía la renta garantizada, se hacía sin tener la experiencia de la crisis y con muchas reservas. En este sentido es positivo que haya ciertos ámbitos de complementariedad de la renta garantizada con las rentas del trabajo, y que a partir de la aplicación de la ley no haya ningún hogar en Catalunya sin ingresos. Yo creo que este es un gran derecho social adquirido, lo que nos debe hacer sentir en todo el mundo social satisfechos y vigilantes con que se ha conseguido.
Sobre esto lo que hay que remarcar es que la renta garantizada se aprobó en el Parlamento por unanimidad. Y eso quiere decir que hemos hecho posibles mayorías inéditas.

-¿La lucha contra la pobreza se pone en primer plano, a pesar de la recuperación que se predica?

La lucha contra la pobreza debe ser una de las prioridades importantes, porque el tema ahora no solo es: si encuentras trabajo, sales de la pobreza, sino que, por desgracia puedes encontrar trabajo y no salir de la pobreza. Por ello es imprescindible que la gente que encuentre trabajo y no pueda salir de la pobreza tenga la renta garantizada que le ayude en esta dirección.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha